Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Notas históricas sobre la minería en Marmato

Escrito por smpmanizales 26-02-2012 en General. Comentarios (0)

 


Gonzalo Duque Escobar *

Con el nombre de Marmato asociado al vocablo “marmaja”, mineral que los aborígenes Cartamas molían sobre piedras para extraer el oro, se identifica este histórico poblado anclado sobre los riscos del cañón del río Cauca, en una zona aurífera de Caldas cuya historia está cruzada por la miseria, el abandono y la codicia, y cuyo nombre honró Juan M. Bossingault al denominar marmatita a una variedad del mineral esfalerita. Durante la conquista, la ruta que explora el Cauca medio funda a Anserma (1539), Cartago (1540), Supía (1540), Antioquia (1541) y Arma (1542).

Y aunque se señala que Belalcázar y Juan Badillo declararon fundado el pueblo en 1537 donde está ubicado el corregimiento de San Juan, se reconoce a Anserma como la primera población de esta región. Pero tras el trabajo forzado en la Mita y Encomienda, los Cartamas fueron exterminados antes de 1625 cuando ya Marmato figura como un Real de Minas de la Provincia de Popayán, hecho que obliga a la incorporación de una parte de los 250 mil esclavos africanos traídos al Nuevo Reino de Granada.

En el Siglo XVII cuando la Nueva Granada suministraba el 39% del oro del mundo y Quiebralomo era la primera mina del orbe, cerca del 50 % de su producción se concentraba en el Cauca donde se trabajaba casi en su totalidad por esclavos, seguida de Antioquia con un 20% y en la que el mayor aporte de la fuerza de trabajo proviene de los mineros independientes. Lo anterior explica por qué apenas en 1717 con las reformas borbónicas que buscan hacer de América un proyecto rentable, tardíamente se crea el virreinato para la Nueva Granada y fortifica Cartagena de Indias. Las ricas minas de plata de Quiebralomo a lindes con Supía y de Echandía vecina a Marmato, fueron descubiertas antes de 1789.

Y tras tener que saldar la deuda de la Independencia antes de consolidarse la autonomía de la República, llegan los ingleses aportando una asistencia técnica que les asegurara el oro para el pago de los empréstitos, así: en 1825 la Casa Goldschmith arrendó minas en Supía y Marmato, mientras Bussingault, quien implementa el proceso de amalgamiento de oro con el mercurio, compra para otra empresa londinense minas en Marmato, Quiebralomo y Supía. También, la Colombian Minning Association en asocio con la Exploration Company Ltd., logra la explotación en la provincia de Riosucio y las minas de Marmato, mediante un monopolio que ejerce por 20 años.

Entrado el Siglo XX, luego de que The Royal Railway Ltd. con la construcción del Cable Aéreo Manizales-Mariquita (1922) controla el transporte, y que otras empresas inglesas hacen lo propio con los seguros y la banca, decae el sector hasta que décadas más tarde se consolida un control norteamericano centrado en las explotaciones mineras del Chocó, a tal punto que en 1969 Mr. Harter, con siete compañías que producen 2/3 del total nacional, logra orientar la política del oro en Colombia según lo reconoce el ministerio del ramo.

Hoy Marmato entra a los proyectos de la minería aurífera gracias al crecimiento de los precios del metal, alza que en pocos años ha duplicado y triplicado el valor de las acciones de las multinacionales del oro, empresas que ahora se hacen representar en Colombia por ejecutivos extraídos de la política nacional en el alba de la puesta en movimiento de la locomotora minera del Plan de Desarrollo, donde los prospectos son el Cañón del Río Cauca, el Batolito de Piedrancha-Guachavéz en Nariño, la Serranía de Lucas al Sur de Bolívar, Tararia en Guainía, y el Batolito de Mandé entre Chocó y Antioquía.

Pero entonces, después de conocer las inquietudes por las pretensiones de una explotación a cielo abierto en la tierra de Iván Cocherín, donde la Asociación de Mineros Unidos de Marmato, el Resguardo Indígena de Cartama de Marmato y el Comité Cívico por la Defensa de Marmato, advierten sobre sus devastadoras consecuencias ambientales y sociales, surge la pregunta: qué pasará en Marmato si la multinacional Gran Colombia Gold Corp. heredera de la Medoro Resources decide proceder con esta clase de minería.

Para prevenir un enclave minero en el occidente caldense, está de por medio la voluntad de cientos de familias de etnias mayoritariamente afrodescendientes e indígenas, que no han negociado sus raíces culturales, porque saben que la alternativa para no quedar sin pasado ni futuro es implementar una actividad extractiva industrial de socavón compatible con una minería artesanal amigable con el medio ambiente y socialmente responsable, en la que se le incorpore valor agregado a dicha producción, tal cual lo propone el Gobernador de Caldas en el nuevo Plan de Desarrollo.

* Profesor Universidad Nacional de Colombia www.galeon.com/cts-economia Imagen, en: http://godues.blogspot.com/2011/04/marmato-la-tierra-de-ivan-cocherin-en.html

Adaptado de: Retrospectiva histórica de la minería en Marmato [Ref: PNC Periódico nº 9, en: http://oasportal.policia.gov.co/pnc9/ ]

Relacionados:

La ONIC, 30 años

Escrito por smpmanizales 26-02-2012 en General. Comentarios (0)

 

El Espoectador/ Opinión | Por: Alfredo Molano Bravo26 Feb 2012 - 1:00 am

En febrero de 1982 se reunieron en Bosa más de 1.500 representantes del centenar de los pueblos indígenas que habían sobrevivido a la evangelización, a la expansión terrateniente y a la expoliación comercial, y crearon la Organización Nacional Indígena de Colombia.

Fue el último capítulo de una larga y accidentada historia de intentos que se remonta a fines del siglo XIX, cuando los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta llegaron a pie desde su territorio a pedirle al gobierno su intervención para detener el robo de tierras por parte de los hacendados y el de niños por parte de los curas. Quizá de allí salió la Ley 89 de 1898, que todavía rige y que fue el marco legal para la creación de resguardos. El indio Quintín Lame continuó esta lucha en los años 20. Encarcelado, perseguido con saña, logró sin embargo crear —como se dice hoy— un corredor de lucha indígena entre Popayán y Chaparral y agitar en Bogotá, frente a los “altos poderes”, las banderas indígenas. Su enfrentamiento con la aristocracia caucana fue radical. En el fondo, reivindicaba lo de siempre: territorio, cultura y autoridad. Lo acusaron de fundar una “república indígena”. La violencia de los 50 paralizó las luchas indígenas porque siempre su gente ha sido carne de cañón. Fue también la época en que cazaban indios guahibos como venados en los Llanos Orientales. En la agitación agraria del 69 y el 70 se volvieron a oír voces ancestrales en defensa de sus tierras. El Incora las oyó: a los inganos y kamtsás del Valle de Sibundoy les reconoció el derecho a parcelas que eran haciendas de los capuchinos. No obstante, el Frente Nacional no pudo —o no quiso— detener la ampliación de los latifundios en Cauca, Huila y Tolima en detrimento de los resguardos. Los indígenas hicieron causa común con los campesinos de la Asociación de Usuarios Campesinos (ANUC), donde encontraron protección y respaldo. Nació entonces en 1971 el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). La respuesta fue el asesinato, la persecución y el encarcelamiento de sus dirigentes. En 1980 volvieron a reunirse representantes indígenas de todo el país en Lomas de Ilarco, sur de Tolima, en el primer encuentro indígena nacional, que creó la Coordinadora Nacional de Gobierno Indígena, la que dos años después se transformó en ONIC. La Constituyente del 91 estableció una circunscripción especial y la Constitución reconoció el derecho a sus territorios, a sus leyes y a sus autoridades.

Desde entonces no han cesado las masacres, como las de Nilo en Cauca, Portete en La Guajira, y el asesinato sistemático de indígenas kankuamos, emberas, zenúes, awás, barí, guahibos, cuivas, coyaimas y natagaimas. La ONIC ha denunciado que 35 pueblos indígenas de los 102 que existen en el país están condenados a desaparecer. Survival International resalta que los grupos indígenas más expuestos al peligro son nukak-maku, guayaberos, hitnú y sicuani. A partir de 1995 casi 100 indígenas han sido asesinados cada año y otros tantos desaparecidos. Es cierto que sus organizaciones son escuchadas, que la Iglesia católica ha modificado las modalidades de evangelización y que gozan de prestigio en el exterior. No obstante, hoy existe un peligro inminente: ser aplastadas por las locomotoras minera y petrolera. La ONIC ha sobrevivido, pero no ha dejado de ser perseguida a sangre y fuego.

Relacionado:

Notas históricas sobre la minería en Marmato

Retrospectiva histórica de la minería en Marmato

Escrito por smpmanizales 26-02-2012 en General. Comentarios (0)

 

 

Gonzalo Duque Escobar *

 

Con el nombre de Marmato asociado al vocablo “marmaja” mineral que los aborígenes Cartamas molían sobre piedras para extraer el oro, se identifica este histórico poblado anclado sobre los riscos del cañón del río Cauca, en una zona aurífera de Caldas cuya historia está cruzada por la miseria, el abandono y la codicia y cuyo nombre honró, Juan M. Bossingault al denominar marmatita a una variedad del mineral esfalerita.

 

Durante la conquista, la ruta que explora el Cauca medio, funda a Anserma (1539), Cartago (1540), Supía (1540), Antioquia (1541) y Arma (1542); y aunque se señala que Belalcázar y Juan Badillo declararon fundado el pueblo en 1537 donde está ubicado el corregimiento de San Juan, se reconoce a Anserma como la primera población de esta región. Pero los Cartamas fueron exterminados antes de 1625 por el trabajo forzado en la Mita y Encomienda, cuando ya Marmato figura como un Real de Minas de la Provincia de Popayán por lo que se obliga a la incorporación de una parte de los 250 mil esclavos africanos traídos al Nuevo Reino de Granada.

 

Fue el oro la causa de que apenas en 1717 se crea el virreinato de la Nueva Granada con las reformas borbónicas que buscan hacer de América un proyecto rentable. En el Siglo XVII cuando la Nueva Granada suministraba el 39% del oro del mundo, y Quiebralomo era la primera mina del orbe, cerca del 50 % de la producción se concentraba en el Cauca donde se trabajaba casi en su totalidad por esclavos y cuya primacía llega hasta la Independencia, seguida de Antioquia con un 20% y parta la cual el mayor aporte de la fuerza de trabajo lo hacen los mineros independientes. Las ricas minas de plata de Quiebralomo a lindes con Supía y de Echandía vecina a Marmato cuya enorme riqueza reconoció Alexander von Humboldt, fueron descubiertas antes de 1789.

 

Y tras tener que saldar la deuda de la Independencia antes de haberse consolidado la autonomía de la república, entran al escenario los ingleses aportando una asistencia técnica que les asegurare el oro para el pago de los empréstitos, así: en 1825 la Casa Goldschmith arrendó minas en Supía y Marmato, mientras Bussingault compra para otra empresa londinense minas en Marmato, Quiebralomo y Supía. También, la Colombian Minning Association que en 1820 se había instalado en Santander, en asocio con la Exploration Company Ltd., logra la explotación en la provincia de Riosucio y las minas de Marmato, mediante un monopolio que ejerce por 20 años.

 

Entrado el Siglo XX, luego de que The Royal Railway Ltd. con la construcción del Cable Aéreo Manizales-Mariquita (1922) controla el transporte y que otras empresas inglesas hacen lo propio con los seguros y la banca, decae el sector, para luego consolidarse un control norteamericano centrado en las explotaciones mineras del Chocó, a tal punto que en 1969 el ministerio del ramo reconoce que Mr. Harter, con siete compañías que producen 2/3 del total nacional, logra orientar la política del oro en Colombia.

 

Hoy, dado el crecimiento de los precios del oro, que en pocos años duplican y triplican el valor de las acciones de las multinacionales del ramo, representadas por ejecutivos extraídos de la política nacional que les sirvan, entre los proyectos de la minería aurífera, para las locomotoras del Plan de Desarrollo, sobresalen en Colombia el del Cañón del Río Cauca, el del Batolito de Piedrancha-Guachavéz en Nariño, el de la Serranía de Lucas al Sur de Bolívar, el de Tararia en Guainía, y el del Batolito de Mandé ubicado en Chocó y Antioquía.

 

En consecuencia al volver al caso de Marmato, tras conocer las inquietudes por las pretensiones de una explotación a cielo abierto en La Colosa-Tolima con la empresa surafricana Anglogold Ashanti y en Santurbán-Santander con la canadiense Greystar, ¿qué pasará en Marmato cuando la multinacional Gran Colombia Gold Corp. heredera de la Medoro Resources decida proceder con esta clase de minería? La respuesta es clara: ni la Asociación de Mineros Unidos de Marmato, ni el Resguardo Indígena de Cartama de Marmato, ni el Comité Cívico por la Defensa de Marmato, desean sus devastadoras consecuencias ambientales y sociales.

 

Para que no se repita la historia, en la que nada les ha dejado el oro a estas comunidades del occidente minero caldense después de siglos, está de por medio la voluntad de cientos de familias de etnias mayoritariamente afrodescendientes e indígenas que no han negociado sus raíces culturales, porque saben que la alternativa para no quedar sin pasado ni futuro, es implementar una minería artesanal amigable con el medio ambiente, que le incorpore sus símbolos y valores como valor agregado a su producción, tal cual lo propone el Gobernador de Caldas en el nuevo Plan de Desarrollo.

 

* Profesor Universidad Nacional de Colombia www.galeon.com/cts-economia Currículo de GDE: http://www.galeon.com/gonzaloduquee/HV-gonzaduque.pdf

[Ref: PNC Periódico nº 9, en: http://oasportal.policia.gov.co/pnc9/ ]

 

Relacionados:

 

 

Notas Cívicas para Salamina

Escrito por smpmanizales 22-02-2012 en General. Comentarios (0)

 

Notas Cívicas para Salamina

 

 

http://smpmanizales.blogspot.es/img/salamina-caldas.png 

 

 

Por Gonzalo Duque Escobar

 

A continuación el resumen y los enlaces a unos documentos, que pueden resultar de interés para la tarea cívica que se han impuesto los Miembros de la SMP de Salamina, en pro de esta población del norte caldense.

 

Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial:

Según la ley los Municipios deben orientar el proceso de planeación y ordenamiento de su territorio con una visión de desarrollo sostenible, por lo que los Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial deben ser el resultado de un proceso participativo, interinstitucional e interdisciplinario de carácter permanente, y conducir a propuestas y acciones de desarrollo que sean antes que todo instrumentos de Paz. Según la Ley 1217, las Sociedades de Mejoras Públicas como organizaciones cívicas tienen funciones consultivas y capacidad legal para la contratación, en el P de D y el POT.

http://www.bdigital.unal.edu.co/1671/1/gonzaloduqueescobar.20091.pdf

 

Una mirada gruesa a cinco temas del desarrollo regional:

Conjunto de problemáticas y potencialidades que se enfrentan en los temas regionales, útiles para la construcción y valoración de las propuestas y estrategias del desarrollo para Manizales y Caldas. Habrán quedado asuntos por fuera, cuya relevancia sabrá interpretar el lector en función de su conocimiento.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/4779/1/gonzaloduqueescobar.201165.pdf

 

Desarrollo y ruralidad en la región cafetalera:

Para el desarrollo rural de la ecorregión del Eje Cafetero, están las políticas de ciencia y tecnología imbricadas en la cultura, para una reconversión del modelo socioambiental que se ajuste a los presupuestos en que se soporta la declaratoria de Paisaje Cultural Cafetero y facilite el ordenamiento y reforestación de cuencas para enfrentar el cambio climático, y la implementación de “vías lentas” a través de “poblados lentos” como estrategia para un bioturismo basado en la oferta de bienes culturales y servicios ambientales.

Ver en: http://godues.wordpress.com/2012/02/09/desarrollo-y-ruralidad-en-la-region-cafetalera/

 

Paisaje Cultural Cafetero: Bioturismo y ruralidad en la Ecorregión Cafetera:
Temas para el PCC: – Disrupciones en el Paisaje: un modelo insostenible – PCC: una opción para la adaptación al calentamiento global – Agroindustria y ruralidad: enfoques y desenfoques – La ecorregión: un escenario biodiverso y pluricultural – Algo de historia…I y II – De la crisis rural a la crisis urbana – Brecha de productividad y ruralidad – PCC y Bioturismo – Asuntos asociados a la conectividad – Fuentes… I y II.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/4541/1/gonzaloduqueescobar.201160.pdf

 

Vías lentas en el corazón del Paisaje Cultural Cafetero:
El Plan de Acción Inmediata para la Cuenca del San Francisco, es una estrategia de los actores sociales comprometidos con la construcción sostenible de su territorio, donde la estrategia parte de implementar el “bioturismo” y hacer de la carretera de Marsella la primera “vía lenta” de Colombia. La vía lenta propuesta por los marselleses en el marco del Paisaje Cultural Cafetero, fortalece la oferta local de bienes culturales y servicios ambientales de las comunidades rurales de Marsella.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/5465/1/gonzaloduqueescobar.201180.pdf

 

Bosques en la cultura del agua:

De no apurar la adaptación ambiental de la que habla el ambientalista colombiano Gustavo Wilches Chaux en "La construcción colectiva de una cultura del agua", preocupa lo que se vivirá en las siguientes temporadas invernales cuando de nuevo arrecie La Niña. Habrá que aceptar la crítica situación causada por el efecto del "pavimento verde" asociado a la grave potrerización de nuestras montañas, y también la problemática de los "pavimentos grises" constituidos por nuestros mayores centros urbanos.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/3591/1/gonzaloduqueescobar.201133.pdf

 

La dimensión cultural como catalizadora del desarrollo:

Cuando se enuncia el desarrollo sostenible, se expresa en términos de tres pilares: el ecológico, el social y el económico, por lo que la cultura como campo que abarca a la ciencia, donde naturaleza y sociedad son variables culturales con relaciones dialécticas, siempre ha escapado.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/3287/1/gonzaloduqueescobar.201112.pdf

 

Un modelo educativo anacrónico y aburrido:

Según Ken Robinson, no parece viable desarrollar la creatividad y las capacidades humanas mientras el actual modelo educativo inspirado en la sociedad industrial de ayer, privilegie estándares sesgados hacia las matemáticas, las ciencias y el lenguaje, pero deje en un segundo plano las ciencias sociales, y mucho más lejos, las artes.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/3593/228/gonzaloduqueescobar.201131.pdf

 

Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional:

Consideraciones sobre el pasado presente y futuro del desarrollo del Eje Cafetero. Primero se presentan algunos hechos asociados a la Conquista y la Colonia; luego algunos aspectos relevantes de la economía a partir de la fundación de Manizales; enseguida el período de los ferrocarriles cafeteros; se sigue con un período de verdadero desarrollo cuando los beneficios del café transforman las zonas rurales; y se  culmina la crisis social y ambiental asociada a la revolución verde, en el cual se da la inversión demográfica desde el campo hacia los espacios urbanos.

http://www.bdigital.unal.edu.co/2400/1/gonzaloduqueescobar.201026.pdf

 

Temas de ordenamiento y planificación del territorio:

A propósito del nuevo ciclo de doce años de ordenamiento territorial en Colombia, se muestran varios enlaces sobre la materia, con temas de interés para abordar los POT para Caldas y el Eje Cafetero.

Ver en: http://www.bdigital.unal.edu.co/2400/1/gonzaloduqueescobar.201026.pdf

 

* Gonzalo Duque Escobar: Profesor de la Universidad Nacional de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales http://gonzaloduquee.es.htm

 

 

Imagen: http://salamina-caldas.gov.co

 

 

 

Relacionados:

Décadas de oro de la centenaria SMP, en: http://godues.wordpress.com/2012/06/25/decadas-de-oro-de-la-centenaria-smp/

Ponencias del 53º Congreso Nacional SMP http://smpmanizales.blogspot.es/1341369120/ponencias-del-53º-congreso-nacional-smp-/

El quehacer de la Centenaria SMP de Manizales, en: http://smpmanizales.blogspot.es/1342499040/el-quehacer-de-la-centenaria-smp-de-manizales/

RELATO SIN TÍTULO

Escrito por smpmanizales 22-02-2012 en General. Comentarios (0)

Por Carlos A. Valencia O.

 

RELATO SIN TÍTULO (337)

 

Los tres estaban en un bote de poco calado en uno de los miles de pantanos de Australia en donde pululan los cocodrilos, los esposos John Mc.Entire, su esposa Joanna, ambos recién casados, sólo un par de semanas de luna de miel y la otra mujer Ann Miller prima de Joanna, amante secreta de John. ¡Qué triángulo este con la traición en medio de ese frágil bote, con las ansias asesinas de John para quedarse con la prima!

 

El premio mayor de este triángulo amoroso es la gran fortuna que John heredaría a la suerte de Joanna, sólo con un impedimento suscrito en el Contrato Matrimonial: John, en caso de la muerte de Joanna sólo podría casarse sí se comprobaba su deceso, de lo contrario tendría que esperar siete años de viudez para poder heredar. ¿No les parece que le estamos poniendo como mucha tiza al cuento? Puede que no, como van a comprobarlo un poco más adelante.

 

A instancias de John, digamos más bien con las malas intenciones de John, los tres habían ido a cazar cocodrilos al anochecer, un deporte de ricachones. Joanna con su actitud inquieta se levantó de su precario asiento en el bote para filmar el pequeño cocodrilo que se acercaba a su filmadora Sony. Ya se imaginarán ustedes que perdió el equilibrio, o John disimuladamente la empujó, cayó al pantano con el beneplácito de su esposo y el pequeño animal se le abalanzó dejándola gravemente herida en el lado izquierdo de su rostro y con su antebrazo izquierdo quebrado, perdida entre el lodo, la maleza y la semi-oscuridad reinante.

 

Los dos amantes no fue mucho lo que hicieron para salvarla, simplemente John disparó al aire que no al cocodrilo para limpiar su conciencia cuando tuviera que dar las explicaciones posteriores. Se alejaron dejándola como muerta. ¿No es cierto que las cosas se están poniendo como buenas? Lo digo, naturalmente, desde el punto de vista narrativo no desde el punto de vista de la solidaridad que debía aflorar para ayudar a un ser humano en desgracia. Pero a los amantes no les interesaba que Joanna se salvara. Al contrario: todo les favorecía para sus intereses sexuales y financieros.

 

Dejemos a Joanna herida, perdida, medio muerta en el pantano, sin ayuda (no creo que se nos vaya a morir todavía) y metámonos en otros considerandos importantes en esta historia. El primero de ellos es el de la viudez de Joanna quien había tenido dos hijos una niña de unos 10 años, Melissa, y un niño de 8, Orlando, herederos naturales de la mitad de la fortuna de su mamá, representada en una gran compañía explotadora de minerales y artículos de exportación, la “Helm, Malcom & Hogan, con sede en Sydney.

 

El segundo considerando es que su tío Jonas Hogan es el Gerente de la Compañía, le tiene un cariño muy especial a su sobrina Joanna y cuando ésta le anunció que se casaría con John, francamente a Jonas no le gustó la idea, porque pudo comprobar por averiguaciones previas que hizo, que el futuro esposo de su sobrina era “un vividor, buenavida y mujeriego” Pero el viejo no pudo hacer nada contra eso, solamente desear que el hombre se reformara y le brindara la felicidad que ella merecía. Se iban cumpliendo las cosas.

 

¿Pero cómo vamos a dejar a esa pobre mujer tirada en un pantanero, aún con vida? Tenemos que buscarle a alguien que la saque de esa complicada y mortal situación. Y a la madrugada del día siguiente un viejito habitante de los pantanos, pescando para su sustento en una canoa de fondo plano, encontró ese despojo humano y constató que todavía respiraba. La llevó a la rústica cabaña que ocupaba en medio de la nada, le curó las heridas con remedios naturales hechos de esencias de flores, yerbas y lodo y logró rescatarla de las garras de la muerte.

 

Tenemos entonces un montón de situaciones como para armar una buena e intrincada historia, pero la verdad es que no puedo ponerme a narrar todo esto con “pelos y señales” lo que se constituiría en un libro y bastante grueso por cierto. ¿Qué hacer entonces? Pienso que comprimir los hechos como se hace con la música en formato de MP3 o MP4 como para que quede reducido al contenido de una USB de 2 gigas y eso es mucho todavía. Así que “metámosle el diente a esto”, no sin antes pedirle las más rendidas excusas a mis buenos amigos y amigas corresponsales de la Internet, anticipándoles que al final les contaré por qué tuve que correr tanto, recortar tanto, imaginar tanto para poder llegar a un final aceptable. Así que “hagámosle, pues”

 

Uno. El viejito salvador se llamaba John Ellis quien hizo todo lo humanamente posible para recuperar la salud de Joanna, lo que logró en varias semanas de tratamiento y convalecencia. Robó de otra vivienda de los pantanos algunas prendas de mujer, le regaló una piedra preciosa la que, al entregársela, dijo no necesitarla porque en el pantano él tenía todo lo que necesitaba, piedra que valía como tresmil dólares y la despachó para Sydney en el primer carro-tanque que hubo de pasar por la carretera próxima. Parece que el viejito ese también tenía su historia de decepciones amorosas y en esa soledad había encontrado la paz de su alma y eso era suficiente para él.

 

Dos. Joanna logró entrar en contacto con una clínica campestre especializada en Cirugía Estética propiedad de un Doctor James O’Neil, algo así como un filántropo, quien la trató, la operó, le devolvió un nuevo rostro, le curó su brazo izquierdo y al terminar su obra quedó como enamorado de ella. Eso se notó cuando fue a llevarla al bus con destino a Sydney. Ese sería tema como para una película.

 

Tres. Joanna descubrió los dos colegios en los que estudiaban sus hijos, los vio de lejos sin dejarse reconocer porque tenía otros planes antes de hablar con ellos.

 

Cuatro. Indagando mucho logró localizar a su marido asesino trabajando en una taberna y enredado con prostitutas, pero no se dejó reconocer de él.

 

Cinco. Fue a un salón de belleza y le hicieron un tratamiento como para Miss Universo. No está por demás decir que su rostro con maquillaje y todo quedó divino. Fue a una empresa de modelos y pidió que le tomaran fotos para las revistas Vogue, Vanidades, Harper’s Bazaar y todos esos metederos de trivialidades de pasarela y trapos. Naturalmente que llegó a triunfar en un tiempo prudencial.

 

Seis. Nuevamente buscó a su marido, pero ya con otras intenciones no muy santas y le propuso que le gustaría salir de paseo con él. John Mac.Entire no sabía que ese “Bocatto Di Cardinale”, ese monumento de mujer que le ofrecía tanta belleza, alguna vez había sido su esposa legítima. Como la “ocasión la pintan calva” pues accedió a salir con ella, ya sabemos para qué.

 

Siete. Si ustedes mis amigos son un poquito maliciosos sabrán que Joanna (quien ahora se había cambiado el nombre por el de Stella O’Brien) mostró inmensos deseos de ir a pescar cocodrilos a eso del anochecer en los pantanos antes mencionados en este relato. El hombrecito se tragó el anzuelo y ese atardecer estaban los dos tortolitos abrazados besándose en una frágil canoa de fondo plano, rodeados de los animalitos esos que sabemos, mientras que el sol se ocultaba en el horizonte.

 

Ocho. Luego de un buen rato de besuqueo, John empezó a sospechar que la mujer que estaba en sus brazos era realmente su esposa estrenando un rostro divino, radiante y un cuerpo escultural. Para observarla mejor se levantó del fondo del bote y cuando la estaba mirando embelesado ella aprovechó la ocasión y lo empujó al pantano. Yo se los advertí que si ustedes eran lo suficientemente maliciosos sabrían que tarde o temprano ese asesino iría a parar a las mismas fauces de un inmenso cocodrilo que lo “convirtió en bagazo en menos de lo que canta un gallo. John no tuvo tiempo ni de decir “mamá”. Nadie fuera de Joanna (o Stella), ni John, ni el cocodrilo vengador vio cosa alguna. Fue un trabajo limpio, si un asesinato (en este caso una venganza) puedan catalogarse como tal.

 

Nueve. Días más tarde Joanna volvió a asumir su papel de heredera, recuperó a sus hijos, su Status Social y económico y siguió su vida como si nada hubiese pasado. Claro que ninguno de nosotros hubiera podido hacer una cosa de esas, pero como lo que hice fue narrar “a los trancazos” una película producida, actuada y filmada en Australia y ustedes saben que los guionistas cinematográficos son unos ases para inventarse situaciones extremas.

 

Claro que todavía quedan en el tintero algunas cosas que un escritor como, por ejemplo el Británico Frederick Forsyth, podría utilizar para escribir un Best Seller. Yo simplemente me limito a preguntar:

 

A. ¿Se casó Joanna con el cirujano que le rehizo el rostro?

 

B. ¿La policía Australiana alguna vez la interrogó sobre su desaparecido esposo John Mac. Entire? (Aquí entre nos creo que no porque el cocodrilo ese como que no dejó rastros del hombre ni aún de su vestido. Pendejo hubiera sido que lo hiciera para que los cuerpos de seguridad no lo dejaran vivir tranquilo en su amado pantano)

 

C. ¿Tendría ella objeciones de conciencia por lo que hizo o simplemente lo consideró como una justa sentencia de lo que él le había hecho? Eso sí habría que preguntárselo a ella, pero yo personalmente no lo haría porque no quiero meterme en problemas que yo no creé.

 

D. ¿Qué pasó con su prima Ann la amante de John? Ahí sí les digo que esa parte verdaderamente pertenece, como dicen los abogados, “a la reserva del sumario”

 

E. ¡Ahhh… se me olvidaba el viejito John Ellis, el del pantano: ¿Joanna lo recompensaría por lo que hizo por ella? Imposible que no. Sería el colmo de la ingratitud. Ahora falta saber si el viejito ese querría salir de ese pantanero y vivir decentemente en una ciudad. Ese sí sería otro cuento y otro libro, ¿no creen ustedes?-

 

Por último los ítems de la letra F. en adelante los dejo para su curiosidad. Yo por el momento me despido. Quizás más tarde pueda que asuma el papel de “Investigador Privado” y recabe otros datos, porque la curiosidad siempre está por ahí rondando.

 

Ahora me preguntarán ustedes sobre el título de la película y les confieso que nunca lo supe y mucho menos el nombre de los actores porque sintonicé el canal televisivo cuando las escenas iban muy adelantadas, lo que quiere decir que narré mucho de lo que ví en el televisor y también me inventé otro tanto.

 

Ustedes, como lo dije antes, sabrán perdonarme si le metí demasiada imaginación al asunto, pero espero que con todo y eso les haya gustado.

 

NOS VIMOS.