Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

La Subcontratación

Escrito por smpmanizales 06-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

 Por: Eduardo Gómez Giraldo

 

Una de las herramientas más útiles que tenemos los empresarios es la subcontratación de procesos con terceros, siempre visto desde un punto de vista jurídico legal en que obtengan ventajas ambas partes y de paso vuelva más competitivo a los empresarios para que generen empleo y por que no también a las "PYMES" desde su inicio.

 

Cómo la subcontratación no ha sido muy reconocida aún por quienes dictan las modas y teorías gerenciales es una forma de administración que no se valora lo suficiente, pero sí tiene más ventajas que desventajas probadas en la práctica.

 

La subcontratación (Legal) hace más flexibles a las empresas, ya que puede llevar sus pedidos al ritmo de sus ventas sin necesidad de onerosos inventarios o personal ocioso mientras se superan baches en el volumen de ventas, por que desafortunadamente en una legislación laboral tan rígida como la nuestra que es incompetente frente a otros países, para algunas empresas es más viable cerrar la empresa que soportar la carga laboral que impone la ley. Seguramente cuando se mire al empresario como un generador de empleo que actúa de buena fe y no como un aprovechado de la plusvalía, el nivel de empleo subirá y seremos más competitivos frente a los importadores.

La subcontratación favorece las finanzas al disminuir el nivel de inventarios, pues estos se convierten en un costo variable, como es el caso de una empresa de gaseosas que generó un ahorro de mil millones al año al deshacerse del proceso directo de la fabricación de tapas. Otra ventaja de esta herramienta es que le permite al empresario concentrarse en su gestión comercial y de calidad. Es el caso de los ganadores del premio de innovación empresarial que inventaron un "Soft Ware" para administrar entidades educativas y que así estas se dediquen a lo que deben. A educar.

 

Cuando las empresas crecen demasiado se convierten en dinosaurios. Mientras una decisión llega de la cabeza  la cola el tiempo pasa, la competencia ya ha tomado la delantera, por eso al subcontratar se puede ser más flexible y rápido, tal como lo han hecho algunas cárceles que aprovechan la mano de obra de los reclusos en diferentes áreas y de paso sirven a los empresarios y alivian la condena a otros. Al subcontrar un proceso también se disminuye significativamente el costo administrativo, la manipulación de documentos, el volumen de archivo, las devoluciones, las transacciones financieras y hasta el uso del teléfono optimizando el tiempo para la labor comercial que es la que inyecta oxigeno para que la empresa perdure. Obviamente también hay riesgos que no se pueden descuidar al subcontratar como es el de perder el contacto con el cliente al delegar demasiado y el de pecar por exceso de confianza en la calidad. En todo caso subcontratar es ventajoso según mi experiencia, pues aumentará su disponibilidad de tiempo, su libertad y su gestión comercial. Así lo afirma el periodista  Alfredo Molano haciendo alusión  a su forma de vida pacífica e independiente y quién escribe desde su casa campestre y hace lo que le gusta como empresario, A la vez que disfruta del ocio que lo inspira y dispone de su tiempo como lo describe una entrevista.

 

 "Conoce de memoria cada potrero, cada piedra, cada monte, cada camino. Los camina una y otra vez, es una extensión de mi yo. Es un paseo a la infancia, al pasado, a un paisaje que quiere, a la libertad y su cuota de ejercicio además de una manera intima de enfrentar sus dificultades" Otra útil herramienta de gestión para el empresario.

NIÑOS EN EL PARQUE

Escrito por smpmanizales 06-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

Por Carlos A. Valencia O.

 

NIÑOS EN EL PARQUE (209)
 
Salí con dos de mis nietecitas a un parque cercano a la casa, un paraíso para dos ángeles de 8 y 9 añitos dispuestas a disfrutar del gran programa de montar en los columpios, deslizarse por los toboganes, subir y bajar en el burro mecánico, todo un menú incomparable para que la inocencia nos dé lecciones de felicidad a los adultos.
 
Algunos de ustedes dirán: “¿Y qué tiene eso de gracia resbalar por un tobogán o mecerse en un columpio?”  Estoy de acuerdo con ustedes. A nuestros años esas cosas son muy simples y pendejas como para sacarles gusto.  ¡Uno con más de 70 años ensuciando los pantalones falda abajo en un tobogán? ¡Qué tontería!”  Y ese es el problema que tenemos las personas mayores: ya no encontramos felicidad, ni gusto, ni diversión en las cosas sencillas de la vida.  Crecimos y perdimos la capacidad para maravillarnos con lo sencillo.
 
Nos hemos complicado tanto la existencia que nuestro gusto se volvió demasiado sofisticado, demasiado enredado, muy complicado.  Si no invertimos un montón de dinero en viajes exclusivos a Clubes Miditerranée, en hoteles de cinco estrellas, con licores carísimos, comidas exclusivas y “toures” en masa y demás arandelas pertinentes, entonces consideramos que no ha valido la pena haber invertido tanto dinero.
 
Miremos la otra cara de la moneda, los gustos simples de los niños y comparemos las risas y los gritos eufóricos porque bajaron muy rápido por una canal de latón  hasta el piso y luego sin esperar un segundo vuelven a subir la falda para repetir esa bajada una, y otra vez, y otra vez, y otra vez con el mismo entusiasmo de la primera vez.  Y les quedan alientos y entusiasmo para repetirlo toda la mañana, toda la tarde o todo el día si es necesario.  Eso se llama  tener juventud y resistencia.
 
Y ahora compare usted con ese viaje planeado a la costa, con hotel de cinco estrellas, suite presidencial, atención VIP, “trago a la lata”, comida hasta reventar y otros excesos que por prudencia y por respeto y por estar sobre-entendidos no mencionados aquí (y que conste que no los estoy regañando sino simplemente contando y comparando).  Levantada a la tarde al día  siguiente, con cierto sabor a cobre en la boca, el estómago revuelto y la conciencia “vuelta un hilachero” por lo que se hizo la noche anterior.  El mar que queda al frente de su habitación con toda su majestuosidad ya no le interesa,  porque lo más importante es calmar ese “berraco” dolor de cabeza y curar esa “maluquera” en todo el cuerpo.  Y agréguele a eso ciertas consideraciones como: “¿Yo por qué soy tan pendejo que me dejé convencer de esa agencia de viajes?  Ahora a “reventar cinchas” para pagar la tarjeta de crédito durante un año con sus intereses de latrocinio de los bancos. ¡Uno sí es muy güe…!”
 
-        ¿Entonces según usted, don Carlos, uno no tiene derecho a darse sus gusticos, tiene que estar metido en la casa todo el año, saliendo a comer crispetas a la Avenida Santander, obleas en Chipre y chuzos donde “El jóven” ahí en la glorieta de San Rafael o qué?
-        ¡Un momento amigos.  Calmémonos que por eso no le pegan a uno!  En primer lugar yo no estoy regañando a nadie, ya lo dije, y como verán más adelante, mi intención es hacer una comparación con la alegría de los niños que es lo que me propongo.  Permítanme que “desarrugue” este relato y luégo charlamos. ¿Entendido? Bueno…
 
Ahora concentrémonos en la alegría de esas dos niñas haciendo una cosa tan simple como usar unos juegos infantiles.  Lo que trato de destacar es que los niños tienen esa linda virtud que perdimos los adultos de disfrutar del presente sin ponerle cortapisas con lo que vendrá después.   Un niño no se pone a pensar que a la una de la tarde tiene que almorzar y luego hacer una tarea, y posteriormente encontrarse con un amiguito, y tormarse la sopita y cambiarse de vestido y…  No, eso no se le pasa por la cabeza porque sólo está interesado o interesada en sacarle gusto a ese jueguito.
 
Pero para usted amigo la cosa es distinta porque todo lo tiene “friamente calculado” (como el Chapulín Colorado) desde lo que está haciendo (tratando de divertirse) hasta las posteriores consecuencias de pago del IVA en lo que consume o consumirá, el abono del mes entrante de la tarjeta de crédito con la cual se endeudó, las consecuencias de esa borrachera y el qué dirán, la cantaleta de su esposa o de sus amigos por lo que hizo o dejó de hacer.  Definitivamente la vida de un adulto es bastante complicada y nos encargamos de complicarla más con lo que nos imaginamos.  Y créanme que yo no soy la excepción.
 
El niño, no.  Simplemente se divierte utilizando cosas sencillas, no se complica la vida.  Si su juego requiere que haya un avión, pues uno de plástico hace las veces de un Aerobús o de un 747, con todas las comodidades y la bulla consiguiente  ¿Entonces para qué es la imaginación?  Y si la niñita quiere hacer el papel de mamá, pues no hay ningún incoveniente y simplemente agarra una de sus muñecas y le habla “mimao”, la envuelve en un pedazo de trapo, la pone a dormir en su diminuta cunita y se vá de puntillas a continuar con la “comitiva” con sus amiguitas, todo tan natural y tan real,  sin remordimientos, sin prevenciones, sin gastar un solo centavo y sin tener que salir de la casa. ¿Estamos?
 
Claro que estoy hablando de niños de hogares bien constituídos, con papás y mamás responsables que han sabido educarlos y respetarlos.  Porque otro cuento muy distinto es cuando se trata de niños maltratados, porque es una historia muy cruel y que parte el alma.  Niños mal alimentados, viviendo en casuchas, sin estudio, maltratados por sus padres quienes les cobran a golpes aquellos golpes que la vida les ha proporcionado a sus familiares, cuando es más que obvio que esos niños no tienen la culpa de haber sido traídos a este mundo a sufrir.
 
Ahí sí tendríamos que contar la historia de una manera muy diferente.  Porque si el estómago está vacío, la felicidad siempre estará ausente.  Y perdónenme si me he metido en terrenos tan deleznables y delicados.
 
Siempre me han gustado los niños y veo en ellos el futuro y la supervivencia de hombres y mujeres sobre este planeta tierra.  No está por demás decir que ellos son la esperanza de una vida mejor.  ¿Pero si les estamos haciendo duro el presente qué se puede esperar para el porvenir? Es como para pensarlo bien y durante mucho rato.  Es algo que pesa en la conciencia.
 
Les voy a pedir a mis amigos y amigas que me perdonen si al final de este relato he asumido una posición crítica con algo que es muy común en nuestro mundo de hoy.  Debemos preservar el presente de los niños, porque ellos son el futuro, para que habiten en un planeta mejor que ha sido tan maltratado como lo han sido ellos.  Y eso es responsabilidad de todos porque todos somos parte de la tripulación de esta nave interplanetaria que es la tierra. A veces se nos olvida que para poder sobrevivir necesitamos del sol, de la luna y de las estrellas.  Somos hechos de la misma materia, aunque nos parezca exagerada la cosa.
 
NOS VIMOS.

CAPITAL INTELECTUAL

Escrito por smpmanizales 05-04-2010 en General. Comentarios (0)

José  Fernando Echeverri E.  

Hoy se oyen voces en términos de que la organización X es una organización que aprende, o la y es una organización del conocimiento, o aquí lo mas importante es la gente, pero no se encuentran razones validas para que esto sea cierto porque no existen estudios ni las bases para que en realidad una institución se comporte como tal. Para ello se hace necesario que la gente tome conciencia del tema y entienda que quienes trabajamos debemos entender que tenemos talento para aportar a las organizaciones y que entendamos claramente que formamos parte de un patrimonio intelectual como tal. 

Dentro de una organización o empresa, el capital intelectual es el conocimiento intelectual de esa organización, la información intangible (que no es visible, y por tanto, no está recogida en ninguna parte) que posee y que puede producir valor. 

Se trata de un concepto relativamente reciente (hacia 1997 surgen numerosas definiciones de autores como Edwinson y Malone, Steward o Brooking) y se ha trasladado a diferentes ámbitos: al social, a la empresa, e incluso al académico. 

Entre sus variadas clasificaciones, una de las más aceptadas es la diferenciación de tres grandes bloques: 

1. Capital humano. Se trata de las capacidades, actitudes, destrezas y conocimientos que cada miembro de la empresa aporta a ésta, es decir, forman activos individuales, e intransferibles. Este capital no puede ser de propiedad de la compañía (Edvinsson, 1998) 

2. Capital organizacional. Se incluyen todos aquellos elementos de tipo organizativo interno que pone en práctica la empresa para desempeñar sus funciones de la manera más óptima posible. Entre estos se pueden señalar las bases de datos, los cuadros de organización, los manuales de procesos, la propiedad individual (patentes, marcas o cualquier elemento intangible que pueda estar protegido por los derechos de propiedad intelectual) y todas aquellas cosas cuyo valor para la empresa sea superior al valor material.(Roman, 2005) 

3. Capital relacional. Hace referencia a los posibles clientes a los que va dirigido el producto de una empresa, a los clientes fijos de ésta (cartera de clientes, listas establecidas, etc.), y a la relación empresa-cliente (acuerdos, alianzas, etc.); y también a los procesos de organización, producción y comercialización del producto (estrategias de cara al logro). 

Sin duda, la fórmula adecuada para gestionar el capital intelectual, teniendo en cuenta estos activos intelectuales, es un factor determinante para el progreso de la empresa. En este sentido, y como respuesta a esta necesidad o inquietud, se han realizado numerosos estudios, y han surgido enfoques que siguen diferentes líneas de investigación pero con un mismo objetivo. Por citar algunos: enfoque humano, enfoque de desarrollo e innovación, enfoque de proceso, enfoque económico o financiero, entre otros. O sea que esta situación es mejor mirarla con esta perspectiva. 

Trabajo vs. Siglo XXI

Entramos a una siglo de reingeniería del trabajo, paulatinamente se acaba el trabajo manual, el trabajo de maquifactura y aparece con fuerza el trabajo en la tecnología, el voluntariado en organizaciones filantrópicas, las labores temporales,  la oferta laboral bajo la modalidad de costo-beneficio (tu que haces que me produzca utilidades), y la prestación de todo tipo de servicios o sea la era de los servicios y como si fuera poco un gran avance de la ciencia.

O sea la gran pregunta que se debe formular el ser humano es: ¿Qué tan preparado esta para esta revolución?

Hoy frente al problemático tema de la desocupación nos remitimos a culpar al gobierno de turno, o al anterior, o a los que ingresan a la oferta laboral trabajan por muy poco dinero y sin ningún tipo de cobertura y a la globalización. Sin interpretar, quizás, el nuevo orden mundial que esta siendo diseñado y que esta pasando frente a nuestras narices y no somos capaces de detenernos a observar que esta ocurriendo, dado la cantidad de tareas que tenemos que atender, hijos, hogar, trabajo, el auto, la moto y otras actividades sociales.

Será que la toma de conciencia esta cerca o nos demoraremos un buen tiempo en entender el fenómeno y cuando lo asimilemos ¡no será demasiado tarde¡.

Hoy debemos prepararnos para refinar el capital intelectual como la única riqueza que posee el ser humano y así poder tener un futuro promisorio. Póngase a estudiar, leer, actualizarse y estar al tanto de las tendencias mundiales. No sea que lo arroye el futuro. 

Noche de mujeres

Escrito por smpmanizales 04-04-2010 en General. Comentarios (0)

La Tarde/ Opinión/ MARIA VICTORIA RAMIREZ M. / Pereira, Domingo, 04 de Abril del 2010.

 

El viernes 26 de marzo, el señor alcalde de Pereira, Israel Londoño, decretó una noche para mujeres. Este evento que fue propuesto por la Red de Mujeres de Risaralda y acogido por el despacho de la Primera Dama, doctora Patricia Acosta, fue precedido de un decreto del primer mandatario de la ciudad.

 

La velada se llevó a cabo en el Centro Cultural Lucy Tejada y estuvo acompañada de música, poesía y una jornada de difusión de los derechos sexuales y reproductivos. No es la primera vez que algo así se realiza en la ciudad, y se había hecho algo similar en el Corregimiento de la Palmilla con resultados muy positivos y, aunque la jornada en Pereira no tuvo una participación tan masiva como nos hubiera gustado, hay que resaltar que las mujeres que participaron acogieron el espíritu de la jornada y que se vincularon varias secretarías y entidades del orden municipal:


 

“La propuesta tiene dos sentidos: primero, que esa noche las mujeres se tomen la ciudad, que caminen por aquellos espacios a veces vedados y, en una forma simbólica  decir que el ámbito público, la calle, la ciudad y la política también nos pertenecen. Con esta acción la Red quiere reforzar lo que ha caracterizado la historia de las conquistas de los derechos de las mujeres: nuestros avances sociales y políticos han estado marcados por métodos exclusivamente pacíficos. Quizás una noche habitada por mujeres logremos exorcizar los peligros que acechan el mundo nocturno de la ciudad, pero sobre todo nos permita soñar y mostrarles a la niñas de esta generación que tienen derecho a imaginar, proponer y realizar acciones para que la sociedad pereirana sea mucho más incluyente.  Segundo, a los hombres se les propuso esa noche  para que habiten reflexivamente el espacio privado. Que esa noche se miren ellos mismos, que observen a las mujeres y reflexionen sobre el tipo de relaciones que han construido con las ellas, sus amigas, sus madres, sus esposas, sus amantes.  Que esa noche dediquen tiempo a mimar a sus hijos, a leerles un cuento, a acompañarles y a mirar la noche”.


Aunque esa noche la mayoría de hombres salieron a las calles, la propuesta de la Red de Mujeres de Risaralda para la Alcaldía es que se logre institucionalizar la jornada, que haya un compromiso de realizarla cada año y convertirla en un espacio pedagógico en el que promovamos la confraternidad de los géneros, que se reflexione sobre las múltiples violencias de que son objeto las mujeres y las niñas, que son en gran medida perpetradas por los hombres, que entre todos encontremos el camino para no sólo reducir los índices de violencia de género sino también que construyamos mayores lazos afectivos entre hombres y mujeres y con ello relaciones más equitativas.  La Red de Mujeres de Risaralda se propone también con esta jornada que las mujeres hagan un alto en sus actividades cotidianas y piensen que tiene derecho al descanso, al esparcimiento y a la alegría de vivir esta ciudad que les pertenece y que la vida de las de las mujeres  no  tiene porque  construirse  sobre el  sacrificio.


Hay que aplaudir que la administración local en cabeza del Alcalde y la Primera Dama atiendan las necesidades de las mujeres y se comprometan con las soluciones que requiere más de la mitad de la población de la ciudad. Ese compromiso no solo beneficia a las mujeres sino que redunda en el bienestar de todos los ciudadanos de Pereira.

Noche de mujeres PDF Imprimir E-Mail

 MARIA VICTORIA RAMIREZ M. 

El viernes 26 de marzo, el señor alcalde de Pereira, Israel Londoño, decretó una noche para mujeres. Este evento que fue propuesto por la Red de Mujeres de Risaralda y acogido por el despacho de la Primera Dama, doctora Patricia Acosta, fue precedido de un decreto del primer mandatario de la ciudad.

La velada se llevó a cabo en el Centro Cultural Lucy Tejada y estuvo acompañada de música, poesía y una jornada de difusión de los derechos sexuales y reproductivos. No es la primera vez que algo así se realiza en la ciudad, y se había hecho algo similar en el Corregimiento de la Palmilla con resultados muy positivos y, aunque la jornada en Pereira no tuvo una participación tan masiva como nos hubiera gustado, hay que resaltar que las mujeres que participaron acogieron el espíritu de la jornada y que se vincularon varias secretarías y entidades del orden municipal:

“La propuesta tiene dos sentidos: primero, que esa noche las mujeres se tomen la ciudad, que caminen por aquellos espacios a veces vedados y, en una forma simbólica  decir que el ámbito público, la calle, la ciudad y la política también nos pertenecen.  Con esta acción la Red quiere reforzar lo que ha caracterizado la historia de las conquistas de los derechos de las mujeres: nuestros avances sociales y políticos han estado marcados por métodos exclusivamente pacíficos. Quizás una noche habitada por mujeres logremos exorcizar los peligros que acechan el mundo nocturno de la ciudad, pero sobre todo nos permita soñar y mostrarles a la niñas de esta generación que tienen derecho a imaginar, proponer y realizar acciones para que la sociedad pereirana sea mucho más incluyente.  Segundo, a los hombres se les propuso esa noche  para que habiten reflexivamente el espacio privado. Que esa noche se miren ellos mismos, que observen a las mujeres y reflexionen sobre el tipo de relaciones que han construido con las ellas, sus amigas, sus madres, sus esposas, sus amantes.  Que esa noche dediquen tiempo a mimar a sus hijos, a leerles un cuento, a acompañarles y a mirar la noche”.
Aunque esa noche la mayoría de hombres salieron a las calles, la propuesta de la Red de Mujeres de Risaralda para la Alcaldía es que se logre institucionalizar la jornada, que haya un compromiso de realizarla cada año y convertirla en un espacio pedagógico en el que promovamos la confraternidad de los géneros, que se reflexione sobre las múltiples violencias de que son objeto las mujeres y las niñas, que son en gran medida perpetradas por los hombres, que entre todos encontremos el camino para no sólo reducir los índices de violencia de género sino también que construyamos mayores lazos afectivos entre hombres y mujeres y con ello relaciones más equitativas.  La Red de Mujeres de Risaralda se propone también con esta jornada que las mujeres hagan un alto en sus actividades cotidianas y piensen que tiene derecho al descanso, al esparcimiento y a la alegría de vivir esta ciudad que les pertenece y que la vida de las de las mujeres  no  tiene porque  construirse  sobre el  sacrificio.
Hay que aplaudir que la administración local en cabeza del Alcalde y la Primera Dama atiendan las necesidades de las mujeres y se comprometan con las soluciones que requiere más de la mitad de la población de la ciudad. Ese compromiso no solo beneficia a las mujeres sino que redunda en el bienestar de todos los ciudadanos de Pereira. La Tarde.

EXTRAÑA HISTORIA DE AMOR

Escrito por smpmanizales 01-04-2010 en General. Comentarios (0)

Por Carlos A. Valencia O.

 

EXTRAÑA HISTORIA DE AMOR (207)
 
Amigas y amigos: les voy a contar una historia de esas disparatadas pero tan comunes que suceden en cualquier parte.  Está basada en una canción en inglés titulada I loved Her (Yo la amaba) original de Gordon Jenkins y muy bien interpretada por Frank Sinatra.  Para evitarles la traducción del Inglés me he tomado la libertad  de presentarla en español y espero que la disfruten:
 
Ella era de Boston                     Pudo haber sido
Yo era de Las Vegas                  una guerra más corta
Ella de comida exclusiva            si nos hubiéramos conocido
Yo era de pasteles                    un poco más
 
Ella era de conferencias            A ella le gustaba el polo
Yo de películas                          a mí las carreras de caballos
Pero yo la amaba                      ella era de museos
                                               Y yo de televisión
 
Para ella Mozart                       Hizo todo por cambiarme
Para mí Count Basie                   aunque nunca supo cómo
Ella era de la tarde                   pero la amaba
Yo era de cantinas                    casi tanto como ahora
 
Le gustaban las Ligas Menores   Ella estaba con Wall Street
Para mí los Dodgers                  yo visitaba casas de empeño
Pero la amaba                           le gustaba la Champaña Francesa
Mañana, tarde y noche              para mí la cerveza
 
Lo opuesto se atrae                   Sabía más que yo
Dicen los que saben                   pero había algo que no sabía:
Pero yo hubiera querido             que yo la amaba
ser más parecidos                     pero nunca, nunca se lo dije.
 
¡Vaya que lío el de estos dos amantes tan distintos!  Si lo pusiese en nuestros términos más autóctonos diría  “que no sacaron ni terminal” porque no coincidieron ni en uno solo de sus gustos.  En primer lugar ella era de Boston, me imagino que proveniente de una de esas familias linajudas de “mucho dedo parado” y educada en los mejores colegios y universidades, llena de requisitos sociales, de mucha etiqueta,  de mucho roce social y, naturalmente, con mucho dinero.
 
Él era todo lo contrario: me lo imagino un tahúr brincando de mesa de juego a los traganíqueles, luego al Bacarat, a los dados o a las cartas en un ambiente lleno de humo, de apostadores sudorosos malolientes  y hasta peligrosos de tratar.  Ya van viendo ustedes las grandes diferencias entre ellos dos.  Y nos preguntamos ¿cómo hicieron para conocerse?  Posiblemente en un viaje que ella hizo para visitar el tahureadero  más grande del mundo, La Vegas,  y allí, mientras  ella le echaba monedas a los traganíqueles para probar su suerte, él se le acercó quizás en busca de una aventura.  Pero se topó con una mujer muy bella, muy diferente y muy culta, algo que lo frenó instantáneamente en sus impulsos descontrolados.
 
Pero ese diablillo que llaman amor los flechó y ahí empezaron los problemas.  A ella le gustaba el arte, la cultura, las conferencias.  A él simplemente ir al cine.   En cuanto a gustos musicales eran muy disímiles.  Ella se extasiaba con las obras de Wolfgang Amadeus Mozart mientras que él entraba en trance  con la música sincopada del jazz, con las interpretaciones  del pianista y director de orquesta William Count Basie.
 
Por otra parte ella disfrutaba  de las tardes de verano, la vida al aire libre, aire puro, quizás paseos a caballo, admirando partidos de polo.  Mientras tanto él era de cantina, de salones saturados de humo y alcohol, de billares, de palabrotas, de hombres rudos y mujeres fáciles.
En cuanto a los deportes había una gran diferencia entre los dos.  A ella le llamaban la atención y asistía a partidos de béisbol de las Ligas Menores, deporte aficionado.  El hombre era fanático del equipo de béisbol profesional de los Dodgers.  ¿Por qué?  Porque los apostadores están más interesados en los resultados de Las Grandes Ligas porque producen más dinero.  Pero a ella no le hacía falta el dinero porque su familia era rica.  Pero él insistía que desde que la vio la había amado por la mañana, por la tarde y por la noche: o sea las 24 horas del día.  El hombre definitivamente estaba “tragado” de la muchacha aunque era un amor imposible.
 
Como dice la canción “que los polos opuestos se atraen” eso era evidente.  Pero el sujeto se quejaba de que pudieron ser más afines.  ¿Pero cómo lograrlo si existían tantas diferencias entre los dos?  Porque es muy probable que él le hubiera prometido regenerarse, cambiar, pero eso es muy difícil para una persona que ha pasado años y años inmersa en los mismos vicios y en las mismas tentaciones.  Se aplica aquello tan nuestro de que “vaca ladrona no olvida el portillo”
 
Todo noviazgo, a pesar de las buenas intenciones de las partes, es una pequeña guerra porque se enfrentan dos que se aman, que se desean pero que, paradójicamente, se repelen en ocasiones.  Cosas raras del amor porque lo conforman dos temperamentos, dos personalidades que no ceden, porque ahí también puede aplicarse otro de nuestros refranes: “Genio y figura hasta la sepultura”
 
Ustedes estarán pensando que me volví “cantaletoso” pero solamente estoy analizando los hechos como son y como Gordon Jenkins los describe en esta linda pero trágica melodía.  Es como la historia de muchas vidas, de muchos romances que a la larga se truncan.  Sucedió, sucede  y volverá a suceder porque esa mezcla indispensable de hombre y mujer es muy difícil de conciliar ¿O no?  Por eso es por lo que me parece muy bonita aquella estrofa que dice muy sabiamente:
 
Pudo haber sido
Una guerra más corta
Si nos hubiésemos conocido
Un poco más
 
La canción describe otras facetas de estos dos enamorados cuando dice que a ella le gustaba el deporte del Polo y a él las carreras de caballos por obvias razones.  Y mientras que ella pasaba días enteros en los museos estudiando pinturas famosas, esculturas de grandes maestros y nutriéndose de arte, él se la pasaba viendo horrendos programas de televisión teniendo en cuenta que la televisión “empendeja”.  ¡Qué diferencia entre los dos!
 
No se descarta la posibilidad de que ella trató de cambiarlo por las buenas, de mostrarle caminos distintos, de mejorar su vida y tenía los medios, pero francamente parece que no encontró la forma para hacerlo quizás porque el hombre no se lo permitió, no le respondió adecuadamente.  Aquí tenemos otro dicho: “No hay peor ciego que quien no quiere ver”.  Sin ofender a nadie es duro pero muy cierto aquello de “El marrano como lo crían”  Posiblemente el hombre no se dejaba ayudar porque desde pequeño en su hogar, quizás le metieron en la cabeza muchas cosas raras. 
 
Y parece que el factor determinante para que esta relación fracasase estuvo en que su familia y ella manejaban grandes cantidades de dinero en The New York Stock Exchange – La Bolsa de valores de Nueva York y el hombrecito posiblemente  tenía pocos vestidos para mostrarse y muy poco dinero como para invertir sólo algunos objetos para empeñar.  Se saca por conclusión que la familia le hizo una oposición muy grande a esa loca aventura de su hija cuando supo qué clase de individuo la estaba pretendiendo.  Eso debió ser motivo suficiente para acabar con ese romance.
 
Hay otro detalle muy importante que menciona la canción y es que ella estaba acostumbrada a gustos refinados.  Le gustaba la Champaña Francesa importada y cara y el hombre se contentaba con unas botellitas de cerveza porque su bolsillo no le permitía darse otros lujos.  Y también reconoce al final que ella era más inteligente que él, más preparada, más recursiva porque había asistido a colegios “clasudos” y a universidades caras y que él sólo pudo ir a la escuela pública de su barrio, posiblemente no terminó la secundaria y empezó a hacer de las apuestas su manera de vivir.  Y por último dice él que sabía algo que ella ignoraba: que la amaba pero que nunca se lo dijo.
 
Triste final, linda canción, hermosa letra diferente a muchísimas que me han gustado en Español y en Inglés.  Hay que escucharla interpretada por el gran Frank Sinatra acompañado por la orquesta de Nelson Riddle para saborearla en todo su esplendor.  Un gran éxito del compositor Gordon Jenkins contando una historia de amor que, aunque parezca imposible, sucede frecuentemente.
 
Gracias amigas y amigos por aguantarse esta descripción pero espero que les haya gustado.
 
NOS VIMOS.