Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Gobernador de Caldas: entre la incertidumbre y la confianza

 

 
Domingo, Agosto 26, 2012
 

Foto | Darío Augusto Cardona | LA PATRIA
Guido Echeverri, gobernador de Caldas, el pasado jueves en la visita a los trabajos que Autopistas del Café adelanta en la Quiebra del Billar, tramo Manizales-Chinchiná.

 

Óscar Veiman Mejía
LA PATRIA | Manizales

 

Se queda o no se queda. El dilema ha acompañado a Guido Echeverri, gobernador de Caldas. Inclusive algunos advirtieron desde antes de su elección, en octubre del 2011, sobre una posible inhabilidad para aspirar al cargo. La incertidumbre sigue, 52 días después de que el Tribunal Administrativo de Caldas definió, en primera instancia, que la elección debe declararse nula porque la inhabilidad sí existió.


El caso ahora está en manos del Consejo de Estado, que tiene hasta diciembre para decir si se violó el régimen de inhabilidades. El mandatario sigue su labor dando continuidad al Plan vial, ejecutando y gestionando proyectos en vivienda, acueductos, alcantarillados, carreteras, salvamento al Hospital Infantil, entre otros.


Sin embargo, al departamento le quedan otros cuantos meses de inquietud, hasta que del fallo del Consejo de Estado se concluya: se queda o no se queda.

 

 

Sin desconocer

 

¿Cómo ha influido en la gestión el proceso que se sigue por su posible inhabilidad?

 


Digamos que aquí no se nota. Hemos mantenido un ritmo y no hay mayor dificultad en los los procesos. No puedo desconocer que eso afecta porque de cualquier manera hay expectativa, hay incertidumbre frente a lo que pueda pasar. Negar que hay alguna consecuencia sería ingenuo, hemos intentando que no afecte.

 

Se dice que la lluvia de proyectos de la última semana de las pasadas sesiones ordinarias era para usted dejar realizado algo que mostrar por si sale del cargo, ¿qué opina?


En el manejo político con la Asamblea hay que buscar los tiempos y concertar con los diputados. Debemos tener claro que con la Asamblea son relaciones de concertación. Por ejemplo, en el caso de la estampilla prohospital Santa Sofía siempre hubo controversia sobre la viabilidad jurídica de la propuesta que finalmente se presentó. Eso significaba tener unos elementos y apenas tuvimos la claridad sobre la constitucionalidad y legalidad, lo presentamos. En el caso de las facultades para la reestructuración era algo que se venía cocinando y se presentó de manera oportuna. Fueron también manejados estos proyectos, que se aprobaron en la Asamblea.

 

Pero en el caso de la reestructuración faltaron los estudios técnicos, es decir más información...


No tiene sentido hacer una reestructuración para que la aprueben, si lo que estamos pidiendo es facultades. De lo que se trata es de una tarea que nos encamine a tener más capacidad institucional, más que una reforma para sacar gente, o quedarnos en lo formal de la burocracia. Lo que se pretende es responder a las exigencias de hoy, que están marcadas por la reforma del Estado a nivel nacional. Y eso necesita de consultores del BID, Planaeación Nacional y la ESAP y para hablar con ellos necesitábamos la ordenanza en la mano. El 28 de agosto (martes próximo) voy para la sede del BID en Washington, con la ordenanza le digo a Roberto Prieto, quien es el representante de Colombia allí, que me designe los consultores y la plata para eso. No lo podía hacer al contrario, primero decirle y luego venir a ver si me aprobaban el proyecto.

 

Sin embargo hay quienes insisten, entre ellos varios diputados que una reestructuración siempre implica salida de personal...


Una reforma administrativa genera muchas reticencias porque en Colombia han sido para sacar gente. Y luego ubican una planta paralela que resulta ser más cara que la gente que se sacó, no vamos a incurrir en ese error. Vamos a hacer una organización de cargas laborales, que cada uno haga lo que le toque que hacer donde le toque. Explicitar la importancia de ciertos temas como abordar el cambio climático desde las administración; las tecnologías de la información y la comunicación; la minería, estamos de espalda a esto y Caldas es minero. No tenemos una organización fuerte que atienda las demandas de un sector tan fuerte como el minero. En gestión del riesgo, se requiere de alguien que sea responsable de manejarla. La reforma es modernizar la administración, jerarquizando temas importantes, de gran actualidad, que ni siquiera se hablaban hace 10 años y se nos vinieron encima. Si no tenemos una administración con una estructura institucional que esté mirando de frente estos temas , no seremos una administración moderna.

 

 

Razón jurídica

 

¿Cómo se siente sabiendo que hay un proceso que lo podría dejar por fuera de la Gobernación?


Estoy tranquillo porque tengo conciencia de que ese tipo de cosas ocurren en la vida pública. Creo que tenemos la razón jurídica y vamos a convencer al Consejo de Estado de esas razones para que revoque la sentencia.

 

¿Es decir que no lo afecta demasiado el asunto?

