Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

SOBRE UNA COPA DE VINO (342)

SOBRE UNA COPA DE VINO (342)

 

Por Carlos A. Valencia O.

 

Sentí deseos de tomarmeuna copa de vino.  ¿Blanco, dulce otinto?  Dicen que el tinto es mejorporque contiene flavonoides que ayudan a destapar las arterias.  Y yo con bastantes años a cuestas  pienso seriamente en mi corazón, aunque se haportado muy bien toda la vida.  Nada dearritmias, nada de asfixias, nada de taquicardias, un poco bradicárdico pero micorazoncito sigue latiendo cumplidamente.

 

Ha sido tan bueno este micorazón que hasta me ha permitido jugar futbol. Todavía me atrevo a darle unas cuantas tímidas patadas a un balón nadamal para mis años.  Por eso una copa devino cae muy bien y el sitio es especial: “La Cava” buen nombre para esa taberna con vista sobre laavenida.  Carros que pasan, peatonesurgidos por llegar  a alguna parte,mujeres hermosas, muchachos ruidosos, matronas ahogadas por los años, porlas  preocupaciones y por su obesidad.   Y yo ahí en la mesa del andén frente a micopa de vino Chileno cosecha de 1984, saboreando la vida, filosofando sinafanes y sin muchos argumentos. 

 

Después de todo hoy tengotiempo, se me metió en la cabeza descansar, meditar,  recapacitar, mirar la vida sin muchoargumento y con cierto sentido de la compasión hacia el prójimo.  Ahí va el primer sorbo a las 2 y 17 de lasoleada tarde de junio mientras la vida sigue fluyendo y yo sigo pensando,disfrutando, saboreando, viviendo.  ¡Buenamigo este “Cabernet Sauvignon” muy discreto en sus conclusiones!

 

¿El vino sacaconclusiones?  No el vino sino laspersonas.  El licor es sólo un pretextopara sacar conclusiones sobre la existencia. Porque como decía alguien: “La vida es una cuestión de vida o muerte”  y hasta razón tendría porque los añospasan volando y cuando abres los ojos tienes tantos recuerdos acumulados quepodrías escribir un libro con ellos y bastante grueso por cierto.  Eso es lo que llaman “La Experiencia”  y sólo se consigue con los años vividos. 

 

Segundo sorbo a las 2 y 24pm.  En esos siete minutos como que hanpasado como 60 obreros, 22 oficinistas, 75 mujeres todas lindas (elvino magnifica la belleza de las féminas) y 37 muchachos bulliciososllenos de vida, buscando identidad para surgir en el mundo.  Y me he tomado no sólo dos sorbos de vino,sino también la libertad de juzgar a los transeúntes.

 

¿Y qué conclusionestenemos ya que no hemos tenido nada más que hacer?  Que de los 60 obreros que he vistopasar,  al menos 48 no tienen puestofijo, trabajan a destajo (digo yo). Que  de los 22 oficinistas 18tienen un salario mínimo (me parece a mí) aunque tienen que mantenersedecentemente vestidos.  (Y sí les sobrará para pagar el arriendo del apartamento y llevar comida a lacasa? (me pregunto yo).  Y me imaginoque los otros 4 oficinistas tienen salarios fijos, llevan una vida un poco máscómoda y tres de ellos (me parece a mí) quizás tienen compañeras derepuesto.  Los 37 muchachos parecen ser demenos de  14 años y la vida les sonríe,no tienen problemas porque esos problemas los resuelven sus papás a excepciónde 4 de ellos que talvez no tienen un hogar bien constituido  y su vida puede ser un eterno vagar al filode la subsistencia.  (Eso me lo imaginoyo).

 

El tercer sorbo a la copade vino fue a las 2 y 35.  (Me demoré 11minutos viendo pasar obreros, oficinistas, mujeres bellas y muchachos bulluciosos).  Once minutos sacando conclusiones arbitrariaso quizás correctas ¡Quién sabe!

 

¡Aaahhh… se me olvidabanlas mujeres!  ¿Cómo puedo olvidarme deellas?  Porque un tipo normal como yopiensa en ellas las 28 horas del día. Era hora de hacer el análisis respectivo.  Veamos: las de bluyines apretados y zapatos tenis, no estaban mal… muy bien diríayo.  Además, esos hermosos brazos alaire, con blusas de manga sisa, desafiando el calor incrementando el deseo delos hombres, se balanceaban al ritmo de largas zancadas unos, de pasossexi-estudiados otros y los demás displicentes y recatados, pero todos esosbrazos llamaban la atención. 

 

Pero las queverdaderamente me  dejaron hipnotizadofueron aquellas niñas en mini-falda al borde del alarido, con botas puntudas ala moda, de cuero,  sexi-formantes yatractivas para los ojos masculinos desorbitados.  Con el cabello suelto desafiando los vaivenesde un viento de verano.  ¡Todoun espectáculo de vida, de formas, de color… qué carajo: Eso merece otro tragode vino y bien grande para pasar el tranco de las palabras en la garganta!  Y sólo habían pasado 3 minutos desde elúltimo sorbo.  Así que…. ¡Adentro con élque la ocasión lo amerita!   Y sólo sonlas 2:48 de la tarde.

 

¿No dicen que el vinocalma las penas? ¿Pero cuáles si yo no tengo penas que valgan la pena?)  Bueno… algunas, pero fáciles de solucionar.La vida ha sido buena conmigo, nada tengo para quejarme.  ¿Será que la falta de almuerzo me estámareando con este vino?  Puede que sí,pero reconozcamos que esta botella no puede quedarse llena.  Además, un trago de vez en cuando no caemal.  Y ahí termina la primera copa a las3 y dos minutos.  Aunque empiezo a verlas cosas como distantes (¿será porqueno he almorzado?) pero la verdad es que en este momento la vida parece másamable.  Me sirvo otra copa y bienrepleta.  El almuerzo puede esperar unpoco más.

 

El color rojo, tornasoladome hipnotiza, me vuelve filósofo. (¿Cuántas uvas tuvieron que exprimir para sacar este portento? ¿Cuántas semanas, o quizás años, estuvo ese vino en los toneles paraconseguir ese mosto que obnubila deliciosamente mis pensamientos?  Porque mucho antes de las Bodas de Canaanexistía el vino, sólo que en esas Bodas el Milagro Divino convirtió tinajas deagua simple, de agua hermana, en el vino más delicioso que jamás se hayasaboreado.  Fue un Matrimonioprivilegiado con el Mejor de los Anfitriones. Y eso que los contrayentes no eran sus familiares.  Pero su Mamá se lo ordenó y Él no tuvo másque obedecerle y hacer semejante regalo, cuando la fiesta empezaba a decaer.

 

¡Cuántas historiashermosas y trágicas no tienen los odres, los toneles y las botellas devino!   La humanidad, entre guerra yguerra, (¡porque cómo han peleado loshombres desde que estaban chiquitos!) esa humanidad se ha emborrachado parallorar derrotas o para celebrar victorias. ¿Cuántos millones de millones de copas de vino han resbalado gaznate abajopara celebrar modestos triunfos, humildes logros en casuchas endebles otriunfos espectaculares en fastuosos palacios? El vino tiene millones de millones de historias, cantera inagotable deanécdotas de nunca acabar.

 

Pero esta última copa devino resume mis cuitas y mis anhelos.  Ycomo amante de la música Ciudadana, delos Tangos, esas melodías que me arrullaron desde niño, me pongo a imitardiscretamente a “soto voce” a ese gran señor de la canción porteña, ese de la vozvaronil sin igual, a Don Hugo del Carril cuando me deja entre pecho y espaldaeste tanganazo que me pone a soñar a orillas del Río de la Plata:

 

EL VINO TRISTE

TANGO - Autores: JuánD’Arienzo

Manuel Moreno

Canta: HUGO DEL CARRIL

 

 

DICEN LOS AMIGOS                       DICEN LOS AMIGOS

QUE MI VINO ES TRISTE              QUE NO SOY EL MISMO

QUE NO TENGO AGUANTE             QUE HOY EN CUANTO BEBO

YA PARA EL LICOR                         ME DÁ POR NO HABLAR

 

QUE SOY UN MALETA                    POR ARRINCONARME

QUE YA NO RESISTE                     CON MI PESIMISMO

DE LA CAÑA BRAVA                        Y QUE MUCHAS VECES          

NI EL MACHO SABOR                     ME HAN VISTO LLORAR

 

Y ES QUE YA SE HA MUERTO         Y NO SABEN ELLOS

TODO LO QUE EXISTE                   QUE NO ES LA BEBIDA

Y ENTRE COPAS QUIERO                SINO QUE ME FALTAN

MATAR MI RENCOR                        EL AIRE Y LA LUZ

 

SIEMPRE ESTOY BORRACHO          EN EL ALMA LLEVO

DESDE QUE TE FUISTE                 SANGRANDO UNA HERIDA

SIEMPRE ESTOY BORRACHO          Y VOY POR LA VIDA

PERO ES DE DOLOR                        CARGANDO MI CRUZ

 

AMIGOS:                         AMIGOS:

A TODOS PIDO PERDÓN         A TODOS PIDO PERDÓN

SI AMARGADO Y TRISTÓN             SI AMARGADO Y TRISTÓN

LAGRIMEANDO ME VEN          LAGRIMEANDO ME VEN

 

QUIERO DOMAR MI EMOCIÓN              QUIERO DOMAR MI EMOCIÓN

PERO AFLOJO TAMBIÉN         PERO AFLOJO TAMBIÉN

COMO TODO VARÓN                       COMO TODO VARÓN

 

AMIGOS:                                 AMIGOS:

CUANDO SE TIENE UN PESAR                CUANDO SE TIENE UN PESAR

DENTRO DEL CORAZÓN                  DENTRO DEL CORAZÓN

NO SE PUEDE EVITAR                    NO SE PUEDE EVITAR

 

QUE EL VINO SE VUELVA               QUE EL VINO SE VUELVA

PESADO Y LLORÓN                 PESADO Y LLORÓN

COMO EL TRISTE ALETEAR            COMO EL TRISTE ALETEAR

DE MI CANCIÓN                     DE MI CANCIÓN

 

                                                      

                               FIN                         

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: