Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Entre utopías y previsiones

Escrito por smpmanizales 29-10-2012 en General. Comentarios (0)

 

 
Por: Gonzalo Duque-Escobar
 
Nuevos tiempos y circunstancias como las que vive Colombia, permiten partir de las proezas del pasado para construir visiones que permitan enfrentar los complejos retos con obras y empresas, intentando en lo posible cambios estructurales a nivel regional, con propuestas posiblemente utópicas de las cuales haré mención. Esto, al observar proyectos antes impensables, como la Ruta del Sol que reducirá la distancia entre Bogotá y Santa Marta a 10 horas, las Autopistas de la Montaña o Pescadero-Ituango en el Cauca medio, con 2,4 millones de kilovatios que lo convertirán en la mayor hidroeléctrica del país.
 
Hace años al prospectar el escenario energético regional en el proyecto Caldas Siglo XXI, pude observar que en las cuentas regionales de Antioquia el sector hidroeléctrico volvía centavos el textilero, y que el ingreso portuario por Buenaventura hacía pesos el azucarero del Valle. Seguramente otra hubiera sido la historia de Manizales de haber adquirido la Chec para Caldas, o cruzado en 1927 la Cordillera como lo concibieron quienes proponían prolongar el FFCC del Pacífico venido de Zarzal hasta Armenia, para integrarlo al Ferrocarril del Tolima con una ruta paralela a la carretera y un túnel en La Línea, cuando el meridiano económico de Colombia pasaba por el Eje Cafetero, idea que no fructificó entonces.
 
Para ver el impacto de los sistemas de transporte, es bueno recordar que Pereira se favorece de la vía Irra-La Felisa cuyo puente sobre el río Cauca se construye en 1964, por un impacto que sumado al de la carretera de La Línea le causa a Manizales la pérdida de protagonismo como nodo de convergencia del comercio regional, tras el declive de la economía por las rutas que se abren en 1939 dirigidas a Neira-Salamina, Anserma-Riosucio y Fresno-Mariquita. Igualmente Santágueda, aeródromo concebido en 1939, al perder hegemonía frente a Matecaña desde 1947, debe ceder paso a La Nubia en 1956.
 
En primer lugar, el modelo urbano que obliga a pensar más allá de Manizales, para consolidar la subregión centro-sur mediante un sistema integrado de movilidad y equiparla con zonas industriales diferenciadas según el modo de transporte: en el Km 41 para llegar al FFCC, y en Palestina-Chinchiná para los destinos de Aerocafé extendido a 3600 m para reducir fletes y alcanzar mercados a 5000 millas. Ese nuevo modelo de ciudad verde y descentralizada debe incorporar a Villamaría por su potencial ecoturístico y posibilidades residenciales, para no presionar escenarios con vocación hídrica y amenaza volcánica asociada a Cerro Bravo, sin clonar las experiencias e imprevisiones de La Florida y La Pradera que poco le aportaron a la preciosa villa, por donde avanzó el FFCC de Caldas en 1926.
 
En segundo lugar, la salida al Caribe, de un lado con el FFCC de Occidente avanzando a Urabá por donde debe llegar Antioquia para reducir la distancia al mar en un 40% respecto de Cartagena, con fletes 3 a 4 veces inferiores a los carreteros: esto dado que la salida al Atlántico para el Occidente Colombiano no es el ferrocarril Medellín-Puerto Berrío-Santa Marta. Y que para el centro de Colombia es la navegación del Magdalena, proyecto para el que el Presidente Santos anuncia al instalar el actual Congreso una inversión de $0,7 billones destinados al dragado entre Barranca y La Dorada. Al respecto, debo advertir que el futuro de Tribugá estará ligado a la integración de los dos mares por Colombia: mientras un puerto apenas llega a 2 o 3 millones de toneladas año y el binomio ciudad-puerto al doble, un ferrocarril interoceánico por el Chocó biogeográfico alcanzaría a movilizar mínimo 40 millones de toneladas por año.
 
Y tercero, la vía al Magdalena que sustituye al Cable Aéreo de 1922 y a la Carretera de 1939, pero vista no con la visión parroquial de una simple salida a Mariquita, sino como un corredor logístico integrando regiones con nodos en Pereira y Bogotá al cruzar el Triángulo Cafetero donde habita el 54% de los colombianos y se genera el 62% del PIB de la Nación, con el Túnel Cumanday para la Transversal Cafetera por Letras, obra subterránea que de concebirse visionariamente desplazaría el centro de gravedad del occidente colombiano sobre el eje Pereira-Manizales.
 
Finalmente, aunque el Túnel Cumanday al penetrar los estables granitos de la cordillera podrá resultar más económico, dada su longitud deberá ser una obra subterránea doble, donde la “bancabilidad” se puede generar de múltiples beneficios, como una reducción de 20% en los costos del transporte de carga gracias al impacto de reducir la distancia Pereira-Bogotá a cuatro horas, o entre Manizales y Mariquita a una hora, de optar por el Túnel Cumanday de 24 km y el de Cocoló de 6 km para que la vía Pereira-Bogotá resulte 50 km más corta por este lado que transitando por el Túnel de la Línea.
 
* Profesor Universidad Nacional de Colombia http://galeon.com/economiaytransportes [Ref. La Patria, Manizales, 2012-10-29]
 
Imagen: FF CC de Caldas. Mural del Maestro Luis Guillermo Vallejo en Manizales.
 

Relacionados:

 

Mapas del Departamento de Caldas en Colombia

Escrito por smpmanizales 26-10-2012 en General. Comentarios (0)

Por GonzaloDuque Escobar

A continuación se presentan varios mapas del Departamento de Caldas, de su capital y entorno regional, con las respectivas fuentes.

Caldas es un departamento mediterráneo situado en el centro occidente de la región andina de Colombia, que se localiza entre las latitudes 05º46’51’’N y 04º48’20’’N, y las longitudes 74º38’01’’W y 75º55’45’’W. Cuenta con 27 municipios y una extensión total de 7888 km2. Los municipios son: Manizales (capital), Aguadas, Anserma, Aranzazu, Belalcazar, Chinchiná, Filadelfia, La Dorada, La Merced, Manzanares, Marmato, Marquetalia, Marulanda, Neira, Norcasia, Pacora, Palestina, Pensilvania, Riosucio, Risaralda, Salamina, Samaná, San José, Supía, Victoria, Villamaría y Viterbo.

Su territorio comprende predios de la cuenca del río Magdalena y de su afluente el río Cauca: en el primer caso por la vertiente occidental de la Cordillera Central, y en el segundo por las vertientes occidental de la Cordillera Central y oriental de la Cordillera Occidental. Sus límites departamentales son: Antioquia por el Norte, Cundinamarca por el Este, Tolima y Risaralda por el Sur y Risaralda por el Occidente.


 

Mapa Físico de Caldas: Relieve y vías . Fuente OCHA - United Nations Office for the Coordination of Humanitarian Affairs


Departamento de Caldas: Plan Vial.

Fuente: Corpocaldas en mintransporte.gov.co


Mapa de Caldas: Año 2003- IGAC



Mapa de Caldas con Curvas de Nivel. Año 1976. Fuente IGAC



Departamento de Caldas: mapa de municipios.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa de subregiones.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa de cuencas hidrográficas.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa de temperatura.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa de brillo solar.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa de precipitación.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa de evapotranspiración.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: mapa geológico.
Fuente: Corpocaldas en
www.corpocaldas.gov.co


Departamento de Caldas: Mapa de Suelos.