Lo que hago es trabajar como el primer día, con celeridad, prisa pensando que es el último día de trabajo, pero no pienso mucho en eso.

 

¿Qué ocurriría si el Consejo de Estado ratifica el fallo sobre su inhabilidad?


Eso generaría traumas indiscutiblemente, empezando porque habría de nuevo elecciones. El nuevo mandatario debería arrancar el proceso, pues encuentra cosas nuevas, vendría a mirar qué pasa con cada cosa, cómo debe ordenar todo de acuerdo con su visión personal. Eso es traumático para Caldas y para cualquier departamento.

 

 

Con De la Calle

 

¿Cuál sería el reto para un nuevo gobernante?

 


Uno aspira que un nuevo gobernador que sea una persona que entienda que los procesos hay que continuarlos, cuando son buenos que los siga. Queremos dejar consolidado el salvamento al Hospital Infantil y las facultades para la reestructuración.

 

Usted fue concejal, alcalde, representante a la Cámara, rector de universidades pública y privada, director de la ESAP, además ese abogado,
¿cómo le pasa esto?


Eso lo confrontamos mucho cuando se dio la duda. Hablamos con expertos en el tema y frente al espíritu y la interpretación material de la norma aceptamos con al convicción de que no había inhabilidad. Es más el Consejo Nacional Electoral dio vía libre en la primera instancia.

 

¿No resultaría contradictorio que el Consejo de Estado fallara a su favor, siendo que el Tribunal de lo Contencioso se basó en jurisprudencia del mismo Consejo para su inhabilidad en fallo de primera instancia?


En derecho hay una confrontación dialéctica, se argumente, se contra-argumenta, se alega, se demuestra, se prueba. En este caso yendo al espíritu de la norma pienso que nunca en Caldas hubo desigualdad entre los candidatos porque el hecho de que la persona cercana estuviera (su esposa como secretaria de Hacienda encargada de Manizales) no hubo
falta de garantías. Cuando ella estuvo encargada yo no tenía ni idea de que iba a ser candidato. Es decir, nadie podrá decir que eso incidió en el proceso electoral. Eso es lo que se expone ante el Consejo.

 

¿Le tranquiliza que el exvicepresidente y exministro Humberto de La Calle sea su apoderado?


En las charlas que que he tenido con él veo que tiene muy claro el tema. Hay que recordar que él es el padre de la Constitución del 91, es respetable en ese campo y encuentra que hay suficientes argumentos para convencer al Consejo de Estado. Él digamos tiene claro el sentido del fallo del Tribunal de Caldas, que lo respeta, peor no esta de acuerdo. Para mí es un orgullo que sea Humberto de la Calle mi apoderado y lo está haciendo gratis.

 

 

La ejecución


¿Es verdad que el Plan de Desarrollo este año apenas va por el 17 por ciento?


Vamos con un consolidado del 47 por ciento hasta el viernes de la semana pasada. Hay secretarías más demoradas en la ejecución. La de Deportes tiene su gran volumen para los Juegos Nacionales, la de Agricultura estaba pendiente de que le aprobaran unos proyectos productivos de de asociatividad, es decir la ejecución de algunos proyectos se demora porque el desembolso es en el segundo semestre.

 

En cifras, ¿qué tan precaria sigue siendo la situación financiera del Departamento?


Tenemos una inversión miserable de $10 mil millones, comparado con la de Manizales que es de $60 mil millones. Dependemos del Sistema General de Participaciones, recursos que llegan ya destinados. Entonces, toca gestionar, hacer rendir la plata, tener fondos para contrapartidar, algo se ha podido hacer.

 

¿De todas maneras continúan los embargos?


Lo más complicado aquí son las pensiones por $58 mil millones, que son de las obligaciones ejecutables. Hemos ido parando embargos, hemos hablado con entidades y se normaliza, pero nos sigue pegando el funcionamiento.

 

¿Cómo ha recibido el apoyo de gremios, partidos políticos, entre otros?


Me he sentido acompañado por mucha gente. Eso me estimula y a la vez me da miedo porque hay que mantener el nivel de confianza, que es fundamental. Ese respaldo ha servido para ganar capacidad de gestión.

 

 

Desde lo político

 

Usted dice que los conservadores yepistas no deben estar incómodos con usted, pero parece que los liberales sí...

 


Liberales como liberales no. Respeto la posición de Jorge Hernán Aguirre y José Vicente Castellanos. No tenemos bloque o mayoría en la Asamblea, no hemos querido conformar una coalición casada con el gobierno. Las relaciones se pueden dar dialogando. En realidad fueron dos liberales los que no apoyaron la reestructuración y otros dos que sí la aprobaron.
No ha habido posición como partidos, seguramente acciones individuales, por ejemplo. La del MIRA dijo que no, pero no como partido, ella a otras propuestas les ha dicho sí.

 

---

Relacionados:

 

 

Décadas de oro de la centenaria SMP

 

La SMP apoya al Gobernador de Caldas

 

Ponencias del 53º Congreso Nacional SMP

 

El quehacer de la Centenaria SMP de Manizales

 

 

 

---

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: