Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Caldas estrena Sistema de Diagnóstico Rural

Escrito por smpmanizales 29-11-2011 en General. Comentarios (0)

Noviembre 28 del 2011
Proyección:


U. DE CALDAS DISEÑÓ LA PROPUESTA, POR INICIATIVA DE ESTUDIANTES
Caldas estrena Sistema de Diagnóstico Rural
28/11/2011
 
Información social, técnica, ambiental, pecuaria y agrícola se podrá encontrar en línea, gracias al Diagnóstico Rural de los 27 municipios de Caldas, iniciativa desarrollada por la Universidad de Caldas.
 
El proyecto comenzó como un trabajo de grado de dos estudiantes del Programa de Agronomía de la Universidad de Caldas y después de 30 meses de trabajo, se convirtió en un sistema multidisciplinario que presenta una lectura del campo en el departamento.
 
Este lunes 28 de noviembre del 2011 en el salón Rafael Uribe Uribe de la Gobernación de Caldas se presentó la recopilación de toda la información recolectada durante el trabajo de campo. Ahora este proyecto está disponible para la ciudadanía en el portal web -que diseñó el grupo de Telesalud de la institución- SiapCaldas (www.siapcaldas.com.co).
 
La iniciativa se realizó mediante una metodología para el diagnóstico, que cuenta con instrumentos de captura, consolidación, contraste y análisis de la información, con el fin de permitir generar un nuevo conocimiento en el sector agropecuario. Además, sirve como insumo para un sistema de gestión en información, soporte de la planeación estratégica y  toma de decisiones.
 
Academia y Estado, una relación para el desarrollo regional
El Rector de la Universidad de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, dijo que “para la Institución es un logro importante haber hecho una alianza de los profesores y estudiantes, que le va a ser muy útil a la Gobernación de Caldas, campesinos y empresarios del campo, entre otros, porque se ha construido un sistema para mantener información actualizada de la oferta agrícola de Caldas”.
 
“El siguiente paso es que el nuevo Gobernador, el nuevo Alcalde y el nuevo Secretario de Agricultura  se apropien de este sistema y lo hagan crecer”, advirtió Gómez Giraldo.
 
José Hernando Castaño Cardona, Secretario de Agricultura de Caldas, afirmó: “para nosotros como Gobernación de Caldas y en especial para esta Secretaría, esta herramienta es muy importante, entendiendo la dinámica de la información del sector agropecuario”.
 
“El convenio tuvo un aporte de $120 millones de la Gobernación de Caldas, y fue administrado por la U. de Caldas. La Institución nos acompañó con conocimiento y puso una metodología dinámica y ágil,  que permite retroalimentar la información tanto de los municipios de Caldas hacia la Secretaría de Agricultura, y viceversa”, explicó Castaño Cardona.
 
Origen de la iniciativa
Edna Paola Melo Camacho es Ingeniera Agrónoma de la U. de Caldas y participó desde el inicio de este proyecto, cuando era estudiante. Melo Camacho explicó que “esta propuesta surgió de la necesidad de tener datos confiables de cómo está nuestro departamento, puesto que no existía ningún documento que nos diera confiabilidad y precisión en este aspecto”.
 
Dentro de la metodología se realizó una capacitación a los rectores y profesores de los establecimientos e instituciones educativas rurales del departamento, para el diligenciamiento del instrumento de encuesta.
 
José Fernando Kogson Quintero, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Institución, concluyó: “este proyecto es una demostración fiel de que la U. de Caldas le esta apuntando al desarrollo regional. Es de suma importancia que Caldas cuente con un instrumento efectivo que puede ser la base para la planeación del sector agropecuario, puesto que cuenta con datos reales”.
 
Conozca el álbum en Facebook
Informes: Oficina de Prensa, teléfono 878 15 00, extensión 12 167.
Etiquetas: proyección, academia, diagnóstico, Caldas, desarrollo regional, proyecto, campo, portal web
 

Imperativo de seguridad aérea

Escrito por smpmanizales 29-11-2011 en General. Comentarios (0)

La Patria/  / 2011-11-29 00

 
Manizales no puede darse el lujo de seguir aplazando la solución para este conflicto que ajusta cerca de 20 años sin poder ser resuelto. El Consejo de Estado, en reciente pronunciamiento, ordenó que los terceros pisos y demás estructuras altas en el barrio Los Pinos de Manizales sean demolidas, para poder facilitar los aterrizajes de aviones a través de la llamada cabecera 27 de la pista, y darle así una mayor operatividad al aeropuerto La Nubia de la capital caldense. Esta cabecera está cerrada desde hace varios años por las restricciones que ofrece en los actuales momentos la ubicación del mencionado barrio.

 
El fallo del alto tribunal ocurre cerca de 8 años después de haber sido interpuesta una acción popular por un ciudadano buscando que los propietarios de las viviendas no tengan que asumir todos los costos de facilitar el aterrizaje de los aviones por este lugar. Tras el pronunciamiento está claro que habrá que hacer las demoliciones necesarias y que los costos de tales procedimientos tendrán que ser repartidos entre los propietarios y la Aeronáutica Civil, dependiendo de la antigüedad de las construcciones.

Lo cierto del caso es que con o sin supuestas licencias, muchos de los dueños de las casas en Los Pinos elevaron la altura de sus viviendas hasta niveles que pueden terminar siendo muy peligrosos en el momento de pretender aterrizar en este lugar del terminal aéreo. Además, dado que no se trata de cualquier clase de interferencia, sino que puede afectar potencialmente a muchas personas, los permisos de construcción en Los Pinos no debieron ser otorgados por Planeación Municipal, sino por la propia Aeronáutica, lo cual es destacado por los magistrados del Consejo de Estado que se pronunciaron el pasado mes de agosto.

Para que se llegara al conflicto que hoy se tiene fue preciso que ocurrieran muchos actos alejados de lo legal, en los que caben responsabilidades de funcionarios públicos laxos que por negligencia o por ignorancia pasaron por encima de las normas y le abrieron las puertas al desorden. Habrá que buscar a los responsables y analizar jurídicamente la posibilidad de castigarlos. Quienes construyeron sin permiso alguno también deben recibir una amonestación especial.

Hoy no hay más salidas que atender el mandato del alto tribunal y empezar a tomar decisiones. Es necesario agilizar el estudio que determine con exactitud los puntos que tienen que ser intervenidos y acometer esa tarea sin más dilaciones, porque se requiere que La Nubia pueda operar sin estar sujeto a toda clase de limitaciones que tiene actualmente.
De hecho, debe rescatarse la iniciativa de instalar ayudas y equipos que le permitan operar a La Nubia hasta bien entrada la noche, y con los que pueda ser recuperada la pérdida de vuelos, debido a que la visibilidad es limitada y se hace menester restringir el uso de la pista ante el riesgo para la vida de los pasajeros. Sabemos que Aerocafé se va a demorar para ser construido y entregado a sus usuarios, por lo que es urgente tener al aeropuerto La Nubia en el mayor grado de operatividad.

Manizales no puede darse el lujo de seguir aplazando la solución para este conflicto que ajusta cerca de 20 años sin poder ser resuelto. Los vecinos de Los Pinos deben entender que tal irregularidad hay que remediarla, que la seguridad aérea es preponderante y que tiene que haber responsabilidades compartidas.
 

Las autoridades locales tienen que comprometerse con cerrarle el paso a más inoperancia en este caso. Si hay que demoler hay que hacerlo, y pronto, y si hay que indemnizar por ligerezas cometidas por el Estado también habrá que asumirlo. Manizales no resiste más indolencia ante un hecho tan delicado y vital para el desarrollo regional.

Ciencia y Tecnología en la sociedad del conocimiento

Escrito por smpmanizales 29-11-2011 en General. Comentarios (0)
Imagen: wizardteam.a4.cc

 

Por Gonzalo Duque Escobar

 

Para quienes transitamos por los terrenos de la educación, es evidente que desde las disciplinas tradicionales resulta utópico intentar la solución a las profundas problemáticas del mundo actual y abrir el camino para los procesos de construcción de un futuro sostenible, dos tareas que fueron factibles en tiempos de la revolución industrial de los Siglos XVIII y XIX, y que en tiempos recientes de la sociedad industrial que acabamos de superar, esa que surge cuando el capitalismo industrial supera la fase mercantilista y acaba con el predominio del sector primario, apenas podían enfrentarse con limitado éxito y de forma puntual. Esto porque ahora tanto los procesos de construcción de un territorio dado, como su contexto social, económico y ambiental, resultan más complejos.

 

Aun más, así en la actualidad encontremos unas ciencias que surgen de la fragmentación o especialización de otras o de la interdisciplinariedad, la teoría y el método de cualquiera de ellas no bastan, puesto que los nuevos planteamientos y caminos para la sociedad contemporánea, no solo deben enfrentar las consecuencias de un desarrollo científico y tecnológico que condiciona el medio ambiente y las relaciones históricas y sociales en que se soporta la estructuración del territorio, sino que exigen además del diálogo de saberes del concurso de la propia ciencia y tecnología con sus herramientas teóricas, metodológicas e instrumentales, para obtener de ellas una aproximación a las posibles soluciones planteadas en forma interdisciplinar y posiblemente transdisciplinar, para luego ser concertadas entre los actores sociales comprometidos con dichos procesos.

 

Resulta fácil imaginar los cambios para la humanidad que se dieron en el Neolítico como consecuencia del conocimiento y uso de la agricultura y la ganadería, e igualmente sabemos que después de ese período el mayor conjunto de transformaciones sociales, económicas y culturales de la historia se produce durante la Revolución Industrial, cuando la economía basada en el trabajo manual fue reemplazada por la máquina, y cuando el uso de los combustibles fósiles como nuevas fuentes energéticas sumado al creciente desarrollo de los medios de transporte, impulsan la expansión del comercio.

 

Pero en el contexto de Colombia, admitiendo las asimetrías del desarrollo económico y cultural entre regiones y comunidades, esta tarea exige tener más a la mano la información que se demanda sobre el territorio en el proceso de su planificación y ordenamiento, y que en parte puede accederse en Internet, pero sin la cual no puede configurarse la línea base de diagnostico y construir y desarrollar el conocimiento en sí, dado que “conocer” supone procesar información para crear estructuras e imágenes que modelen una situación, y a partir de esa conceptualización ideal de la realidad objeto de estudio, proceder a reflexionar desde cada disciplina, construir visiones integrales y proponer alternativas de cambio para satisfacer la demanda social del caso.

 

Si centramos la atención en los medios urbanos y suburbanos de Colombia, tras la reestructuración que sufre nuestra sociedad al estar evolucionado desde una economía basada en la industria a otra soportada en los servicios, empezamos a advertir los límites del desarrollo y consumismo que surgen de la fragilidad del medio por los daños ambientales de la contaminación del suelo y del agua, la destrucción de la biodiversidad y el incremento en la frecuencia e intensidad de los desastres, consecuencia de las prácticas productivas y de la falta de adaptación a la creciente amenaza del calentamiento global; como también al ver los impactos de los profundos cambios en la sociedad colombiana derivados de globalización y la privatización, donde la corrupción, la fragmentación social, la pobreza y la violencia resultan crónicas dadas las deficiencias en las políticas públicas, donde urge priorizar el desarrollo humano sobre el crecimiento económico y atender las previsiones ambientales.

 

Si queremos entrar a la modernidad, habrá que derrotar los procesos de pauperización, resolver la fragmentación social acentuada por la complejidad de la lucha de clases, prevenir el desmejoramiento de las condiciones laborales, corregir las prácticas abusivas de la desinformación deliberada para la población y prevenir los procesos de desinstitucionalización, además de poner fin a la preeminencia del capital sobre la educación, la salud, los servicios públicos, las instituciones científicas y los derechos civiles; en fin, habrá que hacer todo lo que implique formar en valores, humanizar la economía, fortalecer el Estado y empoderar a la sociedad civil, para dar paso a una cultura de respeto por las personas y por el medio ambiente.

 

Desde el OAM, Ed. Circular RAC 634.
http://www.manizales.unal.edu.co/oam_manizales

 

 

Relacionados:

 

Guillermo Rendón: la pasión por el saber, la creación y el sonido del color, en: http://smpmanizales.blogspot.com/2011/11/guillermo-rendon-la-pasion-por-el-saber_22.html#!/2011/11/guillermo-rendon-la-pasion-por-el-saber_22.html

Ciencia Tecnología y Sociedad CT&S. Conceptos Básicos, en: http://www.galeon.com/cts-economia/cts.htm

Ciencia, Tecnología y Emprendimiento – CT&E, en: http://www.bdigital.unal.edu.co/2108/2/gonzaloduqueescobar.2010.pdf

Planes departamentales de CT&I, en: http://www.bdigital.unal.edu.co/4693/1/gonzaloduqueescobar.201163.pdf

Crisis social por disfunciones económicas en Colombia

Escrito por smpmanizales 29-11-2011 en General. Comentarios (0)

Por: Gonzalo Duque-Escobar

 

La crisis social colombiana hace previsible la necesidad de aplicar reformas que permitan adoptar medidas estructurales, urgentes pero de largo plazo, para corregir las disfunciones del tejido productivo, financiero y social que se han venido acumulando como consecuencia de un modelo económico que acentúa la inequidad, por lo que el crecimiento no puede ser sustentable. Esto es, además de obligar al ajuste del gasto público, habrá que reformar el ámbito laboral, fiscal y financiero, para adaptarlo a las circunstancias específicas de nuestra sociedad, donde las opciones de participación para los actores económicos se diversifiquen y las oportunidades de acceder a sus beneficios se democraticen.

 

Si pareciera que el asunto no fuera importante para Colombia, basta considerar las consecuencias de unas relaciones asimétricas, expresadas en el Índice de Gini, en que los pobres son cada vez más pobres y los ricos más ricos, por ser cada vez más preocupantes: la pobreza a diario lleva a la miseria a legiones de ciudadanos que no logran generar el ingreso para sobrevivir; la desigualdad social profundiza la brecha entre los colombianos rurales y urbanos, por la asimetría en las oportunidades de estudiar y tener empleo; y la inequidad se acentúa, dada la tendencia a implementar políticas que favorecen la concentración de la riqueza en el país.

 

Ubicar a las personas en el centro del desarrollo, en vez de persistir en una política macroeconómica soportada en leyes laborales que desatienden y vulneran los derechos de los trabajadores, obliga a replantear la tesis que llevó al Estado a favorecer la demanda laboral representada por el conjunto de empresas o empleadores que contratan a los trabajadores, inspirada en el presupuesto neoliberal de que para la economía resultaba conveniente la flexibilización del empleo y la reducción de los costos laborales, como instrumentos que permitían dinamizar el aparato productivo.

 

Todo este panorama se agrava por la impunidad presente en la procuración e impartición de la justicia, por la corrupción de quienes usurpan la voluntad de los servidores públicos, por la inseguridad generalizada que siembra temor y desesperanza en las personas, por la violencia en la familia, en las escuelas y en el trabajo, y por la pérdida de confianza en las instituciones y en las personas que las representan.

 

Al examinar las dinámicas de nuestra sociedad, parece ser que la consecuencia de la apuesta por una competitividad donde prima la individualización y homogenización de las personas, es la destrucción del tejido social y la exclusión para la mayoría de la población de los beneficios del progreso, además del desconocimiento de la diversidad e identidad cultural, lo que conduce a propiciar desde el Estado la fragmentación social y a polarizar las oportunidades del ingreso entre la clase media y alta respecto de las clases populares.

 

Solamente si se fortalece el Estado a través de la democracia, en ejercicio de una política exterior soberana puede armonizarse el desarrollo de los mercados internos y el interés económico que hegemónicamente controlan los grandes grupos empresariales, hoy fortalecidos por la demanda del mercado internacional. Esto, para desarrollar políticas fiscales y monetarias que antes que conceder privilegios y reprimarizar la economía, permitan incrementar la base tributaria para financiar el gasto público destinado a programas sociales y a la construcción de la Nación, en un escenario donde la incertidumbre económica permite aprovechar la profunda crisis neoliberal para impulsar el desarrollo de las fuerzas productivas internas a partir de la generación de valor agregado. Lo dicho obliga a una política económica menos proclive a los postulados de la globalización y más consecuente con las particularidades e intereses de la Nación colombiana.

 

Definitivamente, porque sin la reforma de las leyes que menoscaban el bien general, el empleo no crecerá conforme se dé el crecimiento económico, los devenires económicos se presentarán con conflictos sociales y políticos, y el mal tiempo para la democracia afectará el clima para la paz que todos buscamos. De ahí que deba reconocerse que la solución a la actual crisis social, obliga a reformas de las políticas laborales afectando variables económicas y financieras, que en gran parte estarían fuera del alcance de la política nacional, aunque el Estado colombiano posee cierto margen de maniobra para adecuar su componente fiscal.

 

Desde el OAM, Ed. Circular RAC 635

 http://www.manizales.unal.edu.co/oam_manizales

 

__________________________________________________________

Imagen, en: gatojazz-elblogdelgato.blogspot.com

 

Relacionados:

 

EL APARTAMENTO

Escrito por smpmanizales 29-11-2011 en General. Comentarios (0)
Por Carlos A. Valencia O.
 
 
EL APARTAMENTO (329)
 
 
 
Con la ayuda de Google, recordé algunas escenas  de una muy buena película que vi hace más de 50 años: “El Apartamento” con las actuaciones de Jack Lemmon, Shirley Mac Laine y Fred Mac Murray, entre otros, bajo la acertada dirección del Polaco Billy Wilder.
 
 
 
No sólo la película es inolvidable sino también la música de fondo que ha sido catalogada como una de las mejores melodías que se hayan hecho para el cine, original de  Adolph Deutsch.  O sea que la película, los actores, la música y el director son insuperables.  Por todos estos atributos ganó un Oscar.
 
 
 
El guión o trama se refiere a una situación muy común entre patrones y empleados en una gran compañía de Seguros Neoyorkina.  Un mundo de muchas facetas, no sólo financieras, laborales sino también familiares y personales.  Billy Wilder maneja muy bien los personajes involucrados: el mandamás o patrón que se cree dueño de las vidas de quienes con él trabajan empezando por la linda empleadita que maneja el ascensor Fran Kubelik (Shirley Mac Laine), el secretario de una de las secciones de la Aseguradora quien aspira, como todo el mundo, a una mejor posición, representado por Jack Lemmon en el papel de Bud Baxter.  El nombre del Gerente es el de Jeff Sheldrake.
 
 
 
Por razones de discreción, Jeff le pide a su subalterno Baxter la llave de su apartamento para “poderle jugar maturranga” (en otras palabras: serle infiel a su esposa) con la empleadita Fran Kubelik.  Baxter ve en ello una oportunidad de avanzar en la Compañía ya que si “se mete a su patrón al bolsillo” obtendrá promociones a más altos cargos.
 
 
 
Pero sucede que otros altos directivos, quienes también tienen sus enredos extramatrimoniales, deciden que el apartamento del buenote de Baxter les puede servir para sus faenas amatorias y recurren al hombrecito para que, también a ellos, les preste la llave.  Baxter es una persona tan servicial que no se atreve a negarse a convertir su apartamento en un motel y muchas veces tiene que permanecer en la calle o en un bar cercano mientras sus patrones “avientan catre” sin compasión.
 
 
 
Esta historia no es nueva ni rara.  En millones de apartamentos del mundo esto ha sucedido, sucede y sucederá porque la infidelidad y los amores prohibidos son frutas que se consumen desde que el mundo es mundo.  La humanidad está llena de Sheldrakes, Kubeliks y Baxters.  Pero lo que tiene de bueno esta película es la manera como el Director Billy Wilder maneja las situaciones y los personajes y hace de su trabajo una obra de arte.  Analicemos esto:
 
 
 
Sin llegar a la pornografía (porque puede ser una película apta inclusive para menores de 10 años) las escenas son comunes, todo parece tan normal aunque, a la larga, es una pequeña historia de la miseria humana entre seres que no logran remediar su triste condición al ser utilizados por otros más poderosos.  Pero la actuación de Jack Lemmon, uno de los mejores actores que han existido, le da a su papel el carácter de super-actuación como que fue nominado para el Oscar por esa película.  Ese muchacho timidote que se arruga cuando una mujer lo mira o le habla, se crece en la simplicidad de su trabajo, en la modestia del empleado temeroso de perder su puesto, se lleva las palmas por su excelente trabajo histriónico.
 
 
 
Luego viene la tímida y enamorada Jan Kubelik, enamorada de un imposible, de un hombre casado y con hijos, poderoso financieramente hablando.  Es un papel difícil de interpretar a pesar de su aparente sencillez pero no para Shirley Mac Laine quien ha sido nominada varias veces al Oscar y ganadora de uno.  No sólo es una mujer muy hermosa sino también una magnífica actriz.
 
 
 
Las cosas que van complicando (como todo lo que se hace a escondidas) de tal manera que Jan, ante la imposibilidad de ser la esposa del Jefe (por status social y porque siempre será “la otra”) decide tomar una gran cantidad de píldoras para dormir que encuentra en el nochero de Baxter, para suicidarse  luego de una discusión son su inalcanzable amante Jeff Sheldrake.
 
 
 
El buenazo de Bud Baxter llega a su apartamento luego que su jefe se ha ido dejando en malas condiciones a su amante.  Hace lo que está a su alcance para salvarle la vida con la ayuda de un viejo y retirado doctor, el médico Dreyfuss quien vive en el apartamento contiguo al suyo y entre ambos  logran sacarla de su intento de quitarse la vida.  Debe quedarse un par de días convalesciente en la cama de Baxter para recuperar su salud.  Durante esos dos días Bud hace el papel de niñera, de enfermero, de ama de casa, de proveedor y “paño de lágrimas” de la pobre muchacha, luego de trabajo en la oficina.  Estas son escenas verdaderamente hermosas, en secuencias admirables de solidaridad humana.
 
 
 
Baxter comprende que no está bien prestarse a semejante despropósito de sus jefes y luego de pensarlo muy bien decide  reaccionar como un ser humano de buen corazón.  Días más tarde Jan vuelve a su ascensor y su jefe vuelve a citarla para calmar sus instintos en el apartamento.  Jeff llama a Baxter y le exige que le proporcione la llave porque tiene una cita con una chica.  Bud le dice que ya no prestará más su apartamento ni a él ni a nadie más:
 
 
 
-        ¡Pero es para encontrarme con la señorita Kubelik!
 
-        Precisamente menos con ella…
 
-        ¿No comprende usted que en 30 segundos puedo echarlo de esta compañía?
 
-        Haga lo que tenga que hacer, señor.
 
 
 
La escena final de esta película, no se enfoca desde lo que nos tienen acostumbrados los Directores de Hollywood, pues es más bien simple pero en el fondo espectacular por las actuaciones sencillas pero grandiosas de Jack Lemmon y Shirley Mac Laine.
 
 
 
Ella también ha sido despedida de trabajo y su presencia representa un peligro para la estabilidad matrimonial de Jeff D. Sheldrake a quien su esposa echó de la casa.  Va al apartamento en busca del empleadito que tan bien se ha portado con ella.  Sube las escalas al segundo piso y antes de tocar a la puerta oye un ruido muy parecido a un disparo de arma de fuego.  Ella piensa que Bud Baxter se ha suicidado porque perdió su trabajo y ella se siente no sólo agradecida sino enamorada de este hombrecito.   Golpea la puerta desesperadamente y él abre sosteniendo en su mano una botella de champaña espumante que acaba de abrir.   Por eso el ruido como de un disparo:
 
 
 
-        ¡Señor Baxter… señor Baxter… señor Baxter: ¿Está usted bien?  ¿Qué va usted a hacer?
 
-        ¡Quizás buscar otro trabajo, otro barrio… qué se yo!
 
-        ¿Dónde tiene las cartas?
 
-        Están ahí… (Shirley baraja cartas de Gin Rummy)
 
-        No lo comprendo…
 
-        Tienen pastel todos los años por navidad… ¡Parta!
 
 
 
Bud se queda mirándola embelesado y no se aguanta más:
 
 
 
-        ¡La quiero señorita Kubelik!
 
-        Tres y una Reina…
 
-        ¿Me oye señorita Kubelik?  ¡Estoy locamente enamorado de usted!
 
-        No me diga más y juegue…
 
 
 
Ella se quita el abrigo y ambos empiezan a compartir cartas mientras se miran profundamente enamorados.  A diferencia de otras películas Hollywoodenses de final feliz, esta no tiene escenas de besos apasionados ni la correspondiente revolcada en la cama.   Es simplemente una declaración de amor y una  aceptación tácita de un romance que empieza y que se desvanece con las consabidas palabras de THE END.  Esa era la magia de Billy Wilder como Director: muy humano.
 
 
 
El espectador debe adivinar el resto  de lo que pasará con un par de vidas  unidas por el infortunio pero dispuestas a enfrentar el futuro.  La verdad es que a mí me ha parecido una berraquera de película.  Se las recomiendo porque, aunque viejita, sigue vigente.
 
 
 
NOS VIMOS.