Fuente: Corpocaldas en www.corpocaldas.gov.co


Red vial secundaria del Departamento de Caldas.
Fuente: SISTEMA INTEGRADO DE SEGURIDAD DE CALDAS -
INFORMACIÓN GENERAL en:
http://200.21.94.83/sis/VIAS.htm


Departamento de Caldas, mapa físico y de vias. Fuente: http://ssiglims.igac.gov.co/ssigl/geoportal_de_colombia/galeria/ICDE/INVIAS/mapas/


Municipios de Caldas 1. Fuente: http://ladorada-caldas.gov.co


Municipios de Caldas 2. Fuente: caldasejecafetero.blogspot.com



Departamento de Caldas y límites de municipios.
En gris intenso Manizales, con su zona urbana en Rojo.
Fuente:
http://e-ciencia.com


Departamento de Caldas: mapa de minas antipersona (puntos rojos).
Fuente:
www.derechoshumanos.gov.co

Caldas - Proy. de Regionalización en: hugosalamancaparra.net

 

Mapa satelital Google Earth

 

Imagen satelital Google Earth

 

Caldas Físico del IGAC

 

Isoyetas río Chinchina: Los valores: azul claro 270 mm; verde oscuro 250 mm habano 170mm amarillo 150 mm, rosado 90 mm y rojo 70 mm. Fundación Profesional para el Manejo Integral del Agua, Proagua (2005).

 

Mapa de humedad de Caldas 2006

Fuente: SIS

 




Caldas: Histórico 1. Caldas en 1905. Fuente SMP de MANIZALES

 



Caldas: Histórico 2. Manizales 1872 en banbanrepcultural.org

 

 

Caldas: Histórico 2. Manizales 1930 en SMP de Manizales

 

Cumunidades Indígenas de Caldas. S-XVI - Luis Duque Gómez


Caldas: Departamento de Caldas en 1950. Fuente: smpmanizales.blogspot.es

Ecorregión cafetera 0 -Son 47 municipios en 4 departamentos. Fuente SIR



 

Ecorregión cafetera 1 -Áreas Metropolitanas. Fuente SIR

 


Ecorregión cafetera 2 -Paisaje Cultural Cafetero PCC 1. Fuente SIR


Ecorregión cafetera 3 -Paisaje Cultural Cafetero PCC 2. Fuente SIR



Ecorregión cafetera 4 -Paisaje Cultural Cafetero PCC 2. Fuente SIR



Amenazas potenciales del V.N. del Ruiz Fuente: http://galeon.com/manualgeo


Plano detallado Manizales. Fuente propia.



Mapa tectónico de Manizales. Fuente Propia

 


Fallas Geológicas y lineamientos estructurales de Manizales.

Fuente: PADEM

 


Complejo volcánico Ruiz-Tolima - Contecol. Investigación Geotérmica - Chec 1983.


Mapa Geovulcanológico Complejo Ruiz-Tolima1983
Investigación Geotérmica - Contecol- Chec (base de Ingeominas).




 


Mapa geotectónico regional sector Eje Cafetero - Bogotá
Fuente: jfblueplanet.blogspot.com



---
Fuente:

http://godues.blogspot.com/2008/06/mapas-del-departamento-de-caldas-en.html
 
Relacionados:
Subregión Centro-sur & Ciudad-región.
Eje Cafetero: perfil de las ciudades.
Relevancia del proyecto Aeropuerto del Café.
Un diálogo con el Paisaje Cultural Cafetero.
Temas cívicos para agendas de desarrollo regional
Territorios para el desarrollo socioambiental de Manizales y Caldas.
Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos

Samoga: una apuesta a la sociedad del conocimiento

Escrito por smpmanizales 25-10-2012 en General. Comentarios (0)

 

http://smpmanizales.blogspot.es/img/samoga-siete-mundos-UN.gif

 

 Por Gonzalo Duque Escobar *

 

Tras 11 años de actividades, el Museo Interactivo de la Ciencia y el Juego Samoga ubicado en el Campus Palogrande de Universidad Nacional de Colombia, busca el apoyo de instituciones públicas y privadas de Manizales y Caldas para transformarse en un museo de tercera generación, útil para la ciudad en épocas donde  la sociedad del conocimiento obliga a impactar el sistema educativo buscando estrategias pedagógicas que permitan la apropiación social de la ciencia y la tecnología en la educación básica, y la traducción de los saberes populares y ancestrales en términos de la ciencia moderna.

 

Para transformar a Samoga en un museo de nueva generación, se propone una nueva oferta temática soportada en un innovador desarrollo tecnológico, orientada a mostrar las características culturales y base ecosistémica de la ciudad y la región, contenida en el proyecto denominado “Los 7 mundos de Samoga”.  Lo anterior equivale ir más allá de la interactividad, al incluir herramientas para el conocimiento del contexto, y la construcción de visiones prospectivas para el territorio.

 

En esa propuesta: Pachamama, el mundo de la tierra, recoge el oriente minero con Marmato y Riosucio; Bachué, el mundo del agua, el occidente caldense con su recurso hídrico y el Magdalena; Yuruparí, el mundo del agua(aire) los dos ejes de la colonización antioqueña por el aroma de la tierra del café; Chiminigagua, el mundo del fuego, la alta cordillera con sus volcanes, ecosistemas andinos y fértiles tierras; Chía, el mundo del arte, el escenario pluricultural de la ecorregión; Bochica, el mundo de la lógica, la necesaria articulación entre ciencia y saberes; y Chibchakum, el mundo de la tecnología, los desarrollos tecnológicos requeridos en el trópico andino y aquellos que han apalancado nuestro desarrollo.

 

El nombre “Samoga” en lengua Umbra, significa lugar (ga) de misterio (samo), término que al aplicarlo al Museo se ha interpretado como “enigma y desciframiento”. Dicha lengua que se habla en el occidente caldense y que es la única nativa de nuestra región, es la tercera de Caldas después del castellano y de la Embera-Chamí del alto Atrato.

 

En los 11 años de existencia del Museo, se han contabilizado 227.048 usuarios, de los cuales el 60% se ha beneficiado de la extensión solidaria y solo el 40% restante paga el servicios por taquilla, gracias la política de priorizar los servicios prestados a la educación básica en beneficio de los estratos populares y comunidades educativas rurales.

 

Al trazar su guión museológico y adecuar su oferta museística, Samoga ha venido implementando la Sala de Módulos con 40 módulos de física, lógica y matemáticas, el Observatorio Astronómico de Manizales con su Planetario Móvil OAM, el Modelo Hidráulico del Idea con réplicas de estructuras para el control de la erosión, el Multitaller de Ciencia y Tecnología con los Cursos de Contexto (Cátedra Umbra, CT&S y Astronomía), además del uso de la Sala Umbra Virtual y la Rampa de Exposiciones con otros espacios y programas. Por regla general, la Sala de Módulos representa el 35% de los usuarios, el OAM con su Planetario el 10%, y el Modelo Hidráulico el 6 %.

 

De conformidad con su misión, Samoga tiene el deber de contribuir a la promoción del conocimiento científico  orientado al desarrollo, promoviendo la C&T y rescatando los saberes regionales como parte de la cultura local en beneficio de la capital de Caldas y de su área de influencia, donde la Universidad Nacional de Colombia busca consolidarse como una universidad del conocimiento, con la intensión de ofrecer alternativas de desarrollo en el contexto de una ciudad universitaria, que ha optado por la educación como estrategia para contribuir a la solución de la problemática socio ambiental de la ecorregión.

 

* Profesor U.N., Director de Samoga. http://galeon.com/gonzaloduquee

 

Aranzazu, ejemplo para colombia

Escrito por smpmanizales 25-10-2012 en General. Comentarios (0)

El Tiempo/ / Por: |  23 de Octubre del 2012

 

Los habitantes de Aranzazu pueden repetir con el maestro Echandía que el suyo es un pueblo donde todavía se puede pescar de noche.

José Miguel Alzate

 

En Colombia son pocos los pueblos que pueden ufanarse de que sus territorios sean verdaderos remansos de paz. Aranzazu, en el departamento de Caldas, es uno de estos. Este municipio ubicado a 52 kilómetros de Manizales ha demostrado, una vez más, que es un poblado donde el entendimiento ciudadano permite la convivencia pacífica. Hace apenas una semana finalizaron allí las XXII Fiestas de la Cabuya y el Paisaje Cultural Cafetero, certamen que reunió en sus calles a cientos de hijos ausentes que regresaron para reencontrarse con sus raíces. Y, ¡quién lo creyera!, durante cuatro días de jolgorio no se registró una riña callejera, ni una pelea en el interior de un establecimiento público, ni siquiera una discusión alterada.

 

¿No es lo dicho en el párrafo anterior expresión de vida de una comunidad que convive en completa armonía? Mientras en muchas regiones de Colombia las festividades tradicionales dejan una estela de muertos, en este municipio de clima templado las muertes violentas son escasas. Tanto, que en lo que va corrido del presente año en Aranzazu solamente se ha registrado un homicidio. Nunca los habitantes de este pueblo que lleva como nombre el apellido de un expresidente de Colombia, Juan de Dios Aranzazu, han sido despertados por el sonido de las balas en la madrugada. Ni siquiera en los tiempos aciagos del enfrentamiento partidista se vieron en este pueblo manifestaciones de violencia.

 

No obstante ser Aranzazu un municipio consumidor de licor, allí los ánimos nunca se alteran. Es decir, la gente vive en completa paz. Mientras otros municipios colombianos sufren las consecuencias propias del conflicto armado que hace 50 años azota al país, este pueblo fundado el 9 de noviembre de 1853 nunca ha sido escenario de una incursión violenta. Sus escasos 12.000 pobladores nunca han sentido el dolor de una masacre selectiva, ni la desolación que deja una toma guerrillera, ni el aislamiento que genera una zona de conflicto. En este sentido, Aranzazu es un pueblo privilegiado. No tiene problemas de desplazamiento forzado, no está amenazado por ninguno de los bandos que protagonizan el desangre de Colombia, no sufre las tragedias de una zona de violencia.

 

¿Qué ha llevado al municipio de Aranzazu, en el departamento de Caldas, a convertirse en escenario de paz? Yo pienso que el ejemplo de sus mayores. Este pueblo que tiene una iglesia inmensa, que se asoma al parque principal, como invadiéndolo, es fruto de la colonización antioqueña. Sus primeros pobladores fueron aventureros que emigraron de los pueblos del sur de Antioquia, en busca de tierras para cultivar. Hombres llegados de Marinilla, de Sonsón, de Abejorral y de Santuario sentaron su planta en esta tierra. Derrumbando montañas, arreando mulas cansadas, enfrentándose a la manigua, hicieron posible el milagro de fundar un pueblo que hoy es ejemplo de convivencia para Colombia. Ellos sembraron semillas de paz. Y obtuvieron como fruto hijos formados en valores.

 

Los habitantes de Aranzazu pueden repetir con el maestro Darío Echandía que el suyo es un pueblo donde todavía se puede pescar de noche. Y no están exagerando. Porque la tranquilidad de las calles invita a quedarse hasta tarde por fuera de la casa, tomándose un tinto con los amigos, con la seguridad de que nada extraño ocurrirá. Un atraco a mano armada, a plena luz del día, es algo que nunca ocurre. Y las denuncias ante el Juzgado Municipal por robo de pertenencias a personas que deambulan por calles solitarias son escasas. Tampoco se registran casos de robos de semovientes. Ni mucho menos apropiación de tierras por la fuerza, como sucede en algunos rincones de la patria.

 

La tranquilidad que se vive en Aranzazu se fundamenta en sus principios religiosos. Este es un pueblo de tradición católica. Desde la infancia, a sus pobladores los acompaña un corazón camandulero. El rosario en familia, arrodillados frente a una imagen de la virgen, es una costumbre en sus vidas. Como lo es la asistencia a misa todos los domingos. En las casas no falta, entronizado, un cuadro del Sagrado Corazón de Jesús. Ni tampoco, colgada en la baranda de la cama, una camándula. Todo esto ha hecho de Aranzazu un pueblo ejemplo para Colombia. Porque vive una paz afianzada en sus costumbres ancestrales. Esas que sus hijos heredaron de esa Antioquia Grande que canta Jorge Robledo Ortiz.

 

 

 

 

Primeras impresiones

Escrito por smpmanizales 21-10-2012 en General. Comentarios (0)

El Espectador/ Opinión |20 Oct 2012 - 11:00 pm

Alfredo Molano Bravo

Por: Alfredo Molano Bravo

Los guerreros de la lucha Thay —así se llaman— oran para ahuyentar los malos espíritus antes del combate, luego saltan furiosos al ring y hacen toda suerte de carantoñas para asustar al contendiente: le muestran los dientes, se golpean la frente y dan patadas al aire.





Forma parte de su protocolo. Me parece que sucedió lo mismo en el primer asalto de Oslo. Cada parte habló para su galería. Justo. De la Calle muy compuesto y Márquez muy suelto. Cada cual en su esquina. No podría ser de otra manera. Una negociación sobre intereses que durante medio siglo se han tratado de resolver a balazos no podría haber comenzado con besos. Entre el establecimiento y la insurgencia hay miles de muertos. Hubo diferencias claras en los discursos inaugurales: la guerrilla habló del contenido; el Gobierno, de las formas y de los límites. No se puede poner entre paréntesis el hecho de que el Gobierno se guía por un marco legal que la guerrilla desconoce. Iván Márquez dijo lo que las Farc piensan y por lo cual han luchado durante medio siglo: que están en desacuerdo con las políticas económica y social del Estado. Señaló temas. ¿Puede haber sorpresa en ello? No dijo —o no lo oí decir— que eran puntos obligados de la agenda de negociación en la mesa. Santrich lo aclaró: es la agenda de lucha y si hay acuerdo, la pelearemos sin armas. Estoy seguro de una cosa: las Farc no quieren que Santos les haga las reformas que proponen. Si se trata de una negociación sobre armas, lo que de verdad está en juego son las garantías para la lucha civil futura, lo que puede —y debe, pienso— incluir el tema de la tierra, más como territorio que estrictamente como propiedad. En el Programa Agrario de las Farc de los 60 se habla de tierra, pero hoy ese concepto como esencia del problema político es secundario; la médula del hueso es el territorio. Incluso Naciones Unidas así lo reconoce en su reciente estudio El Campesinado, realizado por el PNUD. Más aún, el punto no es otra cosa que el que la Constitución del 91 acoge bajo el título XI: “De la organización territorial”. Poner en la mesa el modelo de desarrollo es volver a la encrucijada de Tlaxcala o del Caguán, que fueron los verdaderos “peñascos nórdicos” contra los que estrelló la negociación en el 92 y en el 98. El Estado se acerca con miedo a estas formas territoriales de organización. Teme la reacción de la banca multinacional, de las empresas nacionales, de los grandes inversionistas y de las Fuerzas Armadas, que califican estos entes como enclaves guerrilleros. Lo ha dicho en referencia a la reglamentación de la minería y a la reciente sentencia de la Corte Constitucional que limita la flexibilidad de la Unidad Agrícola Familiar. Al Gobierno le irrita que se le haya criticado la Ley de Restitución de Tierras, cuando el mismo ministro ha declarado que no es la mejor. La discusión es necesaria; la polémica, útil, las diferencias saludables. Los Estados democráticos son resultado de los conflictos sociales y no —como cree Uribe— su víctima. La idea de que de la mesa salga arreglado el país es una mina quiebrapatas contra el carácter del proceso que sentó De la Calle: “Digno, realista y eficaz”.


En lo que sí estuvieron de acuerdo fue en no negociar a espaldas del país. Cada cual defendió su interpretación. El Gobierno no quiere prestarles el micrófono a las Farc y las Farc no están dispuestas a convertir la mesa en un confesionario para ser absueltas en silencio. Llegarán a un acuerdo. La discusión fuerte será sobre la participación de la sociedad civil. En el tema de armas, ni pío tenemos que decir. Queda sólo la esperanza de que las palabras no vuelvan a salir por la boca de los fusiles. No se podrá ignorar una reforma constitucional en la que, sobre un acuerdo básico con el Gobierno, las guerrillas —todas— participen en pie de igualdad como hoy están en la mesa. Será la prueba de fuego de la buena voluntad de las partes.


  • Elespectador.com| Elespectador.com