Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

NOSTALGIA

Escrito por smpmanizales 02-08-2010 en General. Comentarios (0)

Por Carlos A. Valencia O.

 

NOSTALGIA (236)
 
Sentado frente a su mesa de trabajo en el Banco General, Eduardo (nombre de uno de mis compañeros empleado bancario) miraba el campo que asomaba en lontananza sobre los tejados de las casas.  Allá estaba esa quietud, esa paz, ese silencio que tanto había deseado.  Aquí sobre la mesa repleta de formatos, recibos y planillas el mundo bancario, el mundo del tanto por ciento, de los intereses de mora, de los créditos de las cuotas, el mundo del dinero implacable que no perdona.
 
Aprendió contabilidad y eso le fascinó. Creía (el muy romántico) que esos libros mostrarían el esfuerzo y las ganancias de un trabajo honrado.  Aprendió a anotar bajo el rubro de Semovientes las existencias, compras y ventas de caballos, vacas y terneros.  Se los imaginaba pastando en extensos potreros en la placidez de una finca tan eglógica como sus pensamientos.
 
Bajo Bienes Raíces aprendió a lidiar no sólo con los números sino con escrituras, notarías e impuestos.  Todo estaba muy bien para lo que había sido entrenado, pero nunca llegó a imaginar que el dinero tergiversaba el valor de las cosas e incentivaba, para algunos voraces,  la gula de tener más, más y más, no importaba si era necesario arrebatar, por medio de hipotecas y acciones “legales” los terruños y casas adquiridas con esfuerzo honrado y dejando en ellos pedazos del alma.
 
Quizás eso no era lo que él quería, sólo que le faltó conocer la codicia de los hombres, pero ese curso no estaba incluído en el programa de contabilidad ni de teneduría de libros.  En la escuela no le enseñaron eso y a él le faltó astucia para comprender el alma de los agiotistas, un mundo negro e implacable con los deudores. 
 
Se sintió triste e indefenso, no por él porque a nadie debía y mucho menos a los bancos, sino porque en su ingenuidad creyó que todo el mundo era recto y comprensivo, mucho más con aquellos que, de un momento a otro, se habían quedado sin dinero para cubrir sus obligaciones monetarias.  A eso se reducía todo: a monedas, que con el tiempo de mora se convierten en billetes y llegan al punto de comerse el capital hecho a base de trabajo duro, noches de insomnio, necesidades de los hijos y la abstención hasta de lo más necesario.  Pero se vencía el plazo y ese señor o esa entidad, que prestó unos cuantos miles de pesos, ahora exige millones más los honorarios de los abogados que arrasan hasta con los restos de lo que no quedó.
 
¡Qué mundo ese! Nunca se lo imaginó tan cruel y alguna vez creyó  que, por el hecho de ser un empleadito bancario, nada le importaría.  Después de todo ninguna de esas deudas  eran suyas pero no dejaba de pensar en los personas que se habían atrasado en sus pagos que no tenían con qué pagar sus obligaciones.
 
Su mundo era muy distinto, muy sensible, demasiado ingenuo.  Por ese camino debió ser ermitaño, vivir con poco y no sufrir por nadie.  Pero él no estaba solo porque de él dependían su mamá, su papá ya viejo y muy impedido, sus hermanos sin trabajo y quedaba sólo él con el sueldito del Banco General.  Debía seguir “dándole a ese yunque y comer callado”, aunque las injusticias le sacaran chispas y ampollas.
 
Le quedaba el consuelo de la poesía.  Era su mundo fuera de este mundo.  En ese mundo se sumergía cuando estaba alegre o triste, inspirado o desencantado.  Allí lo tenía todo en su ser interior porque de ahí para afuera todo era muy distinto y muy cruel, sin perdón ni recompensas, sin delicadeza ni nobleza.  El mundo del dinero es antipático y excluyente.  ¿Pero todo sería así? ¿No sería que estaba exagerando demasiado, tomando las cosas desde un punto de vista catastrófico? ¿No sería quye era depresivo por naturaleza?  Quizás no todas las personas eran tan malas como él lo imaginaba.  Deben existir gentes con dinero y buen corazón.  Ojalá.
 
Sí.  Estaba seguro que en ese mundo exterior había gente valiente y muy buena que no se vendía y que nunca se cansaba de hacer el bien, muy pocos por cierto pero los había.  Personas que sonreían aunque la procesión iba por dentro y nunca se amilanaban.  Y ayudaban a otros y se sentían felices sirviendo. 
 
Eduardo recapacitó y descubrió que con su pesimismo el primer perjudicado era él.  Y paradójicamente había muchas personas que lo admiraban por su dedicación al trabajo y por la rectitud de su vida.  Muy bonito todo eso pero no se sentía bien.  Algo en su interior lo impulsaba a protestar, a decir que no estaba de acuerdo con las injusticias, que la consecución del dinero no tenía que causar la desgracia de otros menos hábiles para negociar, para comprar y vender y ganar lo suficiente sin perjudicar a otros menos afortunados.  Pero así no funciona el mundo de los negocios, de la bolsa, de los bancos que es un mundo implacable, absorbente e injusto.
 
Esa noche no pudo dormir porque sus pensamientos estaban en otra parte, buscando palabras que conformaran versos, que contaran la historia como debía ser, un poema en el cual podría vaciar su alma.  Fueron muchas las cuartillas que garrapateó  y muchas las hojas que arrugó y tiró al cesto de la basura.  Hasta que logró terminar ese poema como a las cuatro de la mañana.  No había dormido pero se sentía felíz.  No importaba si tenía que ir a trabajar al banco teniendo “los ojos en la trastienda”  y esto fue lo que salió del fondo de su alma:
 
 
 
 
 
MUNDO FINANCIERO
 
                                      Fortunas que se mueven
                                      Igual a tiburones
                                      Asalto a truncas ilusiones
                                      En el mar de las finanzas
                                      Amarradas a libranzas
                                      Réditos, tasas,
Intereses usurarios
Un atraco a los usuarios
                                      Universo pendenciero
                                      Duro, cruel e intransigente
                                      Que se sirve de la gente
                                      desechable marioneta
                                      No hay lugar a pataleta
                                      Sólo importa lo que rinda
                                      Produzca o multiplique
                                      Así millones queden en la olla
                                      Y el usufructo saque ampolla
                                      Es la ley de los magnates
                                      Don Dinero El Excluyente
                                      Que se burla de la gente
                                      Que devora capitales
                                      Forma grupos poderosos
                                      Un imperio de colosos
                                      Sin respeto por la vida
                                      Plus valía mal habida
                                      Pone al mundo de rodillas
                                      Y el dolor de los que sufren
                                      No les hace ni cosquillas.
 
(Poema ganador del Primer Premio en Concurso Auspiciado por la Universidad Nacional de Colombia, Sede Manizales, en Diciembre de 2009)
 
NOS VIMOS.

Aerocafé:

Escrito por smpmanizales 02-08-2010 en General. Comentarios (0)

 

Fuente: http://smpmanizales.blogspot.es/1293730998/gonzalo-duque-escobar/

 

Información de Gonzalo Duque Escobar sobre el Aeropuerto del Café, en Palestina Caldas:

 

EL ESCENARIO PROACTIVO DE AEROCAFE (2010), en:  

http://smpmanizales.blogspot.es/1280749020/el-escenario-proactivo-de-aerocafe/

 

NOTAS SOBRE EL AEROPUERTO DEL CAFE (AEROPALESTINA), EN PALESTINA, CALDAS (2001), en: http://www.galeon.com/economiaytransportes/aerocafe.htm
 

EL ESCENARIO PROACTIVO DE AEROCAFÉ (2010), en: http://smpmanizales.blogspot.es/1280749020/

 

VENTAJAS Y RETOS DE AEROCAFÉ (2010), en: http://www.galeon.com/economiaytransportes/aerocafe-vr.pdf

 

ELEMENTOS PARA LA VISIÓN PROSPECTIVA DE AEROCAFÉ (2010), en:  http://godues.spaces.live.com/blog/cns!48EAA3991CDCAE9A!1609.entry

 

AEROPUERTO DEL CAFÉ: UN PROYECTO CON FUTURO (2009), en: http://godues.spaces.live.com/blog/cns!48EAA3991CDCAE9A!1588.entry

 

AEROPUERTO DEL CAFE- NOTAS CLAVES (2008), en: http://godues.blogspot.com/2008/06/aeropuerto-del-caf-notas-claves.html

 

COSTOS Y BENEFICIOS DE UN AEROPUERTO REGIONAL (2001), en: http://smpmanizales.blogspot.es/1280773490/

 

COYUNTURA AEROCAFÉ VS SANTA ANA (2001), en: http://smpmanizales.blogspot.es/1280773647/

 

AEROCAFÉ, UNO DE LOS TRES AEROPUERTOS COMPETITIVOS DE COLOMBIA (2000), en: http://smpmanizales.blogspot.es/1280773742/

 

Manizales, 02/08/2010.

 

AEROCAFÉ, UNO DE LOS TRES AEROPUERTOS COMPETITIVOS DE COLOMBIA

Escrito por smpmanizales 02-08-2010 en General. Comentarios (0)

 

 

Por Gonzalo Duque E. (*)

 

Sin duda el transporte aéreo es fundamental para el desarrollo de la fuerzas productivas de un país, pero en términos competitivos sólo son tres los verdaderos aeropuertos de Colombia que alcanzan la categoría de "Aeropuertos Internacionales": cumplen bien los de Cali, Barranquilla y el proyectado Aerocafé en Palestina.

 

Contrariamente El Dorado es muy alto y los Jumbos no pueden salir de Bogotá para Europa o Santiago " full carga, full pasajeros y full combustible", por lo que debe hacerse escala y tomar combustible en Caracas y Guayaquil. Su condición Internacional le ha caído por fuerza mayor. Además el Aeropuerto de Rionegro " vive cerrado", Cartagena es estrecho y los demás no soportan ningún análisis.

 

Examinando lo regional, La Nubia no es aeropuerto, es un simple aeródromo. El avión apropiado para operarlo parece ser el Twin Otter y no el Fokker o el ATR. Allí como en el Matecaña de Pereira que es algo más grande, se opera la pista con la ciudad encima y por una misma cabecera. Si se da una emergencia al aterrizar, no queda nada bueno que esperar: es casi como haber ingresado a un agujero negro del que no se tiene oportunidad de escape.

 

En 1982, la firma Corporación Aeropuerto de Paris evaluó Matecaña y la conclusión que uno saca de tales estudios es que con una inversión de más de 30 millones de dólares, no se mejora su eficiencia en más del 20 %, lo que supone no pasa el aeropuerto de los medianos aviones Boeing 727 y 737 a los transoceánicos 747, 767 y 757. Por eso propusieron entonces llevar el escenario hacia Cartago. Pero hoy Cartago tampoco resulta estratégico: no tiene "cuenca propia", lo que significa que su radio de acción y el de Palmaseca, se interceptan, y queda metido su territorio en el del vecino. Esa distancia, la del área de influencia de un aeropuerto, que es de una hora en vehículo por tierra, se ha extendido a causa de las nuevas autopistas del Valle del Cauca.

 

Así no tiene sentido invertir en Cartago para modernizar el aeropuerto y reorientar su pista, cuando el aeropuerto de Palmaseca que es su competencia, fue depreciado y puede después de la privatización reducir tarifas. Además, es evidente que Aerocartago, en tantos años de existencia, no ha generado mayor impacto regional a pesar de la longitud de su pista. Tampoco tiene sentido invertir en el Edén de Armenia que tiene deficiencias similares a las anunciadas. Como aeródromo puede cumplir de manera similar al Olaya Herrera.

 

¿Y Aerocafé en Palestina qué?. No admite segunda pista pero sí un Jumbo levantando 20% más en carga que la que este avión 747 sacaría de Cali o Rionegro, a causa de la topografía conveniente: la colina de Palestina hace las veces de portaviones, al que se aproxima en la cabecera Sur y en el que se que se despega en la Norte, sin sufrir restricción por el relieve aledaño. Esa ventaja le facilita competir en fletes y atraer carga vecina. Además, Aerocafé que sirve de pista alterna a los aeropuertos de las tres principales ciudades de Colombia, será el centro y la intersección de los ejes aéreos "Los Ángeles - Rio de Janeiro" y "Miami – Santiago de Chile ".A esa circunstancia, la de ser aeropuerto obligado de paso, se suma que Aerocafé tiene cuenca propia y esa es la del Eje Cafetero, la más estratégica de la conurbaciones de Colombia por su posición respecto a Cali y Medellín.

 

No es de extrañar que mañana se puedan ofrecer vuelos sin escala desde Aerocafé, a Miami por U$ 350  y a Madrid por U$ 600 , ida y vuelta. La primera oferta para vuelos de 3000 millas cuando la pista tenga 2400 m y la segunda para vuelos de 5000 millas cuando se completen sus 3550 m de longitud. Es por eso que el desarrollo del proyecto en dos escalas es viable, de cara al mercado americano en la primera fase y luego al europeo en la segunda. Y es viable sólo por que a sus bondades se suman ahora las actuales circunstancias del desarrollo urbano regional que no existieron antes.

 

GDE P As. Universidad Nacional de Col., Manizales, Enero 17 de 2000.

COYUNTURA AEROCAFÉ VS SANTA ANA

Escrito por smpmanizales 02-08-2010 en General. Comentarios (0)



 

Por Gonzalo Duque -Escobar- *

 

 La Nubia y Matecaña llegan a su etapa final como una consecuencia asociada a  las limitaciones técnicas de ambos aeropuertos. Luego del cierre operacional de estos dos terminales quedan dos alternativas para el Eje Cafetero: desarrollar el Aeropuerto del Café -Aerocafé- o en su defecto el aeropuerto de Santa Ana en Cartago.

 

 La posibilidad estará fuertemente influenciada por Pereira, dada su preferencial situación estratégica en esta región. Por lo visto ahora ellos demandarán como mínimo una pista que permita operar los aviones medianos tipo MD-80 y B-737, pues se acogerán sin duda alguna a la fórmula más cómoda que se les presente en el corto plazo.

 

Manizales entretanto, para garantizar condiciones operacionales aéreas superiores al 98%, solo tiene dos opciones: reproducir la Nubia en Palestina construyendo una pista de solo 1500 m para operar los pequeños aviones Fokker y ATR, o por el contrario avanzar a la construcción de una pista de 2400 m útil para acceder al mercado Americano con vuelos de tipo continental y con la que damos de paso respuesta positiva a las necesidades de corto plazo de Pereira. Esta segunda, es la fórmula a seguir como camino acertado para avanzar luego a la pista de 3550 m que permitirá acceder el mercado europeo y asiático con vuelos interoceánicos, desde y hacia Palestina.

 

La estrategia de Cartago está hoy centrada en capturar dentro de tres años el mercado del aeropuerto de Matecaña y la voluntad de Pereira, para lo que aspira a extender su pista en 800 m, pero sin reorientar su eje aunque dicho aeropuerto no tenga cuenca propia, dado que Santa Ana comparte su territorio con Palmaseca. Esa es posiblemente una respuesta de corto plazo pero no es la respuesta adecuada para alcanzar la competitividad de la región, cuando se cuenta con la opción de desarrollar Aerocafé a menos de 30 km de Pereira y Manizales cumpliendo condiciones técnicas y de mercado significativamente superiores a las de Santa Ana en Cartago.

 

Recuérdese que  Aerocafé en Palestina, cuando se conurbe la región, por su posición respecto a Bogotá, Medellín y Cali puede ser el segundo Aeropuerto de convergencias aéreas en Colombia, ya que sus bondades le permite suplir generosamente las deficiencias del sistema aéreo nacional limitado o imposibilitado para los vuelos interoceánicos desde El Dorado.

 

 Es de esperar que las necesidades del corto plazo y menos otras circunstancias más parroquiales, no terminen sacrificando la posibilidad de ejecutar con responsabilidad una obra, que más que importante resulta fundamental, necesaria y oportuna para el desarrollo del Eje Cafetero. Recuérdese que puertos y aeropuertos estratégicamente ubicados son las empresas de mayor generación de empleo en las urbes del Planeta y esa es la diferencia básica entre Aerocafé y Santa Ana, de cara al futuro.

 

* Prof. U. Nal. de Col., Manizales, Miércoles 31 de  Enero de 2001

COSTOS Y BENEFICIOS DE UN AEROPUERTO REGIONAL

Escrito por smpmanizales 02-08-2010 en General. Comentarios (0)

 

 

Por Gonzalo Duque E.
 
 

Estimados y apreciados lectores, recordemos que el primer empleador en Chicago con 2000 aviones día, o en Miami, es el Aeropuerto. También en New York con 1500 aviones día y en Amsterdam, puerto y aeropuerto compiten. Valdrá la pena jalonar así un proyecto comparable por su efecto sobre el desarrollo de las fuerzas productivas, similar a nuestro Cable Aéreo de la década del 30, aunque diferente a los proyectos de desarrollo social directo como el caso de una electrificación rural y unos caminos vecinales.

 

Comparando el Aeropuerto del Café -Aerocafé- con Santa Ana y sin medir los beneficios  de ambos proyectos, a priori los costos parecen favorecen sustancialmente al proyecto de Cartago:

 

-1.El acceso vial a Palestina desde Chinchiná, contra un cruce de río en Santa Ana.

 

-2.Los llenos sobre piso inclinado acá, contra la natural estabilidad geotécnica del Valle.

 

-3 La complejidad ambiental por la proximidad de Palestina, contra el bajo impacto allá.

 

Ciertamente las condiciones geotécnicas de Aerocafé en Palestina no están resueltas, a pesar de los estudios de suelos existentes a la fecha y hechos por una de las prestigiosas firmas de la ingeniería local pero en los que su certificación no resulta suficiente para  soportar los requerimientos de un empréstito internacional.

 

Siendo importante el problema de los suelos, creo puedan resolverse las grandes dificultades que este proyecto plantea a partir de las experiencias de la presa de Hidro - San Francisco para los terraplenes que duplicarán la altura de la presa  y en parte por la de nuestra exitosa ingeniería desarrollada en los rellenos citadinos acá. No así puede saberse el costo que podrá ser grande, máxime si se consideran seriamente las  situaciones ambientales de Aerocafé, dada la proximidad del poblado de Palestina.

 

Debe tenerse claro además que este proyecto con cerca de 10 millones de m cúbicos es singular por la magnitud de tierra a mover, donde es imperioso buscar el equilibrio de llenos y cortes para reducir los acarreos.

 

No obstante la estructuración técnica de Aerocafé  y Santa Ana no se tienen  y sin ellas su valoración económica no procede, dado que no se saben los costos ni los beneficios exactos de los proyectos, y esa es la mayor demora que ha tenido la gestión de Aerocafé. 

 

Que bueno haber contado con un gerente con la experiencia técnica en empresas como Chec con la ejecución exitosa de los estudios y diseños  que permitieron la construcción de la hidroeléctrica Miel I, donde  la calidad de los estudios ahorro una cifra del orden  de 80 millones de dólares, lo  que no tiene precedentes en Colombia.

 

En consecuencia,  el desafío obliga a examinar bien las alternativas aeroportuarias regionales y el impacto y naturaleza de la cuantiosa inversión que se pone en juego. Pero lamentablemente no se ha  incluido como variable definitiva la voluntad regional, y el proyecto de Palestina aparece lejos del interés de Pereira, lo que no ha  ocurrido con el de Cartago.

 

Es claro que cualquiera sea la solución regional, debe ofrecerse una pista para B-737 y DC- 80, en Palestina o Cartago, la que exige 2400 m en Palestina y esa solución supone una inversión importante, que no difiere mucho de la requerida para una pista de solo 1500 m, con la que no hacemos mayor cosa, en términos temporales de cara a la actual  oportunidad, surgida de la Autopista del Café y de la coyuntura de Matecaña.

 

El asunto ahora es que con un proyecto de sólo 1500 m no se tendrá acceso a Miami ni se satisfacen las necesidades actuales de Pereira. Con esa pista en Palestina no se logra un proyecto de apertura económica al principal mercado del mundo, no podremos generar el impacto que obliga el monto y la naturaleza de la inversión y finalmente el proyecto no podrá generar la acumulación de capital para desarrollarse hasta las etapas posteriores de 2400 y 3550 m.

 

Lo anterior supone dar vía libre a Cartago para satisfacer los requerimientos de corto plazo regionales, pero alejando la posibilidad  de obtener un escenario competitivo que redima en el corto plazo la región, como se ha querido buscar con Palestina.

 

Así las cosas, mejor sería dejar la Nubia para aviones Twin Otter  salvando el factor de riesgo, aunque necesariamente debamos  pagar mayores tarifas aéreas para no tener que llegar hasta Cartago como centro aeroportuario regional.

 

Es que Cartago con menos inversión, puede adecuarse para operar resolviendo las necesidades continentales de Pereira y Manizales, pero nunca para generar el impacto que puede tener Aerocafé en Palestina, dada su independencia respecto al área de influencia del Bonilla Aragón, también por su excepcional ventaja topográfica que le permite abatir tarifas y su estratégica posición geográfica en el territorio nacional y en especial respecto a la conurbación Pereira - Manizales.

 

En conclusión, no parece conveniente precipitarse, cuando el reduccionismo por la urgencia de atender las necesidades de corto plazo y la improvisación  por la carencia de información, rondan por el terreno de las  decisiones.
 
 

Manizales,  Feb 23, 2001