Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

¿AVANCE - RETROCESO?

¿AVANCE - RETROCESO?
ENTRE EL 20 JULIO DE 1969 Y EL 12 OCTUBRE DEL 2010

Oscar Robledo Hoyos *
 
“La luna ya está en el bote” se oye una voz que viene del espacio sideral.  Se calcula que quinientos millones de espectadores asisten virtualmente a este hito de la historia. Apolo 11 llega a la luna el veinte de Julio de 1960. Neil Armstrong sale de la nave y pone por primera vez el pie de un humano fuera de la tierra. Los periódicos compararon la hazaña con la realizada por Cristóbal Colon. Todo el mundo estaba, por primera vez en la historia de la humanidad, asistiendo por televisión a un hecho transcendental y común que nos hizo sentir hermanos a mongoles con pibes argentinos, africanos con rubios ingleses.


Y hoy Florencio Ävalos llega a la superficie a bordo de la capsula Fénix. “Vamos subiendo hasta llegar a la superficie”, dice alguien con acento chileno. Voces confundidas en el entusiasmo general. El niño llora la llegada de su padre. “Bravo”… Silbidos. Aplausos. Esta vez la imagen derrota el significado de las palabras y las voces. ¡No hay nada inteligible o inteligente, es todo emoción! Todo es un haz de vida y felicidad. Nuevamente aplausos. Abrazo prolongado con el Presidente Piñera, ¿No será que esos golpes sobre las costillas pongan al minero a echar sangre por la boca? Finalmente Ursúa, el jefe, llega a la superficie. El presidente sigue allí con su esposa, infatigable, sonriente, emocionado.


Estos acontecimientos son emblemáticos por señalan una meta alcanzada por la comunidad internacional o lo que es lo mismo, por la humanidad. El Primero los avances de la ciencia y la tecnológÍa al servicio de la conquista del universo. El segundo los avances de la tecnología al servicio de una causa prioritaria: la salvaguardia de la vida humana como patrimonio de la humanidad. De inmediato viene como por contraste, ¡Qué pena! la memoria  de la Operación militar que se montó contra el Cuartel General de las Farcs en Colombia. Se viene encima porque de ello hace pocos días. ¡Cuán distinta la hazaña de los mineros de Chile de la Operación Sodoma de Colombia que puso fin a los días del Mono Jojoy de las Farcs en las montañas de la Macarena! Frente a la contundencia del golpe se transmitió al mundo la sensación de gloria y satisfacción por el exterminio de vidas humanas de lado de la guerrilla. Rodrigo Rivera, ministro de Defensa expresó: “Por parte nuestra señor presidente sufrimos cinco heridos y una baja, una perrita de nombre Sasha, anti explosivos, que es la única baja de nuestras fuerzas que se registra en esta operación”.


William Ospina reaccionó valientemente por ese momento en que se puso por encima de la vida de treinta guerrilleros colombianos la de una bella y abnegada perrita a la que se rindieron homenajes simbólicos de Gran General de la República. Dice, “Yo sé que quieren que nos alegremos con la muerte del Mono Jojoy…. Yo no me alegro. No me alegra la muerte de nadie. Pienso que todos esos monstruos (se refiere a Pablo Escobar, Sangrenegra, Tiro Fijo, Desquite, Efraín González, etc.) no fueron más que víctimas de una sociedad injusta hasta los tuétanos, una sociedad que fabrica monstruos a ritmo industrial, y lo digo públicamente, que la verdadera causante de todos estos monstruos es la vieja dirigencia colombiana, que ha sostenido por siglos un modelo de sociedad clasista, racista, excluyente, donde la ley “es para los de ruana”, y donde todavía hoy la cuna sigue decidiendo si alguien será sicario o presidente”. (Ver Columna, El viejo remedio, El Espectador, 2 Octubre 2010)


Así es como la guerra ha distorsionado en el caso colombiano, en contravía de las dos hazañas mencionadas, el sentido de la vida y la dignidad del hombre. La humanidad va a reculones en la historia. Cuando un día casi que alcanza la gloria al siguiente se viste de sangre como bestia carroñera retrotrayendo a miles de años su tránsito hacia valores más altos y universales.

El hombre definitivamente, como decía Pascal, es un arcano, una caña mecida por los vientos huracanados de su propia historia.
 
*.  Sociólogo.


Manizales, Octubre 12 de 2010.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: