Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

“SEÑOR: USTED HA SIDO ESCOGIDO….”

Por Carlos A. Valencia O.


“SEÑOR: USTED HA SIDO ESCOGIDO….”(235)

 

La llamada telefónica llega inesperadamente.  Una dulce voz de mujer, entrenada previamente para capturar incautos, deja oir una sinfonía de halagos y dulces entonaciones.  Las sirenas que trataron de seducir a Ulises en su regreso a Itaca nunca fueron tan convincentes:

 

-        Muy buenos días.  ¿Es el teléfono 0328134457887?

-        Esteee… sí…sí.  A sus órdenes.  Habla con Ramsés Leonardo.

-        Don Ramsés: usted acaba de ser escogido como nuestro vi-ai-pí del día.

-        Perdón señorita: ¿Qué he sido escogido como… como qué?

-        Nuestro VIP que quiere decir nuestro “Muy Importante Personaje” del día de hoy.

-        ¿Y ese honor tan inmerecido a qué se debe señorita?

-        Porque usted es un cumplido usuario de nuestras Tarjetas de Crédito Super Plus Tres Equis, lo que le dá el derecho a recibir un premio en una de estas tres oportunidades: Una rasuradora eléctrica Marca “Gato” lo último en el mercado, o una Licuadora Marca “Cocodrilo” con diez velocidades para adelante y una de reversa con “Taimer” incluído o en último caso un viaje a San Andrés Isla para usted y otra persona durante cuatro días y 3 noches todo completamente pago.  Usted escoge don Ramsés.

-        ¡Uy… eso es una bacanería!  Y dígame: ¿Si escojo uno de estos premios, cuando lo puedo hacer efectivo?

-        Naturalmente don Ramsés que primero tiene que llenar unos poquitos requisitos.  Tenga la bondad de coger papel y lápiz y apuntar: 1º. Número de su tarjeta de Crédito. 2º. Cédula de Ciudadanía. 3º. Fecha de nacimiento y posible fecha de deceso (lo más aproximada posible) 4º. Estado Civil: si casado por la iglesia, unión libre o por el canasto. 4º. Es heterosexual u homosexual. 5º. Tiene casa propia o alquilada. 6º. Sus entradas fijas mensuales. 7º. Sostiene a otras mujeres fuera de su esposa legítima. 8º. Marca y Modelo de su carro particular. 9º.  Ha volado usted en helicóptero sobre el mar. 10º. Es acrofóbico o agorafóbico. 10º. Cuántas veces se afeita a la semana. 12º. Usa calzoncillos Boxer o los tradicionales. 13º. Tiene usted….

-        Espere un momentico señorita.  Primero dígame cual es su nombre.

-        Me llamo Leidy Yohana Anorexia Coca, a sus órdenes.

-        ¡Aaaah muy bien doña Leidy Yohana Anorexia.  Déjeme respirar un momento y luego continuamos.  Estoy demasiado emocionado con esta oferta.

-        Sí… claro don Ramsés, no faltaba más.  Lo que usted diga.

 

Don Ramsés aprovecha estos segundos para pensar, reorganizar sus ideas y hacer una llamada soto voce con su celular.  Le dá la impresión que lo están tumbando, pero quién se resiste a esa voz tan sexy  además de convincente.  Pero recuerda lo que decía su tío Gusifredo, que en paz descanse, quien era un tipo muy inteligente y suspicaz: “De eso tan bueno no dan tanto, mijo”.  Tomó una gran bocanada de aire y volvió a enfrentarse con la irresistible voz de Leidy Yohana Anorexia:

 

-        Bueno señorita: permítame le pregunto porque este negocio parece interesante y yo quiero estar muy bien informado.

-        ¡Claro don Ramsés.  Usted está en todo su derecho de saberlo todo.  Diga usted. (¡Já… cayó el marranito!”)

-        Primero vamos al grano doña Leidy.

-        Sólo dime Leidy Yohana, Amor.

-        Como tú quieras Leidy Yohana AMOR.  ¿Díme qué me vas a ofrecer, Mi Vida,

-        Tesorito, es una oferta que sólo se la hacemos a muy pocos vi-ai-pís y tú eres uno de ellos.  Se trata de un negocio de tiempo compartido en una prestigiosa cadena de hoteles en todo el mundo.  El Club se llama “Media Tierra Para Ti”

-        ¿Y qué voy a hacer yo con todo ese montón de terreno a mi disposición?

-        No seas Bobito, Mi Cielo.  Es un grupo poderosísimo de hoteles alrededor del mundo que se encarga de vender tiempo compartido para vacaciones.  Tienes derecho, Mi Amor, a pasar dos semanas al año en una suite presidencial, sin tener que pagar ni un solo centavo por alojamiento, comida o transporte porque tú eres propietario del sitio a perpetuidad.  Lo único que tienes que hacer es darme el número de tu Tarjeta de Crédito Super Plus Tres Equis, te cargamos una pequeñísima suma por sostenimiento y ¡Listo! Puedes hacer uso de nuestros servicios exclusivos.

 

(Esto está muy bueno con este super-churro que me quiere dejar en la inopia.  Pero ella no sabe con qué clase de hi…ndividuo se está metiendo.  ¡Sigamos dándole coba!)

 

-        Pero mi Tesoro: ¿ustedes no estarán perdiendo mucho dinero con un negogio que parece poco rentable?

-        (¡Ay mamacita: ahora sí cayó redondito el pendejo este.  Ya me hice el día!) No Mi Vida.  Lo que pasa es que nuestro negocio se hace a base del volúmen de usuarios y como es un servicio tan espectacularmente bueno, pues tenemos muchas personas adscritas alrededor del mundo.  Mejor dicho: no damos abasto recibiendo solicitudes.  ¿Entiendes Mi Amor?

-        ¡Claro, claro Mi Terroncito de Azúcar!  Y sabes una cosa: me has convencido.  Espérate un momentico yo busco mi tarjeta de Crédito Super Plus Tres Equis. ¿Tienes inconveniente en esperar un minuto mientras abro la gaveta de mi escritorio y encuentro esa berraca tarjeta que ayer utilicé para hacer un retiro de siete millones de pesos.  Estoy muy ansioso de hacer negocios contigo.  Me has convencido, Negrita.

-        Claro que no, Amorcito Corazón.  Tómate todo el tiempo que necesites para encontrar tu tarjeta.  Y a propósito Mi Vidita: ¿No te gustaría que nos encontráramos en alguna cafetería o un lugarcito discreto y cerrar otros negocios… digamos… otras actividades?

-        Estaba esperando que me dijeras eso, Corazón.  ¡No vayas a colgar que ya vuelvo contigo!

-        Ni de riesgos Mi Bombón.  Aquí estaré esperándote. (¡Qué suerte la mía.  Si este tonto hace retiros de 7 millones es que tiene una capacidad de por lo menos otros veinte.  Encontramos el marrano para la nochebuena!)

-        Bueno queridita. Apunta bien este número que voy a darte.

-        Perdona… perdona, Corazón.  Están tocando a mi puerta.  Creo que es mi Jefe que viene a supervisarme.

-        No Mamita: es la policía a quien llamé por mi celular, ya que lograron descifrar desde dónde estás llamando porque hacía días que te estábamos siguiendo la pista para ponerte tras las rejas, Mi Dulce Estafadora.  Ábreles la puerta pronto o te la tumban porque han recibido mis instrucciones de su Jefe inmediato Tulio Hostilio García, a tus órdenes.  Que tengas un felíz día en la cárcel, Mi Tesoro.  Nos vemos dentro de un rato.

-        Oye… pero tu nombre no es Ramsés ¿O sí?

-        Nooo… qué vá mi vida.  Ramsés era un famoso faraón Egipcio.

-        Pero tampoco Tulio Hostilio ¿o sí?

-        Nooo… qué vá Mi Cielo.  Ese era el nombre de uno de los primeros 7 Reyes de Roma.

-        ¿Y por qué te pusiste esos nombres tan históricos?

-        Porque como buen detective que soy me gusta desentrañar misterios.  ¿Pero tú no te llamas Leidy Yohana Anorexia, Mi Amor?

-        Noooo…. Mi nombre es Mata Hari Jaramillo.

-        ¿Cómo la espía que fusilaron los Franceses en la Primera Guerra Mundial?

-        Exacto, Mi Cielo.

-        Y ese apellido de Anorexia, ¿por qué?

-        Porque soy un poquito flaca pero soy muy linda.

-        Y muy modesta también.

-        Cortemos la conversación porque quién llegó no fue la policía sino mi jefe a avisarme que esos hombres todavía se encuentran  a muchas cuadras de distancia lo que nos dá tiempo de dejar el rastro frío, Mi Amor.

-        ¡Oye… oye!  ¿Cómo se llama tu jefe?

-        Se llama Sherlock Holmes Buriticá.

-        ¿De verdad se llama así?

-        Elemental mi querido Watson: igualitico así como tú te llamas Ramsés y Tulio Hostilio y yo Leidy Yohana y Mata Hari.  Así que mi Amor: nos vemos en cualquier libro de Agatha Christie un día de éstos.  ¡Adiós!

-        ¡Adiós!  (¡Hasta inteligente resultó la vieja ésta!  Bueno: otra vez será)

 

¿Cómo les pareció mis amigos el “maní” que acabamos de contar?  Les confieso que cuando empecé a escribir este relato no tenía ni la más mínima idea cómo iban a terminar las cosas.  La verdad es que la imaginación y la inspiración verdaderamente son algo maravilloso, yo las considero un regalo de Dios.

 

NOS VIMOS.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: