Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

EL LEJANO OESTE; SAN FRANCISCO, MONTEREY

Escrito por smpmanizales 26-09-2011 en General. Comentarios (0)

Por Carlos A. Valencia O.

 

 

EL LEJANO OESTE; SAN FRANCISCO, MONTEREY (178)

 

El 7 de septiembre de 1962 luego de quince días de viajar por ferrocarril y automóvil a través del Mapa Norteamericano, llegamos a San Francisco en el oeste  procedentes de Washington, D.C., 6 Colombianos, 7 Iraníes, 9 Italianos y 3 Martinicos.

 

Dejamos nuestras maletas en el Hotel Stratford en el 242 de Powell Street y empezamos a desgastar zapato a lo largo de la Avenida Van Ness.  Es proverbial la amabilidad de los habitantes de esta hermosa ciudad.  Yo diría que las dos ciudades que más me impactaron en los Estados Unidos fueron la Capital Washington en el Distrito de Columbia y San Francisco, California en la Costa Occidental.

 

Hablar maravillas de San Francisco llevaría cuartillas y cuartillas porque hay mucho que conocer desde sus puentes impresionantes que cruzan la bahía, pasando por el Barrio Chino, El Muelle de los Pescadores, el Zoológico, el jardín Japonés, entre otra muchas maravillas. 

 

La elegancia de sus  mujeres y la amabilidad de sus habitantes son ejemplares.  Por eso será por lo que Cross y Cory, dos destacados compositores, escribieron una de las canciones más hermosas en el Idioma Inglés: I left my heart in San Francisco – Dejé mi corazón en San Francisco:

 

Dejé mi corazón

En San Francisco

Y en lo alto de una Colina

Me llama

 

Tony Bennett y Frank Sinatra han interpretado esta melodía la que a todos los que hemos tenido la fortuna  de estar allí,  nos trae dulces remembranzas.

 

San Francisco es una ciudad de una topografía arisca, llena de faldas, calles inverosímiles zigzagueantes que van a desembocar en la bahía.  La gente de San Francisco todavía utiliza el Cable Car o sea un tranvía tirado por cables subterráneos que es la tarjeta de presentación para propios y extraños.  Ese tranvía es algo exótico en medio del transporte vehicular moderno de la ciudad.  Guardando las debidas proporciones San Francisco y Manizales se parecen en muchos aspectos.

 

En 1776, pocos días antes que en Philadelphia, Pennsylvania se firmara la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, un grupo de frailes franciscanos establecieron “La Misión de San Francisco de Asís” llegando a ser el edificio más antiguo de la ciudad y puede decirse que fue la piedra angular de su fundación.  De ahí el nombre de la metrópolis.

 

Todos sabemos que San Francisco recibió la gran cantidad de aventureros buscadores de oro que llegaron en tropel al Oeste Norteamericano y asentaron sus reales en esa ciudad convirtiéndola en la mal llamada “Ciudad del Pecado”  No era para menos puesto que la había invadido todo tipo de lumpen de malas mañas, desde prostitutas rebuscadoras, tahures sin escrúpulos, asesinas aventureros ávidos de dinero fácil, gentes de hojas de vida manchadas por la ambición.  Un cuadro deprimente para una ciudad que pugnaba por salir avante.

 

Como un par de meses antes de viajar a Estados Unidos por primera vez tuve la feliz coincidencia de conocer aquí en Manizales a una pareja de turistas, los esposos Sullivan que me preguntaron en su mal español dónde podrían conseguir un buen hotel.  Les respondí en un Inglés aceptable lo que me dio la oportunidad de saber que tenían una hija que trabajaba en el Banco de América en la Avenida Van Ness en San Francisco.  Y ese 7 de septiembre conocí a Margaret Sullivan, su hija, quien me invitó a cenar en su apartamento.  Claro que acepté sin condiciones, pero como me quedaban unas cuantas horas libres antes de ese compromiso, decidí visitar la Catedral de Santa María, orar un poco y deleitarme con su arquitectura.

 

El nombre completo de la Catedral originalmente fue el de “Santa María de la Inmaculada Concepción” y fue inaugurada en la misa de media noche  del año de 1854.  Pero como el barrio se fue deteriorando por la invasión de mucha gente indeseable y como medida de seguridad para los fieles que asistían a los oficios religiosos, el Arzobispo Patrick Riordan decidió ordenar la construcción de la nueva catedral en la Avenida Van Ness con la calle O’Farrell dedicada el 11 de enero de 1891 con el nombre de ”Santa María de la Asunción”  La iglesia original y que todavía se encuentra de pié en la Barrio Chino se le conoce  como “La Antigua Iglesia de Santa María”

 

La nueva catedral fue una imponente iglesia gótica que sobrevivió al espantoso terremoto de 1906, pero en la noche del 7 de septiembre de 1962 un incendio de origen desconocido la destruyó completamente.  O sea que yo estuve orando en esta catedral unas horas antes de su destrucción.  Esa noche estaba cenando en el apartamento de Margaret cuando las llamas estaban consumiendo la Catedral de Santa María.  Algunas personas decían que el incendio había sido causado por unas veladoras que dejaron encendidas durante la noche.

 

Al día siguiente, al enterarme por la prensa, fui a visitar los escombros con una gran tristeza.  Pero es bueno destacar que los primeros que ofrecieron ayuda monetaria para reconstruirla fueron feligreses y pastores de iglesias distintas a la fé católica.  Todo un ejemplo maravilloso de solidaridad religiosa.

 

Dos días más tarde de este infortunado incendio, el 9 de agosto, partí en ferrocarril para Monterrey, California,  hacia el sur.  Un pueblito de pescadores, paradisíaco en donde nació y escribió parte de su obra el galardonado escritor John Steinbeck.  De su pluma salieron obras como “The Grapes of Wrath – Las Uvas de la Ira” y “Of Mice and Men – De ratones y hombres” libros conocidos mundialmente.

 

Nos alojamos en el Hotel San Carlos.  No es de extrañar los nombres españoles en California puesto que los conquistadores de esta nacionalidad fundaron gran cantidad de pueblos y asentamientos con nombres en nuestra lengua materna.   Allí en Monterey tuve la oportunidad de conocer una señora ya madura,  a quien encontré mientras recorría el pueblito una noche muy calurosa de Septiembre.  Y su historia la plasmé en un relato en inglés que años más tarde me valió una mención de honor en un Concurso de Cuento en Inglés auspiciado por el Centro Colombo Americano de Manizales: “Midnight in Monterrey, California” Media noche en Monterrey California”

 

Bueno: me asombra cada vez más que la vida está llena de coincidencias las que compiten con la realidad, cosas que uno cuenta y que parecen ficción.  Pero uno nunca sabe qué saldrá de un encuentro fortuito en tu propia ciudad o en cualquier lugar del mundo a donde el azar te puede conducir.

 

Sabemos dónde hemos venido al mundo (y eso porque nos lo cuentan) pero el sitio para dejarlo posiblemente está escrito en las estrellas. Entre un acontecimiento y otro ocurren tantas cosas inesperadas que uno nunca llega a comprender, pero sí son impactantes porque son imprevisibles.

 

NOS VIMOS.





El civismo del siglo XXI

Escrito por smpmanizales 26-09-2011 en General. Comentarios (0)

 

Por Gonzalo Duque Escobar *

 

Cuando se aproxima el centenario de la Sociedad de Mejoras Públicas SMP de Manizales,  amerita hablar del civismo del Siglo XXI. Creada en 1912, son muchos sus aportes para el progreso de la ciudad, a pesar de los avatares generacionales que ha tenido esta ONG, cuya historia la han escrito ciudadanos adultos, libres y de buenas costumbres que, con abnegación y entusiasmo nos trazaron la ruta a quienes nos mantenemos dispuestos a actuar cívicamente en defensa de la cuidad y su gente, y donde las propuestas mínimas han estado asociadas con la “buena educación” otrora aprendida de la mano de Carreño, y a los “asuntos del ornato” en una ciudad tristemente encementada y fragmentada, dado que para superar sus flaquezas igualmente se han tenido acciones verdaderamente fundamentales en todos los tiempos.

 

Y lo decimos así, porque los haberes de la Benemérita muestran obras e iniciativas tan portentosas como la Catedral de Manizales y el fundamental apoyo institucional para el surgimiento de la primera universidad pública del centro occidente de Colombia; la primera  como símbolo del progreso de Manizales con el liderazgo del Padre Adolfo Hoyos Ocampo, verdadero líder, hacedor, y acicate del espíritu cívico de los Manizaleños por abanderar las mejores causas de su época al servicio de la comunidad, y la segunda al apoyar la creación de la Universidad Nacional (1948) y la de Caldas (1949) en el marco del proyecto de la Universidad Popular que impulsaban para la época las fuerzas vivas de la región, donde se contemplaban programas de interés para la naciente industria, el campo, la educación y la cultura.

 

Pero para el presente de Manizales, las épocas han cambiado: ya no son los de la sociedad industrial soportada en el modelo de sustitución de importaciones, ni de la democracia representativa y el Estado planificador, solidario y empleador, que subsidiaba la educación y la salud públicas, y ejercía el control de precios para favorecer al consumidor; todo esto consecuencia del modelo keynesiano implementado tras la recesión de 1929, hecho de la economía global que marcara el final de una década de gloria cuando el meridiano económico de Colombia cruzó por Manizales, gracias al café como motor de la floreciente economía nacional.

 

Entonces, han cambiado las cosas, porque tras una estanflación que parte de la crisis energética de 1974, y para la cual la escuela de Chicago centra el problema de la economía mundial en la oferta, se implementa el modelo neoliberal que lleva a la apertura económica y a la reforma del Estado y la Constitución colombiana, para viabilizar el desmonte y privatización de las empresas oficiales, entregar la salud y la educación a las fuerzas del mercado, y trasladar los impuestos al consumidor ya castigado por la libertad de precios; hoy son los tiempos de la democracia participativa y del apoyo a los sindicatos de industria, cuando las dinámicas de la globalización que terminan por inducir el proceso de desindustrialización obligan a la reprimarización de la economía colombiana, para financiar el desarrollo a costa de los recursos naturales.

 

En este nuevo contexto la SMP de Manizales se propone actuar, consciente de que el civismo del siglo XXI debe reflexionar y actuar para enfrentar las problemáticas sociales, ambientales y económicas del territorio, un escenario con el que se dialoga para lograr su construcción colectiva mediante procesos que no permiten reducir la misión institucional a la “buena educación” y a los “asuntos del ornato”, bajo el entendido de que las relaciones entre los actores sociales en estos tiempos de la sociedad del conocimiento, se dará cada vez más bajo el imperio de la razón y los argumentos, y no del consenso coactivo. Y debe hacerlo bajo las nuevas y difíciles circunstancias, para rescatar lo local y señalar los deberes ciudadanos, a pesar de la globalización de la economía y la cultura, dado que el modelo laboral se ha hecho duro, la economía se ha deshumanizado y el medio ambiente está amenazado por las fuerzas del mercado.

 

Si los países desarrollados enfrentan ahora el reto de ser cosmopolitas y afianzar la igualdad de derechos y libertades, frente a la exclusión de ciudadanos extranjeros procedentes de corrientes migratorias alimentadas desde otros  países y culturas so pena de no asegurar la convivencia, en estos países en vía de desarrollo tenemos otro reto posiblemente mayor, como lo es el de afrontar la inequidad y la pobreza, en especial la primera dado que no sólo responde a factores más profundos como la concentración de la riqueza y un modelo económico equivocado de crecimiento sin desarrollo, sino porque se traduce en desigualdad entre clases sociales, y en que los pobres urbanos rayen en la miseria y las comunidades rurales subsistan en condiciones cada vez más lamentables.

 

Profesor Universidad Nacional de Colombia. http://galeon.com/cts-economia   [Ref: La Patria, Manizales, 2011-09-26]

 

 

Relacionados:

 

Duque Escobar, Gonzalo (2006) Movilidad y desarrollo en el eje urbano y periurbano de Manizales. Revista SCIA . pp. 1-6. http://www.bdigital.unal.edu.co/1667/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2007) Aspectos Urbanos del Eje Cafetero. Blog de Gonzalo Duque Escobar. http://www.bdigital.unal.edu.co/1910/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2010) Los guetos urbanos o la ciudad amable. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/2064/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2010) Más Estado para una nueva sociedad. La Patria http://www.bdigital.unal.edu.co/2180/  

 

Duque Escobar, Gonzalo (2010) Por la educación y la cultura en el pacto de gobernanza. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/2278/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2010) Una nueva sociedad, el desafío para un cambio sostenible. Circulares de la Red de Astronomía de Colombia RAC http://www.bdigital.unal.edu.co/2181/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2010) Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. In: Primer Foro Latinoamericano de Historia y Cultura de un Continente, 25 y 26 de Noviembre de 2010., Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/2400/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Bosques en la cultura del agua. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/3591/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Chinchiná Siglo XXI. In: Tercer Encuentro de la Palabra, 22 al 25 de agosto de 2011, Chinchiná, Caldas. http://www.bdigital.unal.edu.co/4437/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Clima, deforestación y corrupción. Circular de la Red de Astronomía de Colombia, RAC (608). http://www.bdigital.unal.edu.co/3459/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos. Documento de trabajo. http://www.bdigital.unal.edu.co/4002/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Los frágiles cimientos de la democracia. Circular Red de Astronomía de Colombia (610). http://www.bdigital.unal.edu.co/3554/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Paisaje Cultural Cafetero: Bioturismo y ruralidad en la Ecorregión Cafetera. In: Paisaje Cultural Cafetero: amenazas y oportunidades, Jueves 1° de Septiembre de 2011, Auditorio de Confamiliares de Caldas. http://www.bdigital.unal.edu.co/4541/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Retos Ambientales en el Eje Cafetero. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/2685/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Rieles para el empleo cafetero. La Patria . http://www.bdigital.unal.edu.co/3558/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Una agenda pública para Manizales. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/3249 /

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011), Planes departamentales de CT&I.  Blog de Godues. http://godues.wordpress.com/2011/09/26/planes-departamentales-de-cti/

 

Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia (2009) Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. In: Jornada Académica y Taller de la SMP de Manizales, 07 Noviembre de 2009, Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/1671/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo; Torres Arango, Claudia; Zuluaga Soto, Jairo y Ramírez, Alexander (2011), Problemáticas y potencialidades en Caldas. Girasoles para un programa verde. In: Fundamentos de CT&S. en, http://www.galeon.com/cts-economia/sello-verde.pdf

 

Marmato y las Empresas Extranjeras O la Historia de la formación de una cultura miner

Escrito por smpmanizales 24-09-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Por:  Carlos J. González Colonia *

 

El actual pueblo minero del Marmato es uno de tantos pueblos latinoamericanos que comenzaron siendo sitios españoles de explotación de minas, debido a que en ellos los invasores dieron cuenta de la existencia de minería prehispánica. Estos sitios fueron lugar privilegiado para el encuentro conceptual y material del mundo hispánico con los mundos indígenas que habitaban las indias occidentales hacia principios del siglo XV. Sería el Mariscal Jorge Robledo quién por primera vez recorriera las provincias indígenas existentes en el territorio al que pertenece el Marmato de la actualidad. Desde entonces, una larga historia ha transcurrido en este sitio.

 

Esta historia de larga duración desde la época prehispánica hasta nuestros días, es a su vez una historia de la minería regional que por supuesto no ha sido lineal, sino que ha tenido momentos de drástica ruptura. Una primera ruptura la constituyó el momento de la llegada de los españoles a esta región y su consecuente transformación de las prácticas mineras de las provincias indígenas sometidas al régimen colonial de extracción de oro al servicio de la corona. La segunda ruptura la constituyó el periodo de las guerras de independencia, que terminó abriendo puertas al capitalismo industrial minero inglés de principios del siglo XIX, en detrimento del modo de producción minero colonial que había creado en este territorio una pequeña sociedad esclavista durante 300 años. La tercera ruptura ocurrió a principios del siglo XX, cuando la sociedad republicana que se había forjado allí, mediante el establecimiento de redes de parentesco entre las gentes de este territorio y los mineros ingleses y alemanes que comenzaron a llegar a partir de 1825, se vio sumamente golpeada por una brutal expropiación perpetrada por el gobierno nacional en 1906, solo para entregarle de nuevo las minas a otra compañía inglesa que las explotó hasta 1930. Fue tan drástico este momento histórico que, basado en él, un escritor nativo escribió una novela que solo se pudo publicar hasta 1937 por considerarse subversiva, y que terminó convirtiéndose en la fuente histórica a partir de la cual los marmateños actuales construyen y comprenden la historia de su pueblo: La Bruja de las Minas.

 

Desde este momento la bruja marmateña se convirtió en el emblema cultural de una resistencia social al despojo.

 

A lo largo del siglo XX y hasta nuestros días, un mito y una danza folclórica nacieron como expresiones simbólicas de una regla social bastante clara: para explotar minas en Marmato el extranjero se debe convertir en marmateño y para lograrlo debe tomar una mujer marmateña. En la cultura minera de Marmato, tanto el mito como la danza construyen a la mujer nativa como mujer mágica heredera de cualidades propias de la “raza” negra que la hacen idónea precisamente para “marmateñizar” hombres extranjeros. Está claro que ambos elementos del sistema simbólico local sirven a la construcción nativa de una ancestralidad vinculada con los esclavos negros traídos desde el África para explotar las minas en la época de la colonia.

 

El mito del “Aguita de Cascabel” y la “Danza de la Pascuala”, dan cuenta en clave simbólica de que los marmateños siempre han sabido abrirle las puertas a los extranjeros. Pero esta incorporación sistemática de foráneos implica una regla básica: que la comunidad y su sistema nativo de supervivencia económica no sean transformados de manera brutal.

Ahora el pueblo minero de Marmato parece estar viviendo su cuarta ruptura histórica. Después de construir durante casi 80 años una cultura que explota el cerro a través de una intrincada red local de relaciones de parentesco, compadrazgo y amistad, e imita el modo de producción que allí instauraron las empresas inglesas entre 1825 y 1930, la vida minera del pueblo vuelve a ser alterada esta vez por la presencia del gran capital.

 

Las acciones que allí efectuó una transnacional minera en el año 2006 (compra y cierre de minas y destrucción de molinos), con miras a la preparación de un traslado masivo del pueblo y de sus instituciones para acometer una posible explotación a cielo abierto, vulneró esa intrincada red de parentesco que los marmateños suelen revelar cuando afirman que allí todos son parientes en algún grado de consanguinidad o afinidad. Así que la presencia del gran capital comenzó a modificar el tipo nativo de relaciones sociales y posibilitó el surgimiento de otras formas de relacionamiento económico que vulneraron la tranquilidad del pueblo. El fenómeno de la llegada masiva de gente desconocida para practicar el tipo de explotación de la veta aurífera denominado “Guacheo”, dentro de las minas cerradas, y la consiguiente proliferación de pequeños molinos al servicio de esta insegura forma de rebusque de mineral, surgieron allí a partir del año 2007. Esta reacción del sistema nativo de subsistencia puede ser leída como el producto del enfrentamiento entre la racionalidad minera local y la de la empresa transnacional. En todo caso estas situaciones de conflicto muestran como un modo de producción minero propiamente marmateño, en estrecha relación con su cultura, se reproduce como puede para evitar su destrucción.

 

La experiencia que vive hoy el municipio de Marmato nos enseña, desde el punto de vista de las ciencias sociales y humanas, que no es tan sencillo destruir una formación sociocultural producto de una historia de larga duración. Un traslado masivo como el que propone la transnacional, representaría el enfrentamiento dramático entre la onda mirada minera de comprensión de la vida de los marmateños, y la instrumental mirada calculadora del costo beneficio del capital extranjero; cuestión que no causaría otra cosa que violencia.

 

Es por lo anterior que invitamos a los directivos de la transnacional MEDORO, a que tomen conciencia del sufrimiento social que pueden causar en Marmato si no se dedican a comprender las profundas implicaciones socioculturales de sus acciones empresariales. Ya saben que los marmateños no tienen problema con recibir a los extranjeros, pero les recordamos que esto es así siempre y cuando respeten las reglas sociales locales. La experiencia antropológica ha mostrado como en todo tiempo y lugar son la “naturaleza” de la cultura local y la ideología de la sociedad nativa las que moldean las iniciativas económicas de los extranjeros, y no a la inversa. La ciencia está ahí para que aprendamos de ella.

  

* Magister en Antropología Social/ Universidad Nacional de San Martin - Buenos Aires – Argentina./ Texto basado en trabajo de campo llevado a cabo en Marmato durante el año 2010/ Campo de Estudios: Antropología en Pueblos Mineros de la Cordillera de los Andes.

 

Imagen, en: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/39/MunsCaldas_Marmato.png/260px-MunsCaldas_Marmato.png

 

---

Relacionados:

 

Duque Escobar, Gonzalo (2008) Marmato: desaparecen más de 500 años de cultura por reorientación minera. Documento de trabajo. Universidad Nacional de Colombia, Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/1701/  

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Temas rurales para la ecorregión cafetera. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/4505/    

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Anotaciones para un crecimiento previsivo y con desarrollo. La Patria.  http://www.bdigital.unal.edu.co/4200/ 

 

Duque Escobar, Gonzalo (2011) Oro de Marmato: miseria o desarrollo. La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/3404/

  

 

 

Una mirada gruesa a cinco temas del desarrollo regional

Escrito por smpmanizales 23-09-2011 en General. Comentarios (0)

 




Por Gonzalo Duque-Escobar *

 
A continuación, se presenta una apretada síntesis de un conjunto de problemáticas y potencialidades consignadas en diferentes trabajos que enfrentan los temas  socioambientales de la región, por considerarlos útiles para la construcción y valoración de las propuestas y estrategias del desarrollo, para Manizales y Caldas. 
 

En el tema social, gravitan asuntos como la desestructuración del tejido social en el medio urbano; pobreza acentuada por desequilibrios regionales en NBI; marginalidad y  exclusión social; baja escolaridad y la deserción escolar; desempleo rural y urbano; el déficit en calidad y cobertura del sistema de salud y agua potable; falta de vivienda digna y segura, inseguridad y drogadicción; deficiencias estructurales en salud, educación, nutrición y empleo; procesos de lumpenización del medio urbano; acciones para solución de conflictos socio-ambientales relacionados con proyectos mineros, energéticos, de infraestructura y cultivos ilícitos y áreas en zona de desastre; falta de  políticas para la prevención de la violencia. Pero contamos con ventajas humana y sanas costumbres de la población; una excelente distribución demográfica dado el modelo de poblamiento; extensión del saneamiento básico al hábitat humano y rural; infraestructura escolar, de vías y de servicios públicos en las áreas cafeteras y centros poblados; políticas de reubicación de asentamientos humanos de zonas en riesgo no mitigable; programas de protección de cuencas abastecedoras de agua potable para caseríos y veredas, presencia de ONG que trabajan por la paz y el desarrollo comunitario, y de instituciones como la Federación Nacional de Cafeteros y las Universidades Públicas.

 

En medio ambiente y territorio, los problemas van con Barreras topográficas como la Cordillera Central. La condición mediterránea de la región como factor  de aislamiento; carencias del hábitat en el medio rural; prácticas agropecuarias con degradación del medio ambiente; deforestación de cuencas; conflictos de uso y aptitud del suelo; contaminación de fuentes hídricas y suelos; destrucción de la biodiversidad y de ecosistemas estratégicos; amenazas geodinámicas e hidro-meteorológicas y falta de adaptación al calentamiento global; amenaza de proyectos de economía extractiva que desestructuran el territorio; presión sobre los ecosistemas por las dinámicas urbanas. Frente a esto se tienen ventajas por cosistemas estratégicos como el parque de los Nevados; fuentes hídricas, bosques y humedales; potencial agropecuario de la zona cafetera, alta cordillera y valles del Risaralda y Magdalena; recursos naturales en un medio potencialmente productivo y geo-estratégicamente ubicado; potencial paisajístico y climático de la región; potencial minero aprovechable para el bienestar dándole valor agregado; acceso a la hoya del Magdalena en La Dorada; proyectos estratégicos para la conectividad suprarregional por aire, agua y tierra; posibilidad de desarrollos tecnológicos verdes para estabilizar el área urbana y las vías.

 

En lo económico, las dificultades apuntan a la inequidad y concentración de la riqueza; proceso de desindustrialización; deficiencias del sistema de transporte; problemas focales de seguridad alimentaria; problemas de conectividad regional; brecha de productividad entre ciudad y campo;  posibles impactos en los ingresos rurales por el TLC; falta de competencias laborales; carencia de oportunidades y recursos para los municipios; falta de políticas de ciencia y tecnología para el sector rural; deficiencias en cadenas productivas y falta de organización y apoyo para los pequeños productores rurales y artesanales; efectos dañinos de la falta de complemento entre las economías de Manizales y Pereira.  No obstante las ventajas se relacionan con la ubicación del Triángulo del Café en el centro del eje Cali-Medellín; la vocación industrial y cultural de Manizales sumada a las ventajas de Pereira como centro de las actividades comerciales ;  posibilidad de complementar la economía regional a nivel de las capitales cafeteras para la ciudad región; alto efecto redistributivo del ingreso asociado a la estructura de la tenencia de la tierra cafetera; recursos de C&T asociados al sistema educativo y empresarial para el desarrollo agroindustrial e industrial; la red de caminos cafeteros para el transporte rural; el potencial minero e hidroenergético del Eje Cafetero. Las ventajas naturales y culturales para el bioturismo.

 

En el área cultural, las problemáticas son la falta de procesos culturales como sí los hay en la música; ecosistemas estratégicos por inventariar;  escenarios culturales por realzar; déficit en cartografía temática y de detalle; un modelo educativo anacrónico y aburrido; falta de pertinencia en los programas educativos; un modelo educativo sesgado que no contempla la cultura y el arte, diseñado para la sociedad industrial de ayer; falta de políticas y de recursos en pro de la cultura y la educación física; déficit de infraestructura social, cultural y recreativa para los sectores populares; políticas de mantenimiento y promoción del patrimonio cultural tangible e intangible. Y las potencialidades muestran la posibilidades de articular la economía verde con la economía del conocimiento, para desarrollos en biotecnología; centros urbanos de mediano tamaña, con desarrollos académicos para potenciar la oferta de bienes y servicios de valor agregado; la declaratoria del Paisaje Cultural Cafetero sumada al potencial biodiverso y pluricultural; la oferta de bienes culturales y servicios ambientales en el medio rural; la experiencias del programa Escuela Nueva; medios urbanos con  infraestructura y servicios culturales, educativos y científicos; sectores intelectuales y cívicos comprometidos. Oferta de eventos culturales acreditados en los escenarios urbanos.

 

En lo Político institucional, tenemos que enfrentar la fragmentación social; la corrupción y el asistencialismo; privatización de empresas estatales estratégicas; pérdida de gobernabilidad por el quehacer político; necesidad de adaptar los POT para el ciclo 2012-2024 con una mirada regional, integral, de equidad y previsiva; pérdida de valores fundamentales para la vida y la convivencia; la ausencia institucional en los escenarios rurales; carencia de políticas institucionales de género y minorías, para la participación e inclusión. Falta de capacidad de la clase empresarial por una cultura empresarial  propia de modelos de economía familiar. No obstante tenemos ventajas como la cultura cafetera como sistema estructurado de organización social con liderazgo comunitario; la capacidad de la sociedad civil para la participación social en los mecanismos de seguimiento y control ciudadano; la academia como soporte para implementar un modelo en la administrativo pública, soportado en la  gobernanza; el nuevo ciclo del ordenamiento territorial donde se viabiliza la alianza de los entes territoriales; el carácter empresarial y de liderazgo natural de los pobladores; la experiencia de  las instituciones públicas de ayer como la Chec y el Seguro Social.

 

Habrán quedado asuntos por fuera, cuya relevancia sabrá interpretar el lector en función de su conocimiento y formación, como de la sabiduría fruto de la experiencia que haya vivido.

 

Manizales, 22/09/2011.

 

 

Fuentes:

 


Temas de agenda pública para Manizales y Caldas/ Gonzalo Duque Escobar (2011), en: http://godues.wordpress.com/2011/07/23/temas-de-agenda-publica-para-manizales-y-caldas/

Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia (2009) http://www.bdigital.unal.edu.co/1671/1/gonzaloduqueescobar.20091.pdf

Girasoles emblemáticos para la problemática ambiental de Caldas/ Gonzalo Duque Escobar (2011), en: http://claudiatorresa.blogspot.com/2010/06/girasoles-emblematicos-para-la.html

Notas sobre Ciencia, Cultura, Educación y Desarrollo/ Gonzalo Duque Escobar (2011), en: http://godues.wordpress.com/2011/07/06/notas-sobre-ciencia-cultura-educacion-y-desarrollo/

Temas rurales para la ecorregión cafetera/ Duque Escobar, Gonzalo (2011), en: http://www.bdigital.unal.edu.co/4505/

Problemáticas y potencialidades en Caldas. Girasoles para un programa verde. Gonzalo Duque Escobar, Claudia Torres Arango, Jairo Zuluaga Soto y Alexander Ramírez (2011), en, http://www.galeon.com/cts-economia/sello-verde.pdf

Anotaciones para un crecimiento previsivo y con desarrollo / Duque Escobar, Gonzalo (2011), en: http://www.bdigital.unal.edu.co/4200/

Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional / Duque Escobar, Gonzalo (2010), en: http://www.bdigital.unal.edu.co/2400/

Fundamentos de CTS y Economía. Gonzalo Duque-Escobar (2002), en: http://www.galeon.com/cts-economia/
---
* Profesor de la U.N. de Colombia, sede Manizales http://www.docentes.unal.edu.co/gduquees/


LA VIDA DE UN PERRO

Escrito por smpmanizales 18-09-2011 en General. Comentarios (0)

 

Por Carlos A. Valencia O.

 

LA VIDA DE UN PERRO (322)

 

La vida de un perro de finca es relativamente fácil: comer, dormir, gruñir.  ¿Pero a quién?  Eso depende de las circunstancias.  Eso de “pelarle los dientes” a las personas puede pagarse caro, porque el hombre puede ser un matón y responder agresivamente con palo, navaja o pistola y eso sí es un problema.

 

Pero fuera de estas eventualidades es poco lo que un perro puede moverse.  Claro que lo hace detrás de su amo o de uno de sus hijos.  Su recorrido es hasta el corral del ganado, por ejemplo, o hasta el gallinero, o hasta la porqueriza y a ratos hasta el cafetal para acompañar a los cogedores de café.  Regresa cansado de mirar reses o de enredarse en las piernas de su patrón quien lo regaña por atravesarse en su camino, recibiendo la consabida “vaciada”:

 

-        ¡Qué chandoso para estorbar: Parece una guadua en la mitad de la cocina!

 

“La guadua” se va a echar en su rincón favorito cubierto con costales de estopa, a “rumiar” pensamientos, porque aunque ustedes no lo crean los perros piensan.  Que no comuniquen lo que piensan y creen, no hace de ellos menos filósofos.  Afortunadamente los perros no hablan ni escriben sus memorias, porque si llegase a ser así, los hombres nos tendríamos que esconder y mantenernos con la boca cerrada.

 

Me atrevo a escribir (suponiendo, naturalmente) unos cuantos pensamientos perrunos, los que ustedes me perdonarán que transcriba sin agregarle ni quitarle una sola palabra.  Piensa el perro echado cómodamente en su nido de costales de estopa:

 

-        Ahí va Aniceto, dizque mi amo, dueño y señor de todo lo que nos rodea.  ¡Qué iluso él!  No hace ocho días murió por aquí en la vereda don Torcuato Castañeda y, a pesar de toda la plata que tenía, no se pudo llevar ni un peso para el otro lado.  ¡Vean a su familia dizque peleando por esa fortuna.  Ya no se pueden ni ver, ni se visitan, ni se hablan!  Y me vienen a golpear a mí porque me saqué un miserable hueso de res y ese hueso ni carne tenía.  Era algo imposible de pelar porque ya estaba todo pelado.  ¡Ah… qué paz se respira en esta parte del corredor!  Miren ese gallo tan creído “pisando gallinas a la lata” para saber que la semana pasada “sacudió” al gallito de la finca vecina dizque porque Blanquita, la mejor gallina ponedora de estos contornos le picó el ojo.  Y “Crestepollo”  que no es ningún pendejo, tuvo amores con ella en la huerta a la seis de la tarde antes de subir al gallinero.  Y su marido está convencido que de esa última camada de pollitos sólo él es su padre.  Yo no me muevo mucho de estos costales pero sí son muchos los cuentos de los que me entero sin estarlos preguntando.  Mis amigos y mis amigas son muy comunicativos conmigo.  ¡Ahhh… la buena vida!

 

Y se estiró cuan largo era.  No hay que dejar de reconocer que más de un hueso le “traquió” a Capitán con la estirada.  Después de todo han sido 15 años prestando “sus servicios”  en esta finca, algo así como más de 105 años de la vida de un hombre. ¡Y eso es mucho tiempo y son muchas historias para contar!

 

La semana asada le dieron canina sepultura a “Capitán” el perro de la finca de don Teto Montoya.  Lo enterraron sin mucha ceremonia al pié del árbol de guayabas frente a la casa de su patrón.  A su sepelio no asistieron ni su viuda, una perra de unos 45 años de nombre “Zarrapastrosa” ni los cuatro cachorros que hubo de ese “matrimonio”.  Su muerte pasó completamente desapercibida en la vereda.  Las malas lenguas dicen que esa perra fue mucho lo que anduvo para arriba y para abajo con una gran jauría de chandosos con los que tuvo muchísimos cachorritos.  Pero dizque le hizo creer a Capitán que él había sido su único amor. Y el pobre murió creyendo que había encontrado el amor de su vida. Por esta vereda las historias de “cachos puestos” son muy comunes. ¡Qué risa!

 

Capitán murió como había vivido: sin pararle muchas bolas a la vida y sin exigir ninguna indemnización para su “viuda y sus hijos”.  No hubo necesidad de desearle “paz en su tumba” porque toda la vida en paz vivió. Si se “amarró algunas perras” eso lo hizo en “uso de sus atribuciones legales” pues era parte de su trabajo. (¡Qué perro tan sufrido!) y él siempre fue un fiel cumplidor de su deber.

 

En la vereda “El Tambor” deben estar ladrando y haciendo lo mismo muchos perritos, lo que  en vida hizo su papá: ladrar, gruñir y aparearse, como él lo hizo, sin “sacarle al bulto a su obligación”.

 

Los hombres  la llaman “vida de perros” pero no saben lo bueno que vivimos nosotros los canes porque les hacemos creer a los hombres que ellos son nuestros amos cuando la cosa es al revés.  Lo único que tenemos que hacer es poner cara de “yo no fui”, voltear los ojos como si fuésemos unos terneros huérfanos, mover la cola y esperar los resultados.

 

Mejor dicho: sería una tontería cambiarnos por el hombre que se tiene que quebrar el espinazo para conseguir la comida diaria.  Nosotros con cualquier hueso tenemos.

 

No sabemos de dónde sacaron aquello de que “el perro es el mejor amigo del Hombre” cuando la cosa es al contrario: el hombre es el mejor amigo del perro.  Y según sabemos esta situación lleva siglos de siglos y, a la larga,  nosotros somos los beneficiados: tenemos casa y carro y no nos tenemos que preocupar por las becas porque ni siquiera sabemos qué es eso.

 

En cuanto a los carros, ese aparato sí es el mejor que se han podido inventar.  ¿No han visto ustedes un perro asomado a la ventanilla trasera del carro de su “amo” con las orejas al viento, oteando el horizonte, ladrándole a todo lo que se mueva en la carretera y mirando a esos pobres perros parias que viven en casuchas cuidando ovejas y rebuscándose la comida?  Esa es otra historia muy distinta”

 

Amigos y amigas: ¿no les decía al principio de este relato que si los perros pudieran hablar y escribir nosotros los hombres nos tendríamos que esconder?

 

 

NOS VIMOS.