Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Concesión Villeta-Manizales reviviría Túnel de Cocoló y habría más peajes

Escrito por smpmanizales 20-08-2012 en General. Comentarios (0)

La República/ Infraestructura / Viernes, Agosto 17, 2012

 

 
Armenia - Manizales_
 

La nueva concesión anunciada por el Gobierno Nacional esta semana entre Manizales y Villeta, de unos 200 kilómetros, revivió una vieja propuesta luchada por los caldenses para mejorar la conectividad entre esta capital cafetera y Bogotá: la construcción del Túnel de Cocoló de unos 6 kilómetros que cruza la serranía del mismo nombre entre Honda y Villeta. Su costo sería de $350.000 millones.

 

Aunque la estructuración de la concesión, cuyo costo se ha estimado en $2 billones, está en proceso, y según dijo el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, la licitación saldría en agosto o septiembre de 2013, el túnel puntea entre las alternativas propuestas para superar fallas geológicas y acortar camino entre Manizales y Bogotá. Pero Andrade dejó claro que hay otra propuesta de una empresa privada que sería más económica.

 

Sin embargo, para el investigador y profesor de la Universidad Nacional sede Manizales, Gonzalo Duque-Escobar, el aporte de Cocoló a la concesión Villeta-Manizales está en el costo beneficio de lo que considera debe ser una trasversal paralela al Túnel de La Línea. 'Cocoló ahorra 26 kilómetros de recorrido, es decir, es casi un 300% más eficiente que el mismo Túnel de La Línea. Pero esa solución no se puede ver aislada sin entender qué pasará en el cruce de la cordillera central. Por ello hay que complementarlo con otro túnel largo', dijo. Este es el Túnel Cumanday de 24 kilómetros entre Sabinas y Herveo, también propuesto en Caldas, que reduce la distancia Mariquita- Manizales a una hora.

 

El Gobierno ha dicho que el trayecto de la concesión se está estructurando y entre las especificaciones técnicas proyectadas, según el ministro de Transporte, Miguel Peñaloza, están que debe tener 6% de pendiente como máximo, 230 metros de radio de curvatura y permitir velocidad promedio de 80 kilómetros por hora. 'Es una vía entre viaductos y túneles para hacerla más estable y eludir fallas geológicas', agregó.

 

También señaló que se licenciará y se diseñará en doble calzada con carriles de sobrepaso, pero se construirá inicialmente en calzada sencilla para activar la segunda en la medida que lo justifique el tráfico. Lo que sí es cierto es que el Gobierno no se enfrenta a cualquier concesión. Este es uno de los trayectos nacionales más complejos del país por su topografía montañosa que lo ha hecho vulnerable a los eventos invernales. Es hoy la única vía alterna a La Línea para conectar el centro del país con Buenaventura. De ser una realidad, los manizaleños tendrían a Bogotá a 4 horas y quedarían conectados con la Ruta del Sol. Por ahora entre Manizales y Honda se están invirtiendo $213.000 millones en rehabilitación y mejoramiento de la vía.

 

Claves para la financiación de la concesión


El presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, señaló que la concesión Villeta-Manizales será una de las más importantes del país y su costo oscila entre los $1,5 y $2 billones. Aclaró que dentro del esquema de concesión una parte de la financiación sale de peajes. 'Habrá más peajes en la vía. El privado consigue la plata, en función de eso construye y se va repagando con los peajes. Si no alcanza, como ocurre en la mayoría de esas grandes obras, el Gobierno pone recursos', agregó. También se explora aplicar en algunas zonas impuestos por valorización pero eso requiere de una ley.

 

Teresita Celis A. tcelis@larepublica.com.co
 
Relacionados:
Transversales de La Línea V.S. Letras con el Túnel Cumanday, en: http://godues.wordpress.com/2011/11/22/transversales-de-la-linea-v-s-letras-con-el-tunel-cumanday/

Salamina patrimonial y emblemática

Escrito por smpmanizales 20-08-2012 en General. Comentarios (0)

 

Salamina en fragmentos de acuarelas de Luis Fernando Rodríguez García

 

Por Gonzalo Duque Escobar *

 

A continuación, unas ideas para el norte caldense, centradas en las posibilidades de desarrollo de Salamina, precioso municipio de 1825 fundado en tierra de Carrapas y Pícaras, Monumento Nacional desde 1982, urgido de acciones estratégicas para un desarrollo agropecuario y turístico que aprovechen sus notables atributos naturales y culturales, a partir de propuestas de interés que alcanzan poblaciones históricamente ligadas a la ruta sur de la Colonización Antioqueña, como son Abejorral (1805), Aguadas (1808) y Neira (1842), por estar dotadas de condiciones de similar interés por el valor intrínseco del bahareque como arquitectura vernácula.

 

Para subrayar la importancia patrimonial del poblado y su rol en el escenario del Paisaje Cultural Cafetero, ésta anécdota: en 1995, ante el entonces alcalde electo de Salamina Luis Guillermo Velásquez, François Widemann del CNRS de Francia y Luis Gonzalo Valencia del Ministerio de la Cultura de Francia, acompañados de un grupo de Profesores de la UN, propusieron acometer el proyecto de la declaratoria de Salamina como Patrimonio Arquitectónico de la Humanidad, acordando tareas que desafortunadamente no lograron su cometido.

 

Hoy día, al prospectar el desarrollo regional se pueden señalar ventajas comparativas para la “ciudad luz” de Caldas, como son: el espíritu laborioso de su pacífica población; el potencial de su monumental arquitectura a juicio de la UNESCO; los impactos de conectividad esperados de las Autopistas de la Montaña; el desarrollo de la Felisa con el Ferrocarril de Occidente y la hidroeléctrica Encimadas-Cañaveral; el aprovechamiento de las fértiles tierras cordilleranas; la creciente conectividad de la Transversal de Caldas; los beneficios del clúster cafetero extendidos a la economía rural en la caña panelera; y el impacto de Aerocafé con pista de 3600 m sobre el Paisaje Cultural Cafetero.

 

En cuanto a San Félix, la problemática de esta ecorregión con enorme potencial ambiental y agropecuario, empieza por su aislamiento, pasa por la inseguridad ya superada y cierra en las erradas políticas agropecuarias, temas que obligan a implementar acciones en el marco del nuevo ordenamiento territorial de Caldas y del plan departamental de Ciencia y Tecnología, dado que la alta productividad de las altas tierras de la cordillera Central, comparable a la del altiplano Cundiboyacense y la región Túquerres-Ipiales, la hace una de las zonas agrícolas más ricas de Colombia, cuyo aprovechamiento obliga a trazar políticas de ciencia y tecnología para combinar el conocimiento cona los otros factores de producción.

 

Ahora, mientras en el entorno de las capitales cafeteras el escenario se ha rur-urbanizado, Salamina conserva su arquitectura a pesar de su precaria economía rural, gracias al efecto redistributivo del ingreso dada la pequeña propiedad de la tierra, la que complementaría mejor los beneficios si a nivel local recibe el apoyo gremial de los cafeteros y del Estado para hacer competitivas las anteriores ventajas. De lograrse, el Comité Municipal de Cafeteros propendería al tiempo, por un modelo de caficultura diversificado y más amigable con el medio ambiente.

 

Si Caldas desea aprovechar mejor la declaratoria del Paisaje Cultural Cafetero, debe empezar por Salamina dada su condición de bisagra como articulador de territorios y poblados con historia y etnias, empezando por el desarrollo del bioturismo a partir de estrategias como las “vías lentas”: desde allí se accede al alto occidente, tierra de resguardos y negritudes con potencial minero y opciones agropecuarias en pan coger y caña panelera; por el sur y el norte, parten rutas del bahareque de la colonización hacia Neira o Aguadas y Abejorral; y al oriente sobre la cordillera, desde Letras y Romeral hasta San Félix, Encimadas y Sonsón, ofrece los paisajes de páramo con sus íconos en el cóndor, el pasillo, la ruana de Marulanda, la palma de cera y el sombrero aguadeño.

 

Evidentemente, la transversal de Caldas y la vía al norte, sin la perversidad de peajes como el de Neira y La Cabaña que sólo contribuyen a menguar los precarios ingresos de las comunidades campesinas vecinas a Manizales, juegan un papel fundamental para implementar la oferta de bienes culturales y servicios ambientales, donde la suerte de los poblados dependerá del papel del transporte rural como medio esencial para resolver la pobreza, y de la preservación del ese legado arquitectónico que alcanza su mayor expresión en Salamina.

 

Si la maravillosa aldea es un hito por los inmemoriales continuos urbanos, entonces deberá fortalecerse la escuela de artesanos del bahareque de Salamina, para que se perpetúe ese patrimonio asociado a una tecnología “temblorera” de guadua, limos y cagajón, amenazada por las termitas en expansión por el calentamiento global: ella como los guaduales, la biodiversidad, los bosques y las prácticas agroforestales y silvopastoriles, resultan tan fundamentales para la adaptación al cambio climático, como lo Aerocafé con pista larga para el Paisaje Cultural Cafetero, o la ciencia y la tecnología para resolver la brecha de productividad de las comunidades rurales.

 

* Profesor Universidad Nacional de Colombia http://gonzaduque.es.tl [Ref: La Patria, Manizales 2012/08/20]

 

 

Relacionados:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los agáchese

Escrito por smpmanizales 19-08-2012 en General. Comentarios (0)

La Patria/ Opinión/ Por: Pablo Mejía

 

Antes de que se implementaran en las ciudades los llamados Sanandresitos era muy difícil conseguir artículos y productos extranjeros. Por fortuna vivíamos muy bien con lo que ofrecía el mercado nacional y en ese entonces la sociedad de consumo no se parecía en nada a lo que es hoy. En Manizales las damas más pudientes recurrían a una señora que vivía en el barrio Chipre y que traía ropa, perfumes, accesorios y demás chucherías del exterior, por lo que en las fiestas de sociedad las mejor vestidas eran las clientas de la reconocida matutera; ya después otras copiaron la idea y aún existen personas dedicadas a traer maletas llenas de mercancía del exterior.

 

Si uno quería comprar cualquier artículo novedoso, salido de lo tradicional, se desplazaba a la calle 19 entre carreras 19 y 21, donde se asentaban unos comerciantes informales en los andenes y ofrecían sus mercancías en aquellos tradicionales catres de lona que se armaban muy fácil y que fueron tan comunes en casas y fincas para acomodar muchachitos. La gente empezó a llamar esos puestos los agáchese por la necesidad del cliente de doblarse por la cintura para alcanzar algún artículo que llamara su atención y la zona se volvió de visita obligada para propios y visitantes.

 

Quien quisiera mercarse una loción Brut o Pino Silvestre; unas gafas Ray-ban; si buscaba una candela de gas o el tarrito de combustible para recargarla; si tenía antojo de unos chicles gringos o quería darse el ancho con una chocolatina Milky way; o buscaba ponerse a la moda con unas camiseticas chinas que eran baratísimas, arrimaba allí y después de regatear un poco calmaba el antojo. También vendían casetes extranjeros cuando éstos se pusieron de moda, Maxell, BASF, Sony o TDK, pues los fabricados en el país eran ordinarios y tiro por zambo se enredaban dentro de grabadoras y pasacintas.

 

Luego aparecieron los famosos Sanandresitos, primero en ciudades de la Costa Atlántica, y quien los visitara no podía regresar a casa sin algunos regalos que eran tradicionales: un paquete de turrones Kraft, uno de galleticas de higo, un frasco grande de Tang de naranja, que no era nada diferente a esas bebidas en polvo que venden ahora a precios módicos; y otras cuantas baratijas con empaques raros y novedosos. El viajero llegaba además estrenando gafas y reloj, chiviados ambos pero muy aparentadores; compraba algunas cervezas extranjeras en lata para chicaniar; un cartón de cigarrillos Marlboro; y un flamante radio reloj para la mesa de noche. No faltaba el que también traía un potecito de la famosa pomada china, la cual según recomendaba el negro vendedor debía aplicarse en la herramienta al momento de entrar a matar dizque para volver locas a las muchachas.

 

Durante muchos años la gente no tuvo claro si comprar en Sanandresito era legal, porque así las autoridades permitieran su existencia, después de salir uno del lugar con su electrodoméstico lo podían parar en la esquina y quitárselo dizque porque era mercancía ilícita. Un comerciante de Pereira era el zar del matute en los inicios de esa modalidad de negocios y los manizaleños bajaban a comprar allí sus televisores, equipos de sonido, el betamax o el novedoso exprimidor de naranjas, pero tenía que hacer fuerza para que no lo fueran a detener en un retén de las rentas departamentales que había en La Batea, cerca a Chinchiná, porque allá le quitaban lo que trajera.

 

Lo mismo sucedía a quienes llegaban de San Andrés por el aeropuerto Matecaña, porque aunque el pasajero tenía derecho a traer un cupo determinado, vaya pues explíquele esa vaina a un guarda de la aduana a media noche y en plena carretera. El tipo, seguro necesitado de plata, insistía en que era contrabando y procedía a confiscar botellas de licor y cigarrillos extranjeros, cualquier electrodoméstico o mercancía que trajera, por lo que fueron muchos los que debieron llegar a la casa sin los encargos y además trinando de la ira.

 

Todavía siento pena ajena al recordar algo que me sucedió cuando trabajaba en el aeropuerto a mediados de la década de 1980. La Industria Licorera de Caldas organizó una convención en San Andrés y entre los viajeros estaba el gobernador, un señor de esos de antes, correcto, serio y de una honorabilidad sin tacha. Y como la ley de Murphy nunca falla, cuando regresaron fue al mandatario a quien le embolataron el equipaje.

 

Personalmente atendí la queja del ilustre personaje, quien además era amable y sencillo, y me puse en la tarea de rescatar la maleta. Cuando al fin apareció me dio mala espina porque venía sin candado y como supuse, al revisarla el doctor Jaime descubrió que faltaban dos botellas de whisky, un cartón de cigarrillos y otros regalitos que traía para la familia. Yo no sabía qué decir ante semejante situación tan embarazosa y procedí a disculparme mientras le prometía que la queja iría directamente a la presidencia de la compañía, y que haríamos todo lo posible por dar con los responsables. Entonces me palmeó la espalda y debí prometerle que el asunto quedaba entre nosotros, pues arguyó que con seguridad se enteraban los periodistas y mínimo le armaban un escándalo por contrabandista, y que él no estaba dispuesto a enlodar su buen nombre por un par de chucherías.

 

Fecha de publicación:
Sábado, Agosto 11, 2012

Gobernar en cuerpo ajeno

Escrito por smpmanizales 17-08-2012 en General. Comentarios (0)

 

La Patria/ Opinión/ Por: Óscar Dominguez.

 

Imaginemos una madrugadora charla entre un futuro presidente de Colombia y su mentor Álvaro Uribe Vélez:

 

¡Muy buenos días, doctor Álvaro!

 

Al grano, amigo presidente, no hay tiempo que perder.

 

 ¿Cómo está?

 

Como buen montañero soy un roble. No me duele una muela. Pero me importa es la salud de mis compatriotas. Siguiente preguntica.

 

¿Qué tengo qué pensar hoy?

 

 Por ahí es la cosa, mijito, caminando fino, como mis caballos del Ubérrimo, excluidos los que me han tumbao. Espero que a esta hora, tres de la madrugada, haya llamado a alinear a todos mis generales y a preguntarles cómo marcha el huevito de la seguridad democrática en mi patria colombiana.

 

 Los de "laFar", como les dice su persona, siguen alborotados en el Cauca…

 

 ¿Entonces pa qué lo puse ahí? Si me lo encuentro (al tal Timochenko, no a usted) le doy en la jeta.

 

 Le cuento que un señor que entró por el sótano de Palacio…

 

 ¡Qué sótanos ni qué ocho cuartos! Hábleme de cohesión social y de la confianza inversionista.

 

 ¿De la qué, presidente?

 

 ¿Usted no se ha aprendido la tarea? Ahora no se me vaya a salir del costal como el "gelatino" Santos que ganó con mis ideas y ahora gobierna con las suyas.

 

 ¿Esa no es la democracia, doctor Álvaro, gobernar con las ideas propias?

 

 La democracia "c’est moi", como decimos yo y Luis XV, perdón Luis XIV. Siguiente pregunta y sáquese las manos de los bolsillos.

 

 Doctor Álvaro, Hugo Chávez me está molestando…

 

 Deme el gustico de pegarle su "tuiterazo". Recuerde que yo a él le hablé como varón, frente ante nuestros colegas del hemisferio, y se me achicopaló. Me faltó tiempito para ir a la frontera por guerrilleros colombianos.

 

 Presidente, quisiera sacar un fin de semana para descansar. Mi mujer ya no me conoce, mis hijos quieren volver a tener papá.

 

 (Tapando la bocina: Lina, este cliente se quiere ir a descansar). No, presidente, la paz nos necesita siempre disponibles, como los "boyescaus".

 

 ¡Qué lindo pronuncia usted el inglés!

 

 Puro inglés de Oxford, mijito (o mijita, si la presidenta es Marta Lucía Ramírez).

 

 ¿Le quedó gustando el poder?

 

 Calumnias de la oposición santista. Mentiritas, me gusta más el poder que comer con las manos. Y eso que se me escapó la tercera presidencia. Pero no pa gobernar pa mí, porque mi verbo preferido, más que trabajar, es el mismo del emperador Adriano: servir.

 

 ¿No le provoca más bien que nos inventemos un "articulito" por ahí para que usted regrese a mandar a Palacio?

 

 Calma, gente. Esperemos a ver cómo me va gobernando en cuerpo ajeno. Pero la idea no es mala del todo. Ahora, estas cosas no se hablan por teléfono. Recuerde que en Colombia a nadie le niegan un saludo ni un a chuzada. Háblese con José Obdulio Gaviria, con Óscar Iván Zuluaga, o con el senador JCVélez, últimos mohicanos del uribismo.

 

 

Fecha de publicación: Jueves, Agosto 16, 2012

Balance esperanzador

Escrito por smpmanizales 17-08-2012 en General. Comentarios (0)

La Patria/ Editorial/ Manizales, 17/08/2012.

 

 

Luego de la visita esta semana del presidente Juan Manuel Santos, quien se comprometió a crear una cuenta colchón con recursos para el Aeropuerto del Café, que se construye en Palestina, se respira un aire de optimismo en la capital caldense. Los gobiernos municipal y departamental, y los representantes de los gremios económicos de la ciudad se han declarado satisfechos con los anuncios realizados por el mandatario, quien dio un parte de tranquilidad al asegurar que las obras en Aerocafé no se van a quedar quietas por falta de presupuesto.

 

Como él mismo lo manifestó expresamente, Santos es consciente de que no entregarle recursos a la obra para el año entrante es permitir que se genere un detrimento, por lo que en lugar de avanzar se estaría retrocediendo. Lo más importante, sin embargo, es que se tengan pronto los resultados de los estudios que actualmente se adelantan en Aerocafé, para conocer las especificaciones técnicas que deben tenerse en cuenta y el valor final de los trabajos, ya que esa información determinará el futuro del terminal aéreo, en el que ya se han invertido $160 mil millones.

 

El Jefe de Estado, quien estuvo en Manizales atendiendo el requerimiento que hicieron las fuerzas vivas de la ciudad, asumió además el nada sencillo compromiso de que el Gobierno Nacional cree un documento Conpes en el que puedan incluirse las partidas que quedarían pendientes para terminar la obra en forma satisfactoria. Se ha hablado de una cifra que oscilaría entre los $70 mil millones y los $100 mil millones, con lo que se podría avanzar bastante durante el 2013. Ojalá que todo salga como está pensado, para que recuperemos la confianza en que Aerocafé será terminado.


Los demás anuncios del mandatario en materia de infraestructura también hay que resaltarlos. La noticia de que la vía Villeta-Honda-Manizales saldrá a concesión a mediados del próximo año es altamente positiva, ya que de esa manera se asegura que los caldenses tengamos en el futuro una mejor comunicación con Bogotá, al mismo tiempo que nos convertiríamos en alternativa real de conexión del centro del país con el Océano Pacífico.

 

El tema del túnel de Cocoló, entre Honda y Villeta, ya parece despejado, lo que sería muy beneficioso. Al mismo tiempo, esa carretera nos conectaría en forma directa con la Ruta del Sol, lo que también acortaría el tiempo del viaje hacia la Costa Atlántica. Además, es fundamental seguir al pie de lo que pase con las Autopistas de la Prosperidad, para garantizar que sean de doble calzada desde Antioquia a la entrada a Manizales, en el sector de La Manuela, lo que haría más viable aún el tránsito de pasajeros y carga entre el centro y el occidente del país, en unos años.

 

También es necesario celebrar que se tenga previsto invertir cerca de $600 mil millones en diversas vías regionales, entre los que están $70 mil millones para vías terciarias, con el objetivo de desembotellar a municipios caldenses que, a pesar de quedar aparentemente cerca de Manizales, la topografía quebrada y las malas carreteras los alejan de los centros de dinámica económica y social.

 

Con respecto al tema cafetero sí quedan dudas, pues las buenas intenciones expresadas aquí por el presidente Santos de revisar una posible reactivación del Apoyo Gubernamental a la Caficultura (AGC), con el que se garantizaría un precio de sustentación a los cultivadores del grano, quedó ya en incertidumbre total después de que el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverri, saliera ayer a decir que tal alternativa no será tomada en cuenta.

 

El Gobierno Nacional debe pensar en salidas para los caficultores, quienes a pesar de que los precios internacionales han sido relativamente buenos, vienen sufriendo con la revaluación. Por lo pronto, el tema de la contribución debe quedar congelado, porque no hay cómo responder ante un posible incremento.

 

Fecha de publicación:
Viernes, Agosto 17, 2012