Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Uribe, de vacaciones

 

Por Fray Augusto

 

El presidente Álvaro Uribe Vélez se tomará merecidas vacaciones a partir del siete de agosto en la noche gracias al fallo de la Corte Constitucional que encontró todo un popurrí de triquiñuelas de dudosa gramática en el trámite de la aprobación del referendo reeleccionista.

 

Desde el 5-0 de Colombia a Argentina en fútbol, no se conocía una paliza similar: la Corte mandará a la ducha  a Uribe por marcador de 7-2. Los votos a favor del referendo fueron de su parcero, Jorge Pretelt, y de su ex cerebro jurídico, Mauricio González, presidente de la corporación.

 

La oposición está que invita a trago, viejas y caviar a los siete magníficos que con su fallo le abren el camino a otros ingenios criollos que esperan su turno al bate para cambiar el país.

 

La familia presidencial – a espaldas de papá Álvaro- se limitó a lanzar un silencioso suspiro de felicidad que se oyó en todo el ámbito del barrio Las Cruces, donde viven. De inmediato empezó la empacada de corotos.

 

El ministro del interior, Fabio Valencia, y sus conmilitones de la coalición se buscaban afanosamente para devolverse abrazos, sonrisas, ironías, sarcasmos palmaditas y besos de felicitación que se dieron la noche de la aprobación anómala del referendo. La televisión reprodujo escenas de la sesión en que fue aprobado el referendo. El que ríe de último...

 

El ideólogo del referendo, José Obdulio Gaviria, noqueada por el fallo, empezó a reunir material para lucirse como el Stefan Sweig de los activistas de la bigornia. Por lo pronto los nombres de la banda los tiene apuntados en un papelito.

 

El Procurador Ordóñez volverá a la Facultad de Derecho para actualizar conocimientos.  La Corte le pasó cuenta de cobro por admitir que algo olía muy mal en el referendo pero que había que seguir adelante.

 

El fallo sorprendió a Uribe a cero metros sobre el nivel de charco, en Barranquilla, donde dijo que seguirá sirviéndole al país desde cualquier burladero.

 

Fue su forma de notificar, “Uribe et orbi”, que hay  Álvaro  para rato. A cambio, le tocará pagar arriendo y mercar, como cualquier hijo de vecino.

 

Aun en el revés, el hombre fuerte del Ubérrimo tiró línea y ordenó en su primera reacción, además de acatar el pronunciamiento,  que en lugar de arriar sus banderas, se mejoren.

 

De inmediato, el exministro Juan Manuel Santos se sintió aludido.

También asumió que el asunto era con él, el clon del presidente, el “agroseguro” Andrés Felipe Arias – avatar de Uribe- quien casi nos regala con una furtiva lágrima por el revés sufrido. “Arias es mi versión mejorada”, dijo Uribe, en un intento por repartir guiños: el del ojo derecho para Juanmanuel, el izquierdo para su clon.

 

Santos había hecho votos porque la Corte aprobará el referendo, pero eran superiores sus ganas de que se cayera. La Corte también le dio gusto. En reciprocidad, Santos – para quien perder es ganar- le regaló al país su equívoca sonrisa que uno no sabe si va o viene.

 

Sin excepción, los demás candidatos a salvar la patria, interpretaron a su acomodo la nocturna cartilla de la Corte.

 

Noemí Sanín le gastó llamada a España a su amor primermundista, para asegurarle  que la gran ganadora es ella por cuanto en la consulta goda volverá ripio a Uribito. Luego se desembarazará de Santos quien tiene más ganas que votos, según “analistas” sin oficio, incluido quien redacta estas líneas. “Javi mío, prepárate para ser primer damo, joder”, le dijo antes de colgar.

 

El 8 de agosto, el presidente amanecerá con el INRI de ex en su hoja de vida. Como en Colombia los expresidentes duran más que los presidentes, Uribe se sentirá en su salsa. Cada día se reelegirá por inercia, sin necesidad de rebasar topes electorales, inventar quórum en las madrugadas, propiciar abyectos transfuguismos, ni cambiar textos para perpetuar al príncipe. Y perpetuarse ellos, claro.

 

A partir  del fallo, Uribe podrá aspirar a la presidencia de alguna sociedad de elogios mutuos o a la Alcaldía de la Ciudad de Hierro...


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